viernes,28 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPlanes contra el riesgo de inundación en 16 demarcaciones
Aprobados por el Gobierno en funciones

Planes contra el riesgo de inundación en 16 demarcaciones

Redacción
El Consejo de Ministros ha aprobado, mediante cuatro Reales Decretos, un total de dieciséis Planes de Gestión de Riesgo de Inundación (PGRI), correspondientes al periodo 2016-2021, entre ellos todos los pertenecientes a las demarcaciones hidrográficas competencia del Estado (doce), además de cuatro de competencia autonómica.

Por lo que se refiere a las cuencas de competencia estatal (cuencas intercomunitarias) se trata de los planes de las demarcaciones hidrográficas del Cantábrico Occidental, Cantábrico Oriental, Miño-Sil, Duero, Tajo, Guadiana, Guadalquivir, Ceuta, Melilla, Segura, Júcar y Ebro.

Por su parte, respecto a las cuencas de competencia autonómica (intracomunitarias) se han aprobado los Planes de Gestión de Riesgo de Inundación de Galicia Costa, Tinto-Odiel-Piedras, Guadalete-Barbate y Cuencas Mediterráneas Andaluzas.

Los Planes de Gestión de Riesgos de Inundación son la herramienta fundamental con la que poder hacer frente a los fenómenos meteorológicos extremos. Se trata de unos documentos que abarcan todas las fases del riesgo, desde su prevención, hasta la protección y la recuperación.

Con estos Reales Decretos, además, España acompasa el ritmo de gestión del riesgo de inundación de nuestro país al del resto de Estados europeos. La aprobación de estos Planes culmina el proceso para implantar la Directiva de Inundaciones de la Unión Europea en nuestro país.

Estos Planes, que han contado con un amplio proceso de participación pública, se basan en tres grandes pilares: la mejora de la coordinación entre administraciones; el empleo de nuevas tecnologías que permitan una adecuada gestión del riesgo; y la coordinación con la planificación hidrológica y los objetivos medioambientales que marca la Comisión Europea a través de la Directiva Marco del Agua.

Planes con un apoyo mayoritario

La tramitación seguida para la aprobación de los Planes de gestión del riesgo de inundaciones se ha ajustado a lo dispuesto en el artículo 13 del Real Decreto del 9 de julio de 2010, en virtud del cual los distintos Organismos de cuenca, con la cooperación del Comité de Autoridades Competentes y de las autoridades de Protección Civil, han integrado en sus respectivos Planes los programas de medidas elaborados por cada administración competente, garantizado la debida coordinación y compatibilidad entre los mismos.

Previo a la aprobación de estos Planes, el Gobierno culminó la "Evaluación Preliminar del Riesgo de Inundación", que definió aquellas áreas en las cuales existe un riesgo potencial de inundación significativo, así como la elaboración de los mapas de peligrosidad y riesgo de inundación de esas áreas.

Los Planes de Gestión de Riesgos de Inundación han recibido también el apoyo mayoritario del Consejo Nacional del Agua (más del 95 por 100 de los votos a favor y con el apoyo de todas las Comunidades Autónomas, usuarios del agua y organizaciones profesionales y económicas) y de la Comisión Nacional de Protección Civil. Antes fueron informados favorablemente por los Comités de Autoridades Competentes de cada una de sus demarcaciones.

Ochocientos millones y más de mil medidas

Los Planes de gestión del riesgo de inundación contemplan en los programas de medidas unos ochocientos millones de euros en inversiones en más de mil medidas a ejecutar hasta 2021 (700 millones de euros para los planes de competencia estatal y 100 millones para los de competencia autonómica), y proporcionan soluciones globales y medidas comunes y otras medidas específicas, concertadas con todas las administraciones implicadas y, en especial, con las respectivas Comunidades Autónomas.

Las medidas incluidas en estos Planes abarcan todas las fases de la gestión del riesgo: prevención, 35 por 100 del presupuesto, protección, 43 por 100 del presupuesto y preparación, 23 por 100 del presupuesto. También se incluyen medidas de recuperación tras los episodios, cuyo presupuesto dependerá de los daños que en un futuro se produzcan.

Estas medidas fomentarán la coordinación entre administraciones, mejorarán los sistemas de información y alerta, y el estado de los ríos y de la costa. Se actualizarán los planes de protección civil, se realizarán campañas para el incremento de la percepción de riesgo y se trabajará notablemente para compatibilizar las inundaciones y la ordenación del territorio.

En la redacción de estos Planes se ha trabajado conjuntamente con la Oficina Española de Cambio Climático, ya que ésta es una de las prioridades en la implantación de las medidas de estos planes.

PLANES DE GESTION DE RIESGO DE INUNDACION

Sra. García Tejerina.- Como ha indicado la Vicepresidenta, hemos aprobado hoy en el Consejo de Ministros dieciséis Planes de gestión del riesgo de inundaciones. España cuenta con veinticinco demarcaciones hidrográficas y de estas veinticinco, doce son de competencia estatal, porque el ámbito se extiende a más de una Comunidad Autónoma, y otras trece están limitadas a una única Comunidad geográficamente y, por lo tanto, también la competencia en su gestión. Se aprueban dieciséis Planes para la gestión de riesgo de inundaciones de estas veinticinco Demarcaciones: las doce responsabilidad de la Administración General del Estado y cuatro que corresponden a las Comunidades Autónomas de Galicia y de Andalucía.

Como la Vicepresidenta ha citado, las competencias de la Administración General del Estado son las del Guadalquivir, del Segura, del Júcar, de la parte española del Miño-Sil, del Duero, del Tajo, del Guadiana, del Ebro y de Ceuta y Melilla; también del Cantábrico Occidental y de la parte española del Cantábrico Oriental. Y de las andaluzas, que son las Cuencas mediterráneas andaluzas, el Guadalete-Barbate, y el Tinto-Odiel y Piedras. Y, por parte de Galicia, Galicia-costa.

Los Planes aprobados tienen un objetivo muy claro que es reducir los efectos adversos que provocan las inundaciones, efectos que se extienden a las personas en ocasiones y también sobre sus propiedades o sobre determinados bienes.

Yo quiero destacar que en la elaboración de estos Planes se ha considerado la variable del cambio climático; es decir, se han tenido en cuenta los potenciales efectos que pueda tener sobre las precipitaciones el régimen climático, y esto sobre las inundaciones causadas en el futuro como consecuencia del cambio climático.

En el marco de la Unión Europea, en el año 2007 aprobamos una Directiva, la Directiva de Inundaciones, por la cual nos obligamos los Estados miembros a aprobar planes de gestión para los riesgos de inundaciones a cada una de las demarcaciones hidrográficas y por un período de seis años. Es, por lo tanto, la primera vez que se diseñan y que se aprueban Planes de gestión de riesgo de inundaciones para este período 2016-2021. Son planes que están plenamente coordinados con los Planes Hidrológicos de cuenca del segundo ciclo, que se aprobaron el viernes pasado en el Consejo de Ministros; comparten objetivos y también han compartido la tramitación ambiental, porque se ha hecho de manera conjunta.

Estos Planes contienen medidas importantes, mil medidas en total, que han sido consensuadas y también priorizadas con las distintas Administraciones. Lo que persiguen es minimizar los efectos negativos de las inundaciones sobre la vida de las personas, sobre sus bienes y sobre las actividades económicas, y también paliar los efectos de las propias inundaciones sobre el medio ambiente.

Son cuatro grandes grupos de medidas que abarcan todas las fases de la gestión del riesgo: la prevención, la protección, la preparación y la recuperación, una vez que estos daños, los inevitables, han sido causados.

En materia de prevención, son medidas diseñadas para anticiparse; por ejemplo, son programas de conservación y mantenimiento de cauces, también del litoral. Hay también la parte de cambio climático, que son los estudios sobre los efectos del cambio climático en cuanto al riesgo o lo que puedan afectar al riesgo de inundación.

En el ámbito de la protección, son proyectos, por poner algún ejemplo, de restauración fluvial; son actuaciones coordinadas con la gestión de los embalses para situaciones de avenidas o también infraestructuras de defensa frente a las inundaciones.

Dentro de las medidas de preparación, medidas como la mejora de los sistemas de alerta, tanto meteorológica a través de la AEMET, como hidrológica; también el refuerzo de los protocolos de comunicación entre Administraciones y entre los sectores afectados; además, establecimiento de nuevos protocolos de comunicación y una actuación coordinada entre la Unidad Militar de Emergencias y los organismos de Cuencas, es decir, las Confederaciones Hidrográficas.

Por último, las medidas de recuperación, que serán siempre a desarrollar después de que se haya producido un episodio de inundación, para restablecer en el menor tiempo posible, lo antes posible, la normalidad tras un episodio de inundaciones.

En total, estos doce Planes aprobados cuentan, como he dicho, con más de mil medidas y con un presupuesto de setecientos millones de euros para los planes competencia de la Administración General del Estado y de cien millones para los planes autonómicos; medidas que fueron incluidas en los Planes Hidrológicos de Cuenca aprobados la semana pasada. Es decir, estos ochocientos millones forman parte de los 17.500 millones de euros que se aprobaron la semana pasada.

Con la aprobación de estos Planes se culmina un importantísimo trabajo desarrollado a lo largo de estos cuatro últimos años, en que se ha hecho un esfuerzo por parte, por supuesto, desde el Ministerio, pero por parte de todas las Administraciones implicadas, para disponer de todas las herramientas necesarias para hacer la mejor gestión hidrológica. Se han hecho con una enorme participación pública, porque todo ha estado sometido a información pública, en este caso a lo largo de tres meses, de manera que todas las entidades y todas las personas interesadas han presentado sus observaciones, que han sido tomadas en cuenta.

Como digo, con estos Planes de gestión de riesgo de inundación y con los Planes Hidrológicos del segundo ciclo aprobados la semana pasada se pone en marcha un marco imprescindible para la gestión del agua hasta el año 2021. Cumplimos con ello nuestras obligaciones y nuestros compromisos en el ámbito europeo, y quedan establecidas, definidas, priorizadas, las actuaciones necesarias, tanto para responder a las demandas y las necesidades de los usuarios en materia de agua, como también para paliar, en este caso, los efectos de las inundaciones.

De interés

Artículos Relacionados