martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaPocos jóvenes españoles quieren ser autónomos
Sin embargo, quienes buscan emprender siguen al alza: 18%

Pocos jóvenes españoles quieren ser autónomos

Redacción
Los jóvenes prefieren la estabilidad al riesgo a la hora trabajar. Así lo avalan los datos de los informes de la Federación de Asociaciones de Autónomos ATA, en donde en el primer trimestre de año los autónomos persona física con menos de 25 años representaban apenas el 1,9% del total con 38.019 profesionales. Precisamente en esta franja de edad se concentra la mayor reducción en este comienzo de 2016, con un 1,1%. Pero otras encuestas dicen que los estudiantes emprendedores siguen al alza.
Al igual que disminuye el número de trabajadores por cuenta propia menores de 25 años, también hay que destacar el crecimiento de los nuevos autónomos con más de 40 años, frente a la pérdida de los menores de edad. Abarca a 7 de cada 10 autónomos persona física, con 1.384.999 de los 1.961.282 que tiene España.

Casi la mitad de los profesionales que desempeñan sus labores como profesionales por cuenta propia se encuentran en la franja comprendida entre los 40 y 54 años (45,5%). El 27,4% está entre los 25 y 39 años, mientras que el 25,2% tiene 55 o más años. Se aprecia un problema en cuanto a relevo generacional.

A medida que se cumplen años también se incrementan el número de trabajadores por cuenta propia, pero por detrás no se aprecia la llegada de nuevos profesionales.

Las mujeres recortan terreno

En este estudio aparece un perfil más concreto del nuevo autónomo persona física, en donde las mujeres van en aumento, con un 0,3% más en este primer trimestre de 2016, con 2.097 nuevas afiliadas al RETA. Por su parte, la presencia de los hombres se reduce en un 0,03%, en donde la caída se cifra en 428 personas.

Sin embargo, a la población femenina aún le queda mucho para alcanzar a los hombres en cuanto a cantidad. Representan apenas uno de cada tres puestosde autónomos persona física, con 680.667 profesionales. El porcentaje se va recortando, pero a una velocidad muy lenta.

Puede que la situación económica que ha arrastrado el país, en donde encontrar un empleo como asalariado resulta muy complicado, haya afectado en mayor medida a las mujeres que a los hombres.

Los estudiantes emprendedores siguen al alza

Por otra parte, la encuesta "…Y después de la Universidad, ¿qué?", elaborada por Educa2020 y Fundación Axa y analizada por GAD3, matiza el tópico sobre la preferencia  de los jóvenes por el empleo público, y aunque un puesto público siga siendo el sueño de muchos trabajadores, es cada vez más común que estos valoren emprender.

Entre las 9.000 entrevistas realizadas en toda España, aunque la mayor parte de jóvenes desean formar parte del funcionariado (25,2%) o trabajar en una multinacional del sector privado (22,6%), cada vez más estudiantes sopesan la posibilidad de fundar una empresa: un 18,8%, es decir, casi uno de cada cinco. El discurso de emprender popularizado durante los últimos años ha calado entre los más jóvenes, quienes se decantan por trabajar en una pyme (11%) o, en muchos menos casos, ser autónomos (3,4%) o incluso continuar con el negocio familiar (1,2%).

La mayor parte de los jóvenes con iniciativa emprendedora han estudiado en un colegio privado y su padre o su madre son empresarios o autónomos. Los alumnos de los privados afirman en un 36,9% pensar en el emprendimiento para su salida laboral frente a un 25,3% de los concertados y un 24,0% de los públicos. Además, hay una diferencia de hasta 10 puntos entre los hijos de padres empresarios o de autónomos: un 31,2% en el caso de los primeros, 20,6% en los segundos. La brecha entre géneros es sustancial: un 34% de los hombres frente al 21,4% de las mujeres, según los datos expuestos por Narciso Michavila, presidente de GAD3.

Madrid, muy por encima de la media

Segun Fernando Jáuregui, presidente de Educa2020,  “se pueden apreciar claramente las dos velocidades que hay en España”, la gran diferencia entre regiones como Madrid o Castilla La-Mancha, donde el doble de jóvenes desean ser funcionarios que en la capital. 

Iñaki Ortega, director de Deusto Business School en Madrid, precisó que las regiones que históricamente habían sido más emprendedoras como Cataluña o País Vasco, donde se realizaba una gran inversión pública y existía un gran apoyo de infraestructuras, han visto ceder parte de su terreno a otras como Madrid o La Rioja, datos que también son recogidos por otras encuestas como el GEM (Global Entrepreneurship Monitor). 

De interés

Artículos Relacionados