domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaOcho profesiones temen ser sustituidas por robots en 20 años
El 43% de los economistas también lo piensan

Ocho profesiones temen ser sustituidas por robots en 20 años

Marga Peñafiel
La maquina sustituirá a los hombres. La revolución industrial del siglo XIX trajo consigo la percepción de que una maquina bien vale más que dos manos. Hoy en día, con la revolución de los nuevas tecnologías, las impresoras 3D, la innovación y la creación de objetos futurísticos hay quien piensa que será sustituido por un android o un contestador automático. Teleoperadores y contables, auditores y comerciales son los que más sufren estas pesadillas.

El periódico británico The Economist ha publicado una noticia sobre la destrucción de empleo a causa de el desarrollo tecnológico aplicado al mundo laboral. Los datos, extraidos del estudio realizado por la Universidad de Oxford titulado "The future of employment: How susceptible are jobs to computerisation?" (El futuro del empleo: ¿Cómo de susceptuble son los trabajos a la computerización?), despuestán que el 99% de las personas que trabajan en telemarketing o teleoperador considera que en el futuro una maquina les sustituirá en su labor.

Los segundos en la lista son los contables y auditores, donde el 94% apoya la teoría de que un objeto animado con inteligencia artificial ocupará su silla en el despacho. Lo mismo piensa el 92% de los comerciales. 

En el segundo grupo de profesionales que temen por su empleo, destacan los creadores de contenido o técnicos de escritura. Su trabajo consiste en escribir oi general textos, generalmente para las páginas webs, de forma que, además de aportar una información relativamente interesante para los usuarios, las sitios en Internet estén constantemente actualizados. Así, un trabajo que muchos consideran autómata, posee el 89% de las percepciones de que un programa informático hará lo mismo que sus trabajadores

Un gran número de agentes inmobiliarios y mecanógrafos vivien con el pensamiento de que sus obsoletas facultades pueden ser sustituidas por un modelo más nuevo y funcional. En concreto el 86 % y el 81 %, respectivamente.

En el último grupo, aquellos que todavía superan el 50%, aparecen los maquinistas y los pilotos de aviones comerciales, quienes el 65% y el 55% apuestan por que ya no habrá ningún ser humano al mando de estos medios de transporte. 

Los economístas también sufren

El 48% de los economístas también consideran que los robots podrían sustituires en su joranda laboral. Pese a que se viven tiempos donde la crisis ha hundido a Naciones, sociedades y familias, los profesionales de este sector opinan que la inclusión y los avances tecnológicos matarán al economista de carne y hueso.

Muchas de los profesiones que más temen por ser apartados en un ricón son de cara al público: Comerciales, agentes inmobiliarios, teleoperadores… son trabajos en los que la cercanía y el contacto humano son la clave del éxito. Al igual que profesiones más intelectuales como los economístas, donde un racionamiento objetivo podría vaticinar los comportamientos de los mercados para evitar catástrofes; o profesiones que requieren capacidad de respuesta para mantener la seguridad, como son los puestos de piloto y maquinita.

 Pese a todo, la rapidez con la que el desarrollo tencológico están introduciéndose en nuestras vidas ha sido capaz de hacer dudar a trabajadores de su capacidad única para realizar su empleo. ¿Podrá ser cierto que la inteligencia artificial es capaz de matar al hombre?

De interés

Artículos Relacionados