jueves,19 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPodemos, IU y los nacionalistas critican el discurso navideño del Rey
PP, PSOE y Ciudadanos resaltan la llamada al diálogo

Podemos, IU y los nacionalistas critican el discurso navideño del Rey

Redacción
El discurso del Rey ha recibido críticas de partidos que obtuvieron el pasado domingo casi tercio de los votos: Podemos, IU y los nacionalistas. Su apelación al diálogo y entendimiento fue resaltada por Mas, mientras que PP, PSOE y Ciudadanos destacaron también la cohesion y unidad como ejes sobre los que giró el discurso del rey Felipe VI en su tradicional discurso de la Navidad.
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, calificó ayer de "histórico y esencial" el discurso difundido ayer por el Rey y reclamó el ejemplo de "los padres constituyentes" para superar los retos que se le presentan a España. Cospedal valoró positivamente el discurso porque "son históricos los días que atraviesa nuestro país" y porque el Rey "no solo habló de presente, sino también de futuro". "La unidad, el consenso y la estabilidad son pilares básicos de nuestra democracia, y el Rey lo destacó muy bien al afirmar que nuestro camino es el del entendimiento y la concordia", señaló, antes de recordar la Transición y el período constituyente como referencia para el futuro inmediato del país. "Hoy más que nunca, vamos a trabajar por la estabilidad del país y por un futuro próspero para todos los españoles", concluyó la dirigente popular.

En la misma línea se expresó el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, quien calificó el discurso como "adecuado y oportuno" y destacó que Felipe VI haya apelado a un compromiso con el interés general a través del diálogo. "Compartimos la importancia que se destacó del respeto a la ley, al orden constitucional y a las normas de convivencia y de que nadie puede saltárselas", afirmó Hernando en una comparecencia en la sede madrileña de su partido. Además, el portavoz socialista destacó la coincidencia de que "el compromiso con el interés general es la prioridad absoluta en estos momentos, después de las elecciones del 20 de diciembre, y que la mejor forma de hacer patente ese compromiso es a través del dialogo".

Por su parte, el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, aseguró que comparte con el Rey la necesidad de diálogo y de reformas democráticas en España, así como de unión y responsabilidad de los políticos de cara a la formación del próximo Gobierno. "Comparto con el Rey la necesidad de diálogo, reformas democráticas, unión y responsabilidad en esta nueva etapa de la democracia española", escribió Rivera en Twitter. En la misma línea se expresó el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, quien aseguró que su partido "comparte con Felipe VI la necesidad de diálogo y de consenso entre los partidos y coincide en lo esencial de su discurso de Navidad".

Criticas de Podemos, IU y los partidos nacionalistas

Desde Podemos, Pablo Iglesias, aseguró que comparte con el Rey que "España es diversa y plural", aunque echó en falta en el discurso navideño "hablar de temas económicos como el paro o la desigualdad". Íñigo Errejón señaló, por su parte, que en el discurso del Rey "se habla mucho del nombre de nuestro país pero que habla muy poco de las condiciones reales de vida de las gentes de nuestro país que son en última instancia lo que garantiza su unidad. Y, por tanto, ya digo, nos parece que no estuvo a la altura".

Por parte de IU, Alberto Garzón, señaló que Felipe VI pareció estar "muy lejos de la sociedad española" actual y criticó incluso el escenario del discurso, el Palacio Real, porque "contrasta con el mensaje de austeridad que tiene que soportar la sociedad española". Felipe VI, resaltó, "es un rey que no pisa el suelo que pisa la mayoría social, porque no habló de los problemas cotidianos. Ha comprado el discurso del Partido Popular de la recuperación económica y no es consciente de los problemas sociales que tiene la mayoría social".

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, por su parte, señaló que entiende que el rey Felipe VI defienda la unidad de España, pero le gustaría "notar más sensibilidad hacia los derechos de los catalanes, que estos defienden tozudamente en cada una de las elecciones". En declaraciones a la prensa tras una ofrenda floral a Francesc Macià, Mas resaltó no estar de acuerdo "con la visión de que la voluntad de unos pocos, Cataluña, pretenda imponerse a la decisión de muchos, España". Por el contrario, considera que "el problema es que España no reconoce la realidad plurinacional" y que "el espíritu de concordia del que habla el Rey se debería utilizar en favor de defender los derechos democráticos y nacionales de los catalanes". "Apelamos a ese espíritu de diálogo para ser escuchados y poder llegar a acuerdos", concluyó.

Desde el PNV, Aitor Esteban (PNV), consideró que el Rey "en vez de hacer de su discurso una oportunidad, como un reto, dio la sensación de que el mensaje que estaba transmitiendo era una amenaza, llamando a una especia de catenaccioconstitucional".

El discurso del Rey en la prensa 

Tras una jornada sin periódicos, la del 25 de diciembre, los principales diarios dedican amplios espacios al discurso del Rey, aunque algunos ya no lo reseñan en sus portadas. Es el caso de EL PAÍS, que titula en páginas interiores: "El Rey llama al diálogo sin aludir a la crisis política ni a la corrupción". ABC, en portada, por el contrario, titula: "PP, PSOE y Ciudadanos apoyan la llamada del Rey al diálogo". EL MUNDO señala: "Los partidos ensalzan el discurso del Rey, salvo Podemos y Mas". "El Rey pide responsabilidad a los políticos por la estabilidad de España", resalta LA RAZÓN en su portada.

En cuanto a los diarios editados en Cataluña, LA VANGUARDIA titula: El Rey pide a los partidos "diálogo y concertación". EL PERIÓDICO señala: "Felipe VI reclama entendimiento ante la crisis con Catalunya y el 20-D".

Los líderes de los nuevos partidos también discrepan sobre el discurso del Rey 

Opinión editorial de los diarios

Un Rey prudente que elude los temas de controversia (EL PAÍS): La firmeza y la claridad del Rey frente al secesionismo en su mensaje de Navidad contrastan con un planteamiento más general respecto a la gobernabilidad en España tras las elecciones del 20-D. Don Felipe ha optado por un llamamiento a la acción, evitando entrar en el debate coyuntural y asegurándose llegar a la fase de consultas de enero con una imagen contrastada de neutralidad. Es su estilo, aunque quizá se le pueda pedir que se acerque más a la raya que le marca la Constitución. El monarca también se refirió a la situación económica y a los servicios públicos esenciales, como la sanidad y la educación. Estos mensajes forman parte de la doctrina del nuevo Rey, cercana a los problemas sociales de los españoles. El año pasado, Don Felipe se refirió a la corrupción, sin citar la imputación de su hermana por el caso Nóos. En esta ocasión igualmente se ha echado en falta una alusión directa a ese episodio.

El discurso del Rey dolió a los independentistas ( EL MUNDO ): Las reacciones que los líderes independentistas catalanes manifestaron ayer al discurso del Rey muestran que Felipe VI tenía razón al dar a su mensaje una especial solemnidad y trascendencia. De la CUP y de ERC, partidos independentistas y republicanos, nadie puede esperar apoyo ni indiferencia al mensaje del monarca. Pero Artur Mas también tiró ayer de demagogia al mostrarse de acuerdo en que el Rey apelase al diálogo, la concertación y la concordia, para pasar a afirmar, acto seguido, que no puede ser que la mayoría ahogue los anhelos de una minoría. Las respuestas independentistas al impecable discurso de Felipe VI muestran hasta qué punto está encallada la situación. Cataluña y el interés de algunos por separarla de España es una de las razones por las que este país necesita un Gobierno lo más fuerte posible, que no titubee lo más mínimo en la unidad de la nación y se enfrente a un secesionismo que no es querido por la mayoría de los catalanes.

El Rey lanza un mensaje de compromiso con España (ABC): El discurso de Navidad del Rey fue un mensaje certero para un país golpeado por una crisis económica de la que está saliendo, por un separatismo traidor y por un ambiente de corrupción que ha cercenado la confianza de los ciudadanos en sus instituciones y en sus políticos. Mientras que PP, PSOE y Ciudadanos aplaudieron ayer las palabras del Rey, Podemos y el nacionalismo se apresuraron a expresar sus previsibles críticas. Cualquier defensa del marco constitucional y de nuestro sistema de libertades incomoda a quienes proponen su aniquilación. Cada cual habrá de elegir el papel que quiere asumir en el trance en el que las elecciones han colocado a España: bien dar prioridad al bien común sobre la ideología, o bien aprovechar la situación para buscar dividendos partidistas.

Felipe VI marca el camino en un discurso histórico (LA RAZÓN): El excelente discurso que el Rey dirigió a los españoles es un llamamiento a la responsabilidad y el sentido de Estado de quienes han de ejercer la representación de la soberanía nacional en el Parlamento. Nos recordó el Monarca que en estos momentos de incertidumbre política, cuando aparece sobre el horizonte el fantasma de un periodo de inestabilidad, que la certeza de la Constitución es el mejor instrumento para superar las dificultades, y que la ruptura de la Ley siempre nos ha conducido a la decadencia. El mensaje de Felipe VI apela, sin nombrarlos, a la responsabilidad de los líderes de los dos grandes partidos políticos, para buscar la concertación, el diálogo y el compromiso. Podemos resumir las palabras del Rey en una idea principal: que ahora, lo que nos debe importar a todos y, ante todo, es España y el interés general de los españoles.

El Rey apela al diálogo político (LA VANGUARDIA): El mensaje real de Navidad del 2015 ha sido una apelación al diálogo, a la unidad y a reforzar las políticas destinadas a paliar las consecuencias de la crisis y, en especial, las desigualdades y la mejora de oportunidades para los jóvenes. Aunque sin nombrarla específicamente, el Rey se refirió en diversas ocasiones a la situación que se vive en Cataluña apelando a reconocer por encima de todo lo que nos une y "nos hace ser y sentirnos españoles… las distintas formas de ser español", con el objetivo de fortalecer la cohesión nacional. 

De interés

Artículos Relacionados