domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLibrosPor qué la transparencia
José Molina Molina / Aranzadi / 150 páginas

Por qué la transparencia

Redacción
El libro de José Molina será presentado este miércoles en Madrid con presencia y participación de altos cargos de Transparencia Internacional. El lector encontrará en el una mirada al futuro, una búsqueda de caminos que conduzcan a organizaciones públicas abiertas, controladas y participativas, en las que el conocimiento sea una garantía del buen funcionamiento y la transparencia impulse avanzar en su modernización, con un cambio integral en sus estructuras, procedimientos y comportamientos.

El autor pretende ordenar los problemas entendiendo que para hacer reformas a medias es mejor no emplear esfuerzos en maquillarlo. Desde la ciudadanía se observa con preocupación la tardanza en poner las cosas claras, porque no sirven buenas reglas escritas, si no aseguramos la independencia.

Para ser vigilante de esa nueva gobernanza se precisa una ciudadanía formada y responsable, que inspire y promueva el desarrollo de una gobernanza al modo y manera que hoy se reclama: una democracia real. Ese es el reto de este trabajo, comenta el autor, quien deja en manos del lector ideas y experiencias, «para que entre todos podamos salir reforzando esta sociedad aturdida que precisa de un renovado entusiasmo».

José Molina, es presidente del Consejo de la Transparencia de la Región de Murcia. Doctor en Economía, Sociólogo, Auditor, miembro de Transparencia Internacional, y de Economistas Frente a la Crisis, fue el primer Consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad Autónoma de Murcia.

El autor dirige el blog Economiaapiedecalle y colabora con diferentes medios de comunicación, desde donde ha defendido últimamente que hoy observamos que el pensamiento político está siendo dominado por los que, teniendo más poder, tienen menos ideas por lo que es legítimo que nos preguntemos hasta qué punto las fuerzas progresistas siguen actualmente en esta batalla de la imaginación. Desde los medios nos comunican mensajes tan cortos que no sirven para dar un paso hacia ese horizonte de esperanza y, por otro lado, a la Academia le falta músculo para abordar los grandes retos contemporáneos. Estamos faltos de conjugar ese proyecto utópico que cada ciudadano nos hemos forjado en nuestro horizonte.

De interés

Artículos Relacionados