viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPP y Ciudadanos tendrán menos votos que UP y PSOE, según la...
En liza IRPF,educación,concierto familiar y menos corrupción

PP y Ciudadanos tendrán menos votos que UP y PSOE, según la mayoría de los sondeos precampaña

Redacción
Todos los ondeos coinciden ya en el sorpasso del PSOE por Unidos Podemos. PP y Ciudadanos sumarán el 45,1% de los votos según el sondeo precampaña de EL PAÍS y 43,1% para EL ESPAÑOL, frente al 45% atribuido por EL MUNDO, único que da menos votos a la suma de los que lograrían Unidos Podemos y el PSOE (44%), mayoritaria para EL PAÍS y EL ESPAÑOL con el 45,8% y 45,9%. Casi diez puntos por debajo quedaría la cuota de votos de PSOE mas CIudadanos, 36,8% según el sondeo de EL PAÍS, 34,3% EL MUNDO.

Los sondeos que este domingo publican EL PAÍS y EL MUNDO coinciden en apuntar al PP como vencedor de las elecciones generales del próximo día 26, además de situar a la coalición Unidos Podemos como la segunda fuerza política en número de votos y escaños, por delante del PSOE. Ciudadanos, por su parte, volvería a ser la cuarta fuerza política. Serian unos comicios en los que aumentaría considerablemente la abstención, hecho que según los analistas favorecería que los populares repitan la victoria conseguida el pasado 20 de diciembre.

Según el sondeo realizado por Metroscopia para EL PAÍS, el PP vencería con el 28,5% de los votos, por delante de Unidos Podemos con el 25,6%, el PSOE con el 20,2% y Ciudadanos con el 16,6%. El estudio realizado por Sigma-Dos para EL MUNDO, que también ofrece proyecciones de escaños, apunta que el PP lograría el 31,0% de los votos y 130 diputados, siete más que los conseguidos el 20-D. Unidos Podemos lograría el 23,7% de los votos y 80 diputados, lo que supondría nueve escaños más que los conseguidos en diciembre pasado por separado por Podemos (69) e IU-UP (2). El PSOE, con el 20,3% de los apoyos, descendería de 90 a 77 diputados. Ciudadanos lograría el 14,0% de los apoyos y 37 escaños, tres menos de los que tiene en la actualidad.

Para el sondeo de EL ESPAÑOL, si las elecciones fuesen mañana el PP lograría alrededor del 27,7% de los votos. Le seguirían Unidos Podemos (24,3%), PSOE (21,6%) y Ciudadanos (15,4%). Estos porcentajes nos devuelven al 20 de diciembre, pero el reparto de escaños que resultaría sería bien diferente: el PP lograría alrededor de 113 escaños (±8), Unidos Podemos 86 (±8), el PSOE 82 (±8) y Ciudadanos 44(±8). Es decir, habría una clara mayoría de izquierdas, dado que, por primera vez, la suma de PSOE y Unidos Podemos superaría claramente a la de PP y Ciudadanos.

Por otra parte, el sondeo elaborado por NC Report que este lunes publica LA RAZÓN sitúa también al PP como vencedor de las próximas elecciones generales con el 30,5% de los votos, 1,8 puntos más que los logrados el pasado 20-D, con los que podría pasar de sus 123 diputados actuales a entre 125 y 130. El citado estudio confirma a la coalición Unidos Podemos como segunda fuerza política en número de votos y escaños, por delante del PSOE. La coalición lograría el 24,5% de los votos y 80-84 escaños, lo que supondría hasta 13 más de los logrados por separado por Podemos (69) e IU (2) en diciembre pasado. El PSOE, con el 21,4% de los apoyos, descendería 0,6 puntos que le harían pasar de 90 a 80-83 diputados. Ciudadanos sumaría el 13,9% de los votos y 37-39 diputados, el mismo número de apoyos con los que en los pasados comicios logró 40 representantes en el Congreso.

Igualmente, EL MUNDO asegura este lunes que el 59% de los votantes del PSOE no quiere pactar con Podemos. Los españoles están convencidos de que los partidos tendrán que volver a negociar para poder formar gobierno tras las elecciones del 26-J. Ante esta situación, la mayoría de los encuestados por Sigma-Dos para EL MUNDO, el 21,2%, se decanta por un ejecutivo formado por el PSOE y Unidos Podemos, aunque esta posibilidad es rechazada mayoritariamente por los votantes socialistas (59,1% frente a 38,0%). La segunda opción de gobierno preferida por los encuestados (17,3%) pasa por un acuerdo entre el PP y Ciudadanos, que cuenta con el apoyo mayoritario de los votantes de ambas formaciones. La gran coalición PP, PSOE y Ciudadanos cuenta con la aprobación del 15,3%. La suma de las siglas de PSOE, C's y Unidos Podemos es apoyada por el 8,6%, mientras que un acuerdo entre populares y socialistas es bien visto por el 8,4%.

Por otra parte, una encuesta realizada por GAD3 para ABC concluye que los españoles culpan a la clase política de que haya que repetir las elecciones generales. El 27,1% de los encuestados culpa por igual a todos los partidos políticos, mientras que el 19,7 responsabiliza al PP, el 18,1% a Podemos, el 16,9% al PSOE, el 7,2% a Ciudadanos y el 0,6 a IU-UP.

El PP, único en proponer bajar el IRPF

El candidato del PP a la reelección como presidente del Gobierno presentó este sábado en Barcelona un programa electoral basado en 26 medidas "razonables y reales", entre las que destaca la bajada en dos puntos del IRPF en todos los tramos, el mínimo del 19% al 17%, y el máximo del 45% al 43%. "Los subimos para evitar la quiebra de España, pero, a medida que llega la normalidad al país, vamos a bajar el IRPF a los españoles una vez más", indicó Mariano Rajoy. Las medidas que propone su partido, añadió, representan a la perfección las señas de identidad del PP, basadas en la "libertad de actuación, igualdad de derechos, deberes y oportunidades, y se centran en las personas". Son políticas que, en su opinión, todo el mundo entiende y que dan respuesta a los problemas reales de los ciudadanos. En esta línea, prometió que bajará el Impuesto de Sociedades, que los parados de larga duración que inicien un negocio no pagarán IRPF los primeros dos años, y que promoverá que los contratos temporales se conviertan en fijos mediante incentivos fiscales a los empresarios.

El programa del PP contempla que durante cuatro años estarán exentos los primeros 500 euros de cotización de los nuevos contratos indefinidos y de los temporales que se conviertan en fijos, que todos aquellos que encuentren su primer empleo no pagarán IRPF el primer año, así como la extensión de la tarifa plana de autónomos y quienes inicien un negocio, que pagarán solo 50 euros al mes durante el primer año. Según Rajoy, si el PP gana las elecciones mantendrá tanto las políticas económicas como las reformas puestas en marcha en estos años, con el "objetivo capital" de crear empleo.

Educación, concertación familiar y lucha contra la corrupción

El líder del PP reivindicó la libertad de elección de las familias para escoger el proyecto educativo de sus hijos, y defendió, en este sentido, la educación concertada. También avanzó que impulsará un plan de fomento del bilingüismo para que en 10 años la mitad de los centros públicos sean bilingües. Se comprometió, además, a la financiación de una mochila digital, con libros y dispositivos para todos los alumnos. En materia de conciliación, Rajoy afirmó que promoverá que la jornada laboral termine a las 18.00 horas, una medida que se sumaría a un Plan de Apoyo a la Maternidad, que pondría especial atención a las madres adolescentes, con ayudas de hasta 2.000 euros, así como el aumento de la duración del período de excedencia por cuidado hijos en caso de familia numerosa.

Tras aceptar que "no siempre se hicieron las cosas bien", Rajoy argumentó que al PP le ha tocado gobernar en una etapa muy difícil y que los balances deben ser globales y generales. El presidente en funciones aseguró que si es reelegido impulsará una medida para que los altos cargos que sean encausados por un delito de corrupción sean cesados en su puesto cuando se les abra juicio oral. También dijo que reducirá los aforamientos de los cargos electos y que no se concederán indultos a los condenados por corrupción. Además se comprometió a promover una reforma electoral para que gobierne la lista más votada en el ámbito municipal.

Puigdemont, entre menos IRPF y los antisistema

Rajoy se refirió también a la situación política que se vive en Cataluña tras la nueva crisis abierta en el Parlamento autonómico por la negativa de la CUP a aprobar los presupuestos. En este sentido, reprochó al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, "haber caído en manos de los antisistema" y le recordó que hubo tiempos en los que el PP "apoyó las cuentas catalanas, antes de que se iniciase el viaje sin retorno del independentismo". "El Gobierno de la Generalitat", dijo el presidente en funciones, "ha encontrado más lealtad y más colaboración en el Gobierno de Madrid que en algunos de sus socios parlamentarios". De esta manera apoyaba la oferta que un día antes había realizado a Puigdemont el portavoz del PP en el Parlament, Xavier García Albiol, de negociar la parte social de los presupuestos a cambio de abandonar el procés. "Estoy convencido de que los ciudadanos ven que cada día se hace más necesario abandonar las quimeras, hoy secuestradas por un atajo de extremistas, y volver a las cosas que importan, a las cosas de las que habla el PP", concluyó el candidato popular.

En el acto de presentación del programa electoral del PP en Barcelona también participaron la secretaria general, Maria Dolores de Cospedal; el ministro de Interior y candidato del PP por Barcelona, Jorge Fernández Díaz; y el coordinador general del PP catalán, Xavier García Albiol, entre otros.

Podemos volver a tender la mano al PSOE

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, aseguró anoche en La Sexta que su partido va a tender la mano a los socialistas "independientemente del resultado" que obtenga en las elecciones del próximo 26 de junio. "Nosotros les vamos a considerar siempre aliados", indicó, "convencido" de que ningún partido obtendrá una mayoría absoluta en estas elecciones. "Somos conscientes de que no vamos a poder gobernar solos. Es muy difícil que tengamos mayoría absoluta", reconoció. Tras subrayar la "coherencia" de su formación en la política de alianzas planteadas tras el 20D, Iglesias reiteró que Podemos "quiere un gobierno de coalición progresista, mirándonos de igual a igual con el PSOE", mientras que "con el PP, no iremos ni a la vuelta de la esquina".

En otro orden de cosas, Pablo Iglesias también se mostró ayer a favor de que los catalanes decidan si quieren o no seguir formando parte del Estado español, "aunque particularmente no deseo que Cataluña se vaya de España". Además, el líder de Podemos, pidió que "se deje trabajar" al ex presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en Venezuela, y aprovechó para señalar que en su partido no quieren "presos políticos en Venezuela ni en ningún país".

Cayó Lara se despide en IU marcando distancias

Cayo Lara pronunció ayer sábado su último discurso como coordinador federal de Izquierda Unida reivindicando el trabajo y la trayectoria de su organización y marcando distancia con Podemos, formación con la que IU acudirá en coalición a las elecciones generales del 26-J. En su intervención ante la Asamblea General de su partido, Lara se refirió a su sucesor, Alberto Garzón, en términos elogiosos: "Has sido y eres mi candidato a la Presidencia del Gobierno. Me va a costar votar en estas elecciones, pero voy a votar. Votaré el día 26 como si fueras tú quien encabezara la lista de Madrid. Porque aunque vayas en el número cinco tú sigues siendo mi candidato a la Presidencia del Gobierno", señaló, dejando clara su distancia con el que será el número uno de Unidos Podemos, Pablo Iglesias.

No obstante, Cayo Lara reconoció que el pacto electoral con Podemos es "una realidad buena para el país" porque "por fin ha dado respuesta a los ciudadanos que durante años han pedido la unidad de la izquierda". Tras destacar la relevancia de las 50 medidas programáticas pactadas con Podemos, Lara subrayó también la importancia de que IU siga defendiendo sus señas de identidad, como la salida de la OTAN o la república. "Pedimos tanto respeto a nuestra identidad como respeto merece la identidad de los demás. Nuestra identidad es la que une al hijo rojo, verde, feminista y republicano", señaló.

Rivera, contra el lastre de la corrupción en los "viejos partidos"

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, afirmó ayer en Murcia que "los viejos partidos tienen unas mochilas de corrupción que les hacen ser incapaces de pensar en las reformas que necesita España". "Que las sedes de los partidos políticos no sólo estén pagadas en B, sino que además estén embargadas por corrupción, es un síntoma de cómo se han hecho las cosas en los últimos 40 años", señaló en referencia a la fianza de 1,2 millones de euros depositada ayer por el PP tras el requerimiento formulado por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, en torno a la denuncia por financiación ilegal de este partido en Madrid. En contraposición, el líder de Ciudadanos resaltó la actitud de su partido contra la corrupción. "En Andalucía, aquellos que hoy se sientan en un banquillo hace un año que están en su casa y no en un escaño; aquellos que se sientan hoy en un banquillo no están aforados", subrayó, en alusión a la situación de los ex presidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán, recientemente procesados por el caso de los ERE.

Rivera se pronunció además sobre la propuesta del Banco de España de potenciar el contrato indefinido, señalando que "la solución no son los salarios bajos y los productos de baja calidad". "España tiene que competir con productos de calidad y salarios dignos", precisó. Respecto a la compatibilidad de rebajar el déficit y bajar impuestos, el líder de Ciudadanos indicó que puede ser viable "si se hacen unas reformas que todavía no se han hecho". "Si se siguen manteniendo estructuras políticas duplicadas, si se quieren tener las diputaciones (…), así no se puede", concluyó.

C's entra en el partido liberal-demócrata europeo

Según informa ABC, Ciudadanos pasó ayer a formar parte de manera oficial de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa. El Consejo de la Alianza, que se celebra este fin de semana en Vilna (Lituania), ha aceptado por abrumadora mayoría la entrada de la formación liderada por Albert Rivera, pese al posicionamiento en contra de Convergència, hasta ahora el principal partido español en ALDE.

La delegación del partido naranja, encabezada por Juan Carlos Girauta, ha logrado este fin de semana lo que supone para Ciudadanos normalizar su crecimiento como partido político, ya que entra a formar parte de lleno de una familia política europea, como el PSOE con los socialdemócratas o el PP con los populares europeos.

Editoriales y opiniones en la prensa impresa

El centro izquierda retrocede ante la pinza del populismo y el catastrofismo (EL PAÍS): Frente a las dudas y debilidades de los socialistas y el descaro del PP de presentarse como el valladar contra el extremismo, la encuesta de Metroscopia que hoy publica EL PAÍS muestra la movilización de un electorado seducido por un pacto entre Podemos e IU tan artificial como oportunista y plagado de incertidumbres programáticas. Desconocemos los verdaderos planes del magma populista y radical formado por Podemos e IU. Iglesias, que ahora se presenta como adalid de una nueva socialdemocracia, cuestiona día sí día no los fundamentos del sistema constitucional sin explicar lo que pretende instaurar en su lugar. Las diferentes propuestas de programa económico que ha hecho agravarían el estado de las finanzas públicas y provocarían un enfrentamiento frontal con las autoridades europeas. Tampoco sus propuestas respecto a Cataluña resultan tranquilizadoras. ¿Y los demás partidos? El PP, atrincherado en el conservadurismo, se conforma con repetir los resultados del 20-D, en la esperanza de que ahora sí gobernará. Y los socialistas, desdibujados y faltos de audacia, pueden ver que su suelo electoral se hunde aún más si no reaccionan. Ciudadanos es una incógnita, aunque Rivera no tiene el brillo de otros momentos. No es tiempo de bajar los brazos ni de hacer campañas hipotensas, sino de señalar los riesgos que entraña la operación en marcha para deprimir al centroizquierda y hacerle frente. Se quiere convencer a la mayoría situada en las zonas ideológicas templadas de que no hay más alternativa que el PP o Podemos, y no es cierto. Esa impostura puede costarle muy cara a la sociedad española.

Resultado desastroso para Sánchez el 26-J(EL MUNDO): La encuesta de Sigma Dos que hoy publica EL MUNDO muestra que el PSOE pierde intención de voto. Sánchez ha hecho un loable esfuerzo por ocupar la centralidad y limar las aristas de su partido, pero sigue sin ofrecer una idea clara de su política de pactos, ya que, después de sugerir que permitiría gobernar al PP si él no puede ser investido, dijo que quiere construir una mayoría con Podemos. Podemos no ha perdido intención de voto pese a su crisis interna y sus confusos mensajes populistas con promesas de imposible cumplimiento. Iglesias sigue movilizando a sus seguidores con un discurso que apela a los sentimientos mucho más que a la razón. Y tampoco le pasa factura la penosa gestión en ayuntamientos como Madrid y Barcelona, en los que los servicios públicos han sufrido un deterioro mientras sus alcaldesas flirtean con el radicalismo antisistema. Su coalición con IU supera en intención de voto al PSOE, que pasaría a ser la tercera fuerza política, y sería un resultado desastroso para Sánchez. El PP ha obtenido un importante rédito político de su insistencia en presentarse como el único dique ante el avance de la marea de Podemos e IU y se perfila como ganador de las elecciones. Y Ciudadanos no obtiene el precio esperado a su disposición a pactar. En definitiva, un escenario político complejo y un juego de negociaciones que podría demorar la formación del nuevo Ejecutivo hasta después de las vacaciones de agosto. Este país necesita un Gobierno estable y, por eso, hacemos un llamamiento a la participación el 26-J.

España puede acabar como Grecia si gobierna Podemos (LA RAZÓN ): Al menos 17 puntos del programa electoral de Podemos coinciden con el que presentó el partido radical griego Syriza en las elecciones que dieron la victoria a Alexis Tsipras en enero de 2015. Ninguna de aquellas promesas pudo llevarse a cabo. Las cuentas de la lechera de Syriza se basaban en un repetido mantra del populismo: el incremento del gasto público asistencial se puede sostener aumento exponencialmente la presión fiscal sobre los ricos y los beneficios empresariales. Con estos ingresos, calculados en el humo de la demagogia, Tsipras prometía, como hoy hace Pablo Iglesias, mejores ayudas sociales, aumentar la prestación por desempleo, erradicar el IBI de las viviendas modestas y extender la sanidad gratuita, incluso a los inmigrantes indocumentados. España, se repite, no es Grecia. Cierto, pero hay propuestas políticas que parecen reflejadas… Sería absurdo buscar en el programa electoral del PP otras propuestas que no supongan perseverar en el exitoso camino emprendido en la pasada legislatura.

Neuropolítica: PP y Podemos en contra del PSOE(Lucía Méndez. EL MUNDO): La estrategia de polarización de Rajoy e Iglesias para el 26-J pasa por dejar al PSOE como un partido inservible para los intereses de los votantes. Sánchez es la pieza a batir.

El pedaleo de Rajoy (Juan Pablo Colmenarejo, ABC): Como sólo ha pasado medio año desde la última vez, a Rajoy le va a resultar muy fácil esta campaña porque una vez aprendida la lección vale para la siguiente.

El candidato imposible (Soledad Gallego-Díaz, EL PAÍS IDEAS): La mejor expectativa del PP es presidir un Gobierno en minoría sin garantías de estabilidad que, en las actuales condiciones, significa hacer frente a comisiones de investigación y soportar una fuerte presión casi a diario. En estas circunstancias, Mariano Rajoy es un candidato imposible.

Recuperar la confianza (Victoria Camps, EL PAÍS IDEAS): La credibilidad de los políticos y de las instituciones sigue cayendo, pero ante la nueva cita electoral se impone la necesidad de replantearse actitudes y moderar el discurso para superar la confrontación estéril.

Cuando sólo pueden quedar …dos (Pilar Ferrer. LA RAZÓN): Rajoy llega al 26-J reforzado, con las encuestas a favor y la mente en esos 130 escaños para intentar la investidura. Iglesias, crecido y confiado en devorar a los socialistas, quiere ser la tuerca necesaria para formar un Ejecutivo de izquierdas.

Los bandoleros buenos (Cristina López Schlichting, LA RAZÓN): Es sobrecogedor cómo los dirigentes socialistas han cerrado filas en defensa de Chaves y Griñán ahora que no queda más remedio que acudir a los tribunales y hacer frente a un proceso.

De interés

Artículos Relacionados