sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónLibrosPor qué pagas más impuestos que Apple
Mercedes Serraller / Conecta / 224 páginas

Por qué pagas más impuestos que Apple

Redacción
Apple, una de las empresas más grandes y con más éxito en todo el mundo, paga entre treinta y veinte puntos menos de impuestos en su factura fiscal global que lo que paga un español medio. En un momento en el que la presión fiscal sobre los empleados, y las clases medias se ha disparado hasta la asfixia, y en el que se nos dice que hay que recortar en todo, cada día aparecen más noticias que nos recuerdan que las grandes empresas, los millonarios y la jet set se las apañan para pagar lo mínimo.

Estos y otros mensajes del libro Por qué pagas más impuestos que Apple, aparecido al año siguiente de que Ibercampus documentara que digitales como Apple y Amazon acentúan el uso de paraísos  y que la tributación de 11 de 14 mayores multinacionales era inferior al 4% fuera de los EEUU hasta empezar el 2014, han calado las últimas semanas en la opinión pública española y europea, también después de que conocerse el informe sobre que los 70.000 millones no pagados por ellas afectan a escuelas, hospitales, etc, con el anuncio de que Europa forzará a España a terminar con la impunidad fiscal de Apple y demás tecnológicas. Mucho más en España, donde Apple está siendo objeto últimamente de crecientes denuncias como la suspensión de reparaciones de equipos carospracticas de obsolescencia programada y otros de abusos de los consumidores.

El caso sería de chufla, como la que empieza a aparecer en grandes medios, si no fuera porque afecta a millones de españoles y muchos más de europeos, burlados por la empresa de la manzana podrida. En uno de los programas con mayor cuota de audiencia e influencia de la televisión española, este miércoles Dani Mateo e

  1. xplicaba a sus millones de telespectadores cómo Apple logra pagar legalmente solo el 1% de impuestos en España.: "Los impuestos que paga la empresa de la manzanilla son como sus portátiles, cada año más finos, pese a que 

Apple ha cerrado el ejercicio fiscal con el mayor beneficio de su historia. La broma siguió hasta el colmo cuando, para saber la cifra exacta, el famoso líder televisivo le pregunta a Siri (el sistema de inteligencia artificial de Apple) "Oye, Siri, ¿cuántos impuestos paga Apple en España", y la respuesta de Siri fue: "En España no se acostumbra a dejar propinas.." Algún asesor de comunicación debió de apoyar enseguida la inteligencia de Siri, pues ahora a la misma pregunta la respuesta es "mira: he encontrado esto", y acompaña una relación de direcciones web de asesorias fiscales cercanas.

Sin embargo, la verdad que no revela Siri a sus usuarios es que Apple no paga impuestos en España ni en otros países europeos debido al llamado "doble irlandes", resumido por Dani Mateo en que gracias al entramado fiscal que rodea a su sede en Irlanda por cada venta de centenares o miles de euros, Apple "en España tributa un euro, en Irlanda otro y todos los demás beneficios pasan directamente a engrosar los de la compañía".

Al margen de chirigotas, Mercedes Serraller acomete la explicación en su libro con esta frase célebre de Jean-Baptiste Colbert: «El arte de los impuestos consiste en desplumar al ganso de tal forma que se obtenga la mayor cantidad de plumas con el menor ruido posible.»

Argumenta y documenta la periodista y autora del libro que instrumentos como las facturas falsas, las subvenciones cobradas indebidamente, operaciones internacionales fraudulentas, declaraciones de precios de venta falsos, ocultación de capitales, empresas fantasma o tapadera son algunos de los mecanismos que explican por qué los que más tienen pagan tan poco. ¿Cómo funcionan todos estos mecanismos, y qué podemos aprender de ellos?

Apple, una de las empresas más grandes y con más éxito en todo el mundo, paga entre veinte y treinta puntos menos de impuestos en su factura fiscal global que lo que paga un español medio en España.

´Por qué pagas más impuestos que Apple´ (Conecta) analiza las razones que explican este hecho y que ya "resultan injustificables bajo la perspectiva de los gobiernos y de la opinión pública", explica su autora, la periodista de Expansión Mercedes Serraller.

El libro sigue una estructura cronológica con la crisis como punto de inflexión, desde 2009, cuando la OCDE y la UE declararon la guerra a los paraísos fiscales.

Este asunto interesa hoy más que nunca, según Serraller, porque "una de las peores crisis que se recuerdan, con implicaciones cada vez más globales, ha coincidido con la eclosión de las redes sociales y las filtraciones de datos reservados por parte de empleados de banca díscolos, el caso de Hervé Falciani, ex informático de HSBC Suiza, que robó datos de 130.000 evasores y se los dio a los gobiernos", al que la autora ha entrevistado. 

La casi nula tributación de Apple y otras multinacionales en todo el mundo y de las empresas del IBEX en España se explica en varios capítulos. "Si la lucha de clases resulta una explicación de la Historia hoy ya superada para muchos, no parece serlo en el terreno fiscal", apunta Serraller. "Las clases altas, fortunas y grandes empresas apenas pagan impuestos y cuentan con todo tipo de parabienes en los distintos países para que no se vayan, mientras que los trabajadores pagan mucho más y son quienes verdaderamente sostienen al Estado", añade.

El libro muestra cómo todos estos conflictos le han explotado al Gobierno del PP, que llegó al poder en el peor momento de la crisis, con un sistema fiscal esquilmado, y que tomó la primera decisión de lanzar la mayor subida de impuestos de la democracia a los asalariados mientras el paro y el fraude se multiplicaban.

El Ejecutivo de Rajoy ha intentado incrementar la factura fiscal de las grandes empresas –eliminando exenciones que el propio PP creó durante los gobiernos de Aznar para fomentar la actividad y la internacionalización de las empresas y el atractivo de España para los inversores– y ha lanzado medidas de lucha contra el fraude. Pero estas iniciativas han coincidido con una amnistía fiscal en la que se ha dado todo tipo de facilidades a los evasores de impuestos.

España participa activamente en los foros de la OCDE y la UE que quieren acabar con estas desigualdades. A juicio de Serraller, «los intereses en juego son tantos que únicamente la llegada de la recuperación económica dirá si el cambio de mentalidad de los gobiernos se ha debido sólo a la crisis».

 

 

 

De interés

Artículos Relacionados