domingo,24 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaPedro Martínez de la Rosa no se hace ilusiones
Conferencia en el IESE

Pedro Martínez de la Rosa no se hace ilusiones

ibercampus.es/EP
Pedro Martínez de la Rosa, ha visitado hoy el IESE ´School of Business´ para abordar en una conferencia los efectos de la globalización en el sector del automovilismo deportivo. El piloto aseguró que cuenta con opciones de convertirse en el segundo piloto oficial de la escudería McLaren-Mercedes, pero apela a la cautela para no crearse demasiadas ilusiones si al final el elegido para sustituir a Fernando Alonso es otro piloto.

´Prefiero ser cauto y no hacerme ilusiones aunque estamos ahí. Había muchos pretendientes y cada vez quedamos menos, pero todavía hay que esperar y no sé qué más decir´, aseguró en su comparecencia en el IESE ´School of Business´ de la Universidad de Navarra.

El catalán cree que aún deberá esperar ´algunas semanas´ para saber si logra el segundo volante de las ´flechas plateadas´. ´Creo que ya sólo quedamos dos pilotos con opciones, pero no quiero ilusionarme. Ser piloto de Fórmula 1 es el sueño de mi vida y yo ahora estoy en el filo de la navaja´, indicó.

El barcelonés, que ya fue piloto oficial de la escudería anglo-alemana en 2006 en sustitución de Juan Pablo Montoya, aseguró que no entiende por qué la factoría de Woking no anuncia ya sus pilotos. ´Yo ya hubiese tomado la decisión. El mercado con la entrada de Fernando en Renault ha cambiado bastante. A partir de ahora muchos equipos se reestructurarán´, añadió.

De todos modos, confía en saber algo ´antes de final de año´ ya que cree que sólo Heikki Kovalainen cuenta con opciones de disputarle el puesto. ´Estoy demasiado acostumbrado a tomarme las uvas sin saber lo que haré el año siguiente y espero que este año las cosas cambien´, apostilló.

De la Rosa no considera un inconveniente ser español para ser piloto oficial en McLaren. ´El año pasado era muy difícil que dos españoles compitieran en el mismo equipo, pero este año no es un impedimento que yo sea español para conseguir el asiento´, comentó.

16.000 firmas en apoyo a su candidatura

Por otra parte, se mostró muy ´orgulloso´ por las 16.000 firmas que han recogido un grupo de aficionados a través de su página web para apoyar su candidatura. ´No sé si se conseguirá o no. Lo tengo muy difícil, lo tengo muy claro, pero sólo el hecho de que 16.000 personas me apoyen y lo hayan enviado a McLaren y allí lo hayan visto, para mí es una victoria´, indicó.

El apoyo de la afición

De la Rosa no se esperaba tener tantos aficionados detrás. ´Pensé si pasamos de 300 firmas, serán las de mis primos, amigos y conocidos y serán muchas, pero son 16.000 y eso es un campo de fútbol´, comentó.

En otro orden de cosas, reconoció haber vivido un año muy complicado por las tensiones en el seno del equipo de Ron Dennis. ´Trabajas para dos pilotos y estás siempre en el medio. Yo he intentado ser justo por el bien del equipo, pero a veces me he llevado algún tortazo aunque estoy tranquilo con mi trabajo´, reveló.

Además, aseguró que le dolieron mucho los comentarios que llegaban desde España. ´Ha sido muy difícil tanta crítica al equipo desde España. Muchas veces han sido críticas destructivas y no bien fundamentadas. Es difícil ser objetivo sin recibir palos´, insistió.

De cara a la próxima temporada, no teme la ausencia de control de tracción, ya que ya ha entrenado con las nuevas normativas. ´Lo que es positivo es que he hecho dos tandas sin ayudas electrónicas. Ya estoy acostumbrado a los coches de nueva generación por llamarlos de alguna manera, pero no me afecta con mi experiencia me es más fácil adaptarme a un Fórmula 1 aunque lleve un mes sin conducirlo´, confesó.

Por último, consideró bastante improbable que tres españoles Alonso, Roldán Rodríguez y él mismo estén el próximo 16 de marzo en la parrilla de salida en el Gran Premio de Australia. ´Ojalá. Pero hay que ir paso a paso y de momento sólo hay uno. Sería fantástico, pero tres un número muy alto y hay que tener muy claro que sería muy, muy difícil´, finalizó.

De interés

Artículos Relacionados