domingo,5 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónPanorámica de los panoramas
O: el panóptico en panóptico.

Panorámica de los panoramas

Vanity Fea
Agustín Sánchez Vidal invita a reflexionar sobre las tecnologías que acompañan a las "Genealogías de la mirada". Los experimentos de perspectiva global o totalizadora del siglo XIX culminan, cien años más tarde, en los actuales desarrollos de la visión global en red.

He estado en la tercera de las interesantísimas conferencias de Agustín Sánchez Vidal, "Genealogías de la mirada", sobre tecnología, perspectiva y artes visuales en la modernidad temprana. Aquí puede verse una panorámica del ciclo. La anterior conferencia iba sobre el mundo nuevo, los dioramas y otros artilugios de falsa perspectiva antes del cine; la conferencia de hoy iba sobre los panoramas, en el sentido original del término, por ejemplo el colosal globo de Wyld en Leicester Square.  Los panoramas como espectáculo de masas precedieron a los cines, y se extinguieron como los dinosaurios. Aunque alguno queda traspapelado por ahí.

Los panoramas los ha asociado Sánchez Vidal no sólo al desarrollo de la tecnología visual y de la arquitectura moderna (de vigas de acero, cristal, etc.) sino también al imperialismo y al deseo de obtener una visión global sobre el mundo y los imperios desde una alta perspectiva dominante. Una topsight a la vez literal y metafórica, vamos.  (Sobre esta cuestión de la perspectiva dominante o topsight he escrito diversas cosas, pero para qué andarse con chiquitas, vayamos directamente a esta que habla de total topsight).  También ha salido a colación, cómo no, el panóptico de Bentham, ese arquetipo de la visibilidad racional convertida en pesadilla totalitaria.

A mí me sugerían estas imágenes panorámicas y estas tecnologías el punto de vista que otro desarrollo paralelo a esta tecnología de los panoramas es la compleja escenografía teatral del XVIII y del XIX, y su afición por la magnificencia y las falsas perspectivas ilusionistas, con transición entre la realidad y la pintura.  Por ejemplo puede leerse aquí sobre el tipo de escenografía propuesta por Henry Irving y Beerbohm Tree en la segunda mitad del XIX.

 Es una cuestión ésta que viene de más lejos, claro, como puede verse en los diseños escénicos de las mascaradas y de las primeras óperas en el siglo XVIII. Aquí se ve una versión modernizada, en homenaje a ese tipo de escenografía, en Dido y Eneas de Purcell, por Le Poème Harmonique.

Ha mencionado Sánchez Vidal, como analogía más reciente de estas cuestiones, Google Street View. Y en una pregunta-comentario al final de la confrencia he redundado en ello, especulando que esta tecnología del parorama cada vez más inclusivo ha ido a derivar hacia el tratamiento informático de la visión, y la globalización de la Red. Google Earth, Google Maps, y Google en general son a la vez el espectáculo del panorama global, a tamaño mundial, y con la información centralizada a escala planetaria, combinando satélites, ordenadores, e fotografía e información geolocalizada. Google Maps o Google Earth son el panorama final, en el que convergen no sólo las imágenes sino todo tipo de información—texto, comentario, interacción de los espectadores…  Y Google en su conjunto (o Google como metonimia de Internet) es el gran Ojo Panóptico de la información mundial—en imágenes, en vídeo, en texto y en mapa del planeta, a regular Googlebot indeed, striding the world like a Colossus.

Google es un panóptico, pero también un panorama ilusionista o panóptico invertido—nos da la ilusión de ver, a veces muy vívida y hasta real, qué duda cabe—pero nos oculta el reverso de esa información recibida, que es la que enviamos nosotros. A Google le pagamos en datos, decía hoy Ana Gascón en su conferencia sobre protección de datos en el congreso de Japón y el Individuo. Creemos que vemos "con" Google, pero Google nos ve a nosotros de una manera mucho más eficaz (como el Gran Hermano, vuelto a invertir y reconvertido de espectáculo panóptico para masas al espía dentro de casa—delante de ti, hypocrite lecteur.

Podría servir perfectamente como emblema de Google Earth como Panorama Panóptico Universal, o del Google Eye que nos observa y nos espera, la imagen de Odilon Redon elegida por Sánchez Vidal para ilustrar la conferencia de hoy, "Ojo globo":

Otra línea de reflexión apuntada por Sánchez Vidal en la conferencia de hoy, y que nos lleva a la Perspectiva Total por otra vía.

Ha mencionado la teoría de la evolución de Darwin como una teoría en cierto modo también panóptica, proporcionando un nuevo paradigma totalizador, y a la vez asociada al desarrollo imperial de la visión global—posibilitada tanto por el viaje cartográfico y de reconocimiento del Beagle, como por la centralización de especímenes biológicos en el invernadero de Kew Gardens—otro edificio por cierto de acero y cristal, que prefigura toda la arquitectura moderna ya a mediados del XIX.

Bien, pues podemos añadir que la teoría de la evolución tal como la formulan Darwin, Spencer y sus contemporáneos, y también tal como la formulan los actuales proponentes de la Big History, del evolucionismo cosmológico, sirve como un punto de vista global que unifica espacio y tiempo. Junta todos los espacios y ordena todos los tiempos en un proceso unificado global, perceptible y comprensible desde la topsight del pensador evolucionista, una atalaya perspectivística que ofrece un panorama panóptico sobre la realidad—sobre todos los objetos reales y sus historias y génesis, y también sobre todos los objetos imaginarios que han generado las ideologías y sueños de la razón de los hombres.

Es una gran perspectiva narrativa, la historia de todo, a la que estamos anclados—lo queramos o no, lo sepamos o no.

De interés

El árbol de la vida

El origen del Planeta de los Simios

La Piel que Habito

Artículos Relacionados