martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPacto educativo y Cataluña, únicos apoyos del PSOE a Rajoy
Los Presupuestos, descartados, y más por el temor a Sánchez

Pacto educativo y Cataluña, únicos apoyos del PSOE a Rajoy

Redacción
La gestora del PSOE, temerosa como los partidarios de la candidatura de Susana Díaz del empuje de Pedro Sánchez, limitará sus apoyos al Gobierno de Rajoy al pacto educativo y a Cataluña. El exlíder reaparece esta tarde. Por eso Rajoy asume que el PSOE no le apoyará para aprobar los Presupuestos 2007. Entre tanto, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, reconoce que el Ejecutivo central y la Generalitat están manteniendo encuentros y conversaciones constantes "a todos los niveles"

Este es el principal tema de política nacional este lunes. Varios diarios digitales y LA VANGUARDIA easeguran que el Gobierno intentará por todos los medios sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado, pero asume ya que, sin el apoyo del PSOE, será muy difícil. El presidente Mariano Rajoy, parece resignado a que no se aprueben las cuentas públicas, aunque al menos tiene un techo de gasto y unos objetivos de estabilidad y déficit aprobados, con sus consiguientes medidas, que quizá permitan al Ejecutivo cumplir sus compromisos con Europa. Uno de los escollos que se ha encontrado el Gobierno a la hora de emprender la negociación de los PGE, tanto con Ciudadanos como con el PSOE o el PNV, socios preferentes para esta misión, ha sido que el 72% del gasto ya está comprometido en partidas referidas a "gasto social," por lo que el margen de maniobra para negociar ha sido mínimo.

El Gobierno, según ABC, quiere involucrar a todos los grupos parlamentarios en la aprobación de los Presupuestos Generales, ya que, como subraya una y otra vez el presidente, la estabilidad de España es "responsabilidad de todos". En esa línea, el Ejecutivo ha advertido de que si no se aprueban las cuentas públicas, no podrá cumplir, entre otras cosas, el acuerdo de investidura que el PP firmó con Ciudadanos a finales de agosto. Por su parte, desde la formación que lidera Albert Rivera se ha incrementado ya la presión sobre el PSOE para que no se desentienda del proyecto.

También sobre este asunto, EL PAÍS señala que el PSOE no firmará ningún acuerdo de calado con el Gobierno de Mariano Rajoy, incluido los Presupuestos, hasta que no se resuelva su liderazgo y apruebe su proyecto político en las primarias y en el congreso que los socialistas celebrarán en mayo y junio. La fractura interna que vive la formación aconseja a su comisión gestora extremar la distancia con el Ejecutivo toda vez que los dos candidatos actuales, Pedro Sánchez y Patxi López, reprochan a la dirección provisional sus acuerdos con el PP. El pacto educativo, añade el diario, será la excepción y tampoco se inhibirán del conflicto con Cataluña.

CINCO DÍAS indica, por último, que el Gobierno ha ofrecido al PNV cerrar la central nuclear de Garoña siempre que, a cambio, apoye la aprobación de los Presupuestos. Tras el dictamen favorable del Consejo de Seguridad Nuclear a la reapertura de la central, el Ministerio de Energía tiene seis meses para decidir si cierra la central o no. Los nacionalistas vascos, dice el diario, mantienen una cruzada histórica contra la "vieja central" situada entre Burgos y Álava.

Rajoy y Cataluña, dispuestos otra vez a negociar 

Por su parte, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, aseguró que el Ejecutivo central y la Generalitat están manteniendo encuentros y conversaciones constantes "a todos los niveles", aunque no se hagan públicas. "Las conversaciones, los encuentros, se producen, y a veces son públicas pero no siempre. De hecho, para que las cosas se puedan hablar con la serenidad que requieren, hacerlas públicas lo dificulta", señaló en una entrevista en la televisión autonómica TV3, en la que desveló que estas reuniones se han llevado a cabo en las cuatro capitales catalanas: Barcelona, Lérida, Tarragona y Gerona. Millo reiteró la oferta de diálogo hecha por el Gobierno a la Generalitat y celebró que se estén llevando a cabo reuniones entre ambas administraciones: "El diálogo existe y estamos trabajando para encontrar un camino de salida, que no es el referéndum. El Gobierno de España trabaja constantemente para evitar que se convoque un referéndum ilegal", señaló el delegado del Ejecutivo, que también dejó la puerta abierta a aplicar el artículo 155 de la Constitución, que suspende la autonomía, "si no hubiera más remedio".

En respuesta, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aseguró que "no existe ningún tipo de negociación, ni privada ni oficial". "Y créanme, ya nos gustaría", añadió desde Narbona (Francia), donde asistió a un encuentro con la presidencia de la región de Occitania. Puigdemont se mostró muy crítico con la denominada operación diálogo, algo que, indicó, "es como el Espíritu Santo: todo el mundo habla de ello pero nadie lo ha visto". Además, dejó claro que si no se ha reunido ya "formalmente" con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "no es por culpa de mi agenda".

En la misma línea, la consejera de Presidencia de la Generalitat, Neus Munté, aseguró que la Generalitat no ha recibido del Gobierno "ninguna oferta de diálogo ni ninguna propuesta de sentarse y hablar como personas civilizadas como en un estado democrático tiene que ser". "Lo único que recibimos son amenazas de inhabilitación y que el diálogo se tiene que limitar a hablar de lo que ellos quieren", subrayó en declaraciones a los medios durante la celebración de un acto en Lérida. Según la portavoz del Govern, las 46 demandas que el expresidente catalán Artur Mas presentó a Rajoy hace dos años "están intactas en su incumplimiento". EL PAÍS señala hoy en su portada que la Generalitat desconfía de las propuestas que pueda plantear. Tanto a Puigdemont como a Munté "les gustaría iniciar el diálogo" con el Ejecutivo de Mariano Rajoy, "aunque ambos dejaron claro que no renunciarán a la celebración del referéndum sobre Cataluña que el Gobierno central rechaza de plano".

La propuesta que elabora Rajoy, según avanzaba EL PAÍS el domingo, se centra en las 45 reivindicaciones que le trasladó Puigdemont hace casi un año, pero excluye el referéndum unilateral que quiere convocar en 2017. Desde que Rajoy empezara su segunda legislatura al frente del Ejecutivo, se han multiplicado las visitas a la comunidad de ministros y, en especial, de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien hoy volverá a Barcelona para asistir a la entrega de los Premiso Empresa del Año de EL PERIÓDICO, en la que coincidirá con el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras.

Maillo: "Podemos hablar de todo, nunca de referéndum"

En este contexto, el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, descartó que el Gobierno central pueda negociar con la Generalitat la celebración de un referéndum sobre la independencia de Cataluña: "Podemos hablar de todo, sí, pero nunca vamos a hablar de referéndum, división e independencia". "El Gobierno de España, que se dirige y mira a los ojos a todos los catalanes, les está diciendo la verdad", afirmó en un acto del PP catalán celebrado en Alcover (Tarragona), en el que acusó a los independentistas de mentir con sus argumentos. "Hacen creer a muchos ciudadanos lo que saben perfectamente que no puede ser, lo que saben que no es posible", insistió el dirigente popular

De interés

Artículos Relacionados