lunes,17 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPodemos pierde el 39,1% del voto joven
Echenique anuncia un partido renovado para septiembre

Podemos pierde el 39,1% del voto joven

Marga Peñafiel/ Redacción
Podemos ha perdido el apoyo de los más jóvenes. Según los datos recogidos por el barómetro del Centro de Estudios Sociológicos (CIS) la formación de Pablo Iglesias ha perdido el 39,1% de los votos de los menores de 24 años en los últimos seis meses, uno de los segmentos de población más fuertes para el partido. La necesidad de reinventarse ha llevado a sus líderes a actuar. Pablo Echenique ha anunciado que en septiembre habrá un nuevo Podemos.

El 62,5 por ciento de los votantes de la formación púrpura se concentra en edades comprendidas entre los 18 y 44 años, y son precisamente los menores de 25 en donde más espectacular ha sido el descenso, de 9,7 puntos, pasando de enero a julio del 27.4 por ciento al 16.7 por ciento en intención directa de voto en el tramo de 18/24 años.

¿A qué se debe esa ruptura de la confianza? Pese a no tener una respuesta fundada, lo cierto es que este comportamiento se ha dado tras los pactos municipales y autonómicos, cayendo del 27% de abril al 16,7% de julio. Un desplome tan importante no se da en el resto de segmentos, ya que los votantes de Podemos de 25/34 años sólo caen 0,9 puntos y los de 34 a 44 años descienden 1,5 puntos, tras los pactos con el PSOE. Lo que lleva a pensar que los jóvenes no quieren que Podemos se menzcle con el PSOE.

¿Podría ser una estrategia del PSOE para mostrar a Podemos como un partido tradicional? Con los pactos los socialistas han logrado que los púrpuras y sus satélites accedan a las instituciones. Muchos de los votantes de estos son antisistema y se sienten en cierta forma traicionados por su dirección política que les prometía la revolución y ahora ven que ha acabado integrándose en la vía institucional como el resto de partidos que precisamente repudian.

Por lo tanto, el partido de Podemos cuenta con una élite dirigente ubicada en la izquierda tradicional que contrasta con una base electoral mayoritariamente de centro-izquierda, básicamente votantes del PSOE en 2004 y 2008 que dejaron de votar a los socialistas en las elecciones de 2011.

El votante medio de Podemos apenas se diferencia ideológicamente del votante medio del PSOE, por lo que sería lógico esperar que en el tiempo que media hasta las elecciones generales el Partido Socialista acabe atrayendo de nuevo a la mayoría de los actuales votantes de Podemos. Lo mismo sucede ya con Ciudadanos, que retrocede y fortalece al Partido Popular.

Ante la crisis, un nuevo Podemos

El secretario general de Podemos en Aragón, Pablo Echenique, ha afirmado que su partido ha nacido para "darle la vuelta a resultados que a priori parecen insuficientes" como los que aporta el CIS y por esto a partir de septiembre "se va a ver un partido (Podemos) totalmente nuevo". "Confío en que veremos como las encuestas definitivas, que son las urnas, dicen algo muy distinto de lo que estamos viendo en el CIS", ha dicho.

En unas declaraciones a los medios Echenique ha defendido que "la brecha que se ha abierto para acabar con el bipartidismo" sigue "completamente abierta", que en estos meses previos a las elecciones generales "está todo por hacer" y que Podemos hará "como siempre" una campaña "ilusionante". "Aprovecharemos esa brecha que está abierta y podremos ver por fin un cambio político y social en este país", ha resumido.

Preguntado por los posibles pactos que pudieran darse tras las elecciones generales, Echenique ha destacado que Podemos sale "a ganar" porque son "la opción que tiene más probabilidades de conseguir un cambio real en las políticas que han llevado al desastre". "Nuestro único pacto es con la ciudadanía y nosotros salimos a ganar", ha dicho.

Sobre los PGE, Echenique ha denunciado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "ha confesado un crimen" que es "el crimen de haber estado mintiendo a la ciudadanía durante 4 años". Ha argumentado que el Gobierno decía que la "austeridad" era "algo coyuntural y temporal" pero que con estos presupuestos "la austeridad va a ser eterna".

"Ni siquiera en tiempos de crecimiento, como los que ellos mismos dicen que vamos a vivir en 2016, va a haber gasto social y va a haber gasto para rescatar a la ciudadanía", ha dicho. Preguntado por una valoración sobre el caso Púnica, Echenique ha apuntado que la ciudadanía "no merece" que se conozca cada día otra "fase de este saqueo". "Esperamos que uno de los resultados de estas elecciones generales sea que la ciudadanía no tenga que seguir aguantando este tipo de tramas de utilizaciones de dinero público para el uso privado", ha resumido.

De interés

Artículos Relacionados