jueves,30 junio 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaEconomía y empleoPatronal y sindicatos no repartirán las subvenciones para la formación
Luz verde a la Granría Juvenil

Patronal y sindicatos no repartirán las subvenciones para la formación

Marga Peñafiel/ Redacción
Patronal y sindicatos no decidirán por primera vez el reparto de las subvenciones para cursos de formación a ocupados. El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica la convocatoria de ayudas de 2014, más abierta a la libre competencia y en la que por primera vez patronales y sindicatos no serán miembros del órgano colegiado que adjudica las ayudas a las que ellos mismos optan.

 El órgano colegiado tendrá cinco vocales designados directamente por el Servicio Público de Empleo Estatal entre su personal funcionario. Aunque la Fundación Tripartita podrá decidir una resolución provisional a la vista del informe del órgano colegiado, será la directora general del Servicio Público de Empleo Estatal quien resolverá el procedimiento de forma definitiva.

Las condiciones de la convocatoria, aprobada por el Servicio Público de Empleo (SEPE), implican un avance hacia el nuevo modelo de formación profesional prometido por el Gobierno y que desde hace meses se está negociando con los agentes sociales.

Según su preámbulo, se trata de "la última convocatoria de un escenario de transición", que abre en torno a la mitad del presupuesto total, de cerca de 139 millones de euros, a líneas de formación a las que podrá optar cualquier centro de formación acreditado en las mismas condiciones que las organizaciones empresariales y sindicales.

De esta forma, las subvenciones ya no se repartirán mayoritariamente entre las patronales y los sindicatos más representativos a nivel estatal, algunos de los cuales están siendo investigados por presunto fraude en el uso de estos fondos.

La reforma laboral de 2012 ya recogía la posibilidad de que los centros y entidades de formación participaran directamente en el sistema de formación profesional para el empleo, lo que llevó a que en las convocatorias de 2012 y 2013 hasta un tercio de las líneas de formación se abrieran a la libre concurrencia.

Otras novedades significativas son la limitación del pago anticipado al 50% del importe de la subvención -cuando hasta ahora se adelantaba el cien por cien-, la restricción de la subcontratación también al 50% y la eliminación de la posibilidad de financiar planes cuya ejecución hubiera comenzado con anterioridad a la concesión de las ayudas.

Como complemento para la lucha contra el fraude la convocatoria recoge que está prevista la creación dentro de la Inspección de Trabajo de una unidad especializada en el seguimiento y control de los cursos de formación, así como un régimen sancionador que impida volver a trabajar con la administración pública en el ámbito de la formación cuando se incumpla la legalidad.

Además, los requerimientos de solvencia técnica y financiera que se exigían a los centros de formación se extienden a todos los solicitantes, se pide documentación adicional para la comprobación de los requisitos, se elimina la posibilidad de justificar mediante informe auditor y se incrementa el porcentaje de seguimiento y control que realizan los propios beneficiarios del 5% al 10%.

El Congreso da luz verde a la Grantía Juvenil

El Congreso dará hoy luz verde al Fondo de Grantía Juvenil, destinado a aquellos jóvenes que ni estudian ni trabajan con el objetivo de que puedan contruir un futuro en el que ganarse la vida. Se trata de un programa impulsado por la Unión Europea que busca que los jóvenes parados realicen prácticas o reciban formación en el plazo de cuatro meses desde que se inscriban.

Pese a la petinición de la oposición, este fondo esta limitado a los mayores de 16 años y los menores de 25 y no se ampliará hasta los 30.

El proyecto, conocido popularmente como "macrodecreto", que ocupa 117 páginas y modifica 26 leyes de nueve ministerios diferentes, afrontaba ayer la aprobación de enmiendas de los grupos políticos. La mayoría absoluta del Gobierno del PP impidió que ninguna de ellas (excepto una de CiU en materia de urbanismo) fuese aprobada. La ley de medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia será aprobada hoy.

Otra de las medidas estrella del texto legislativo es la limitación de las comisiones que reciben los bancos por los pagos con tarjeta, que serán como máximo del 0,2% en débito y el 0,3% en crédito en operaciones superiores a los 20 euros, y una décima menos en el caso de abonos de menor cuantía. La disposición busca reducir los gastos financieros que soporta el comercio minorista y proteger al cliente, al que no se le podrá repercutir "cuotas adicionales por la utilización de la tarjeta de débito o de crédito".

La portavoz del PP en la Comisión, Ana Madrazo (PP), invitó a los otros partidos a debatir las enmiendas sobre impuestos en el marco de la reforma fiscal que prepara el Gobierno para el próximo año. La Comisión también debatió sobre la carrera militar y la privatización de aeropuertos, entre otras materias.

Editoriales de la presa sobre los cursos de formación

La Razón: Las inaceptables subvenciones de la Junta

"La implicación directa de varios consejeros de la Junta obliga a su presidenta, Susana Díaz, a poner en manos de la Justicia toda la información disponible y a depurar responsabilidades políticas. Andalucía no puede admitir más corrupción".

El Mundo: Cursos de formación más eficaces y transparentes 

"Las subvenciones a la formación tienen que concederse siguiendo criterios profesionales y según su efectividad real".

La Razón: Transparencia para los cursos de formación

El Ministerio de Empleo pone en marcha el proceso de reforma del sistema de formación profesional.

Cinco Días: Más competencia, mejor formación  

La formación en España necesita una revisión en toda regla. No solo por los inauditos fraudes y desviación de fondos públicos que la han asolado, tan inadmisibles como la peor corrupción, sino por la demostrada ineficacia, carencia de controles y escasa aportación a las necesidades reales de las empresas de la que ha venido haciendo gala año tras año. El BOE publicó ayer, cuando quedan solo cuatro meses para que acabe el año, la convocatoria para la concesión de subvenciones a planes de formación de trabajadores en 2014. La principal novedad es que amplía del 30% al 50% la parte de ayudas (un total de 138,9 millones) a las que podrán optar los centros privados acreditados, junto a las organizaciones patronales y sindicales.

Tras meses de negociación con patronal y sindicatos, el Ministerio de Empleo ha diseñado un nuevo modelo con financiación más transparente para zanjar los problemas de fraude del sistema actual. El hecho de que aumente la competencia debe ser un seguro contra esas malas artes, que roban derechos y dinero a los trabajadores generalmente más necesitados. Esta es una convocatoria de transición y el año que viene los centros privados debidamente acreditados podrán acceder en concurrencia al 100% de los fondos, y patronal y sindicatos ya no serán juez y parte en las adjudicaciones. Más control y exigencia de mayor calidad ayudarán a una formación que realmente sea útil.


De interés

Artículos Relacionados