domingo,5 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPP y C´s dividen a la opinión pública al explotar el dolor...
La prisión permanente revisable evidencia posible derogación

PP y C´s dividen a la opinión pública al explotar el dolor de las víctimas y pierden la votación

Redacción
Desde la tribuna de invitados siguieron el bronco debate los padres de víctimas criminales como Diana Quer, Marta del Castillo, Sandra Palo, Mari Luz Cortés, familiares de Yéremi Vargas y la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella. Solo faltaban los de Gabriel, cuyo asesinato por la dominicana expareja de su padre ha conmocionado la última semana a toda la opinión pública española, que vuelve a dividirse como la prensa ante la explotación política del dolor de estos casos.

El Congreso dio este jueves otro paso para derogar la prisión permanente revisable tras rechazar en un tenso y bronco debate las enmiendas a la totalidad de PP y Ciudadanos contra la iniciativa del PNV. Los textos del PP y de Ciudadanos fueron rechazados por 178 diputados de PSOE, Unidos Podemos, ERC, PNV, PDeCAT, Compromís, Bildu y Nueva Canarias, mientras que la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, optó por abstenerse. La enmienda de los populares proponía ampliar los supuestos de aplicación de la prisión permanente, mientras que Ciudadanos abogaba por limitar el acceso a los beneficios penitenciarios. 

Los grupos de la oposición acusaron a PP y Ciudadanos de utilizar el dolor de las víctimas, al igual que hace este viernes la mitad de los editoriales de los diarios impresos.

El secretario general del Grupo Popular, José Antonio Bermúdez de Castro, apuntó que la prisión permanente revisable no busca "venganza", sino que quiere la "protección de los más vulnerables de los crímenes más reprobables". Bermúdez de Castro apeló a esperar al Constitucional y subrayó que este tipo penal cumple lo establecido en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), y resaltó que es una pena que se revisa, compatible con beneficios penitenciarios. Reprochó a Ciudadanos que se abstuvieran en la anterior votación, lo que propició la puesta en marcha de la derogación y finalizó con un reto a toda la oposición para que convenzan a las víctimas de estas "tragedias" de que están equivocados y que la prisión permanente revisable debe ser derogada.

El portavoz de Justicia del PSOE, Juan Carlos Campo, señaló que en un contexto de "tristeza y desagrado" por la reciente muerte del niño Gabriel Cruz no debería haberse realizado este debate. Reiteró que la "víctimas, ni su dolor pueden ser utilizadas" para hacer política, y enfatizó: "Sin prisión permanente revisable, vencimos a ETA, con prisión permanente revisable, hemos tenido la muerte de Gabriel".

Desde Ciudadanos, su portavoz, Juan Carlos Girauta, llamó a "no derogar en caliente" la norma y explicó que su formación trata de "reforzar el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas" en los casos de mayor gravedad. Consideró "absurdo" que se diga que la prisión permanente revisable no ha evitado la muerte del niño de Almería, y defendió que "las penas tienen otros fines como proteger a la sociedad, a las personas y la protección a las víctimas".

Eduardo Santos, de Unidos Podemos, reprochó al PP que haga depender el cumplimiento de los derechos humanos de las encuestas. Dijo que la Justicia hay que hacerla con las víctimas, pero también con el "conjunto de la sociedad", y subrayó que hay víctimas que piden que lo sucedido "no se convierte en rabia", en referencia a Patricia Ramírez, la madre de Gabriel.

Tras el pleno, los familiares de las víctimas consideraron "lamentable" que el PSOE hiciera alusiones al crimen de Gabriel. "Estoy apesadumbrado y triste después de que se haya desenterrado a una víctima inocente", dijo Juan José Cortés. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mantuvo un encuentro al finalizar la sesión con los familiares de las víctimas y les prometió que intentará convencer "con diálogo y argumentos" de la necesidad de la prisión permanente revisable. Sobre su posible derogación, consideró que "no es una buena noticia para ningún español".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, afirmó, en declaración a La Sexta, que si fuera presidente del Gobierno "nunca sometería a referéndum ninguna cuestión que tenga que ver con los derechos humanos". Desde su formación, la diputada Carolina Bescansa pidió "perdón" a la sociedad española y a los familiares de las víctimas por el bronco debate que tuvo ayer lugar en el Congreso.

Desde el PSOE, su secretario de Organización, José Luis Ábalos, acusó a PP y Ciudadanos de "usurpar" el dolor de las víctimas, e insistió en que esta no era la semana para realizar el debate. También la portavoz socialista, Margarita Robles, acusó a PP y Cs de "utilizar y patrimonializar el dolor de las víctimas" en un "cálculo absolutamente electoral". El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero dijo ayer que la prisión permanente no nos hace "una sociedad mejor".

EL MUNDO destaca que el PSOE ha decidido "pisar el freno" en la derogación de este supuesto y "pedirá prórrogas para paralizar la anulación de la prisión permanente revisable hasta que se pronuncie el Constitucional". En su primera, el diario resalta que "el PSOE acusa la bronca de las víctimas". También ABC apunta que "los socialistas intentan ahora frenar su trámite parlamentario para evitar el desgaste político que les está generando".

Todos los diarios se hacen eco del "tenso" y "bronco" debate del Congreso. EL PAIS dice que "el PP explota en el Congreso el impacto por los crímenes". En este sentido, LA VANGUARDI señala que "PP y Cs esgrimen a las víctimas para endurecer las penas, en un tenso debate". De igual modo, EL PERIÓDICO destaca que "PP y Cs explotan el dolor por los crímenes" y titula: "Bochorno en el Congreso por el uso de las víctimas". Desde otra perspectiva, ABC subraya que "el desprecio del PSOE indigna a las víctimas". LA RAZÓN califica de "bochornoso" el discurso del PSOE y se refiere a la oposición como "lamentablemente revisable".

El PP alienta una bochornosa bronca política sobre la prisión permanente(EL PAÍS): "La de ayer fue una jornada negra para el legislativo español. No porque la bronca política fuera áspera, sino por el empeño del Gobierno de Rajoy en apelar al dolor y a la comprensible sed de venganza de las víctimas para defender la prisión permanente revisable". Las víctimas de crímenes horrendos deben tener un lugar destacado en las políticas gubernamentales, "pero no deben intervenir en ningún modo en la labor legislativa punitiva, salvo que lo que se busque sea venganza y no la justicia rehabilitadora que inspira el ordenamiento jurídico español. Salvo que se busquen también -y este parece el caso- argumentos más guiados por la demagogia con fines electorales que por la razón". La posición de PP y Ciudadanos respecto a la prisión permanente es "una guerra sin cuartel para atraer al electorado más conservador". "Ninguna pena (puede que ni siquiera la de muerte) será consuelo suficiente para los padres de un menor asesinado. Ninguna puede ser elaborada con tal fin. El Gobierno y ahora Ciudadanos desenfocan el problema con un populismo que aterra y que pervierte el final último de la legislación penal de un país democrático que, como España, registra un bajo nivel de delincuencia y una elevadísima ocupación carcelaria".

Al PSOE le faltó sensibilidad con las víctimas(EL MUNDO): "En no pocos momentos de la tensa sesión celebrada ayer el nivel retórico cayó muy por debajo del listón de tolerancia que la propia madre del niño asesinado, la ejemplar Patricia Ramírez, había marcado entre súplicas. Fue el caso del portavoz socialista, Juan Carlos Campo Moreno". "Su inelegancia restó credibilidad a su argumentación en contra de la prisión permanente revisable, y lo que es peor, hirió a las víctimas presentes en la Cámara, que protagonizaron tras el Pleno una durísima comparecencia en la que reconocieron su decepción con los socialistas y anunciaron futuras movilizaciones". "No se nos ocultan las intenciones electoralistas que subyacen a la estrategia de los partidos en materia de Justicia: las luchas de poder entre PNV y Bildu y entre PP y Ciudadanos no son ajenas ni al momento ni al énfasis de este debate. Pero la clase política, al margen de su ideología, debe como mínimo mostrar empatía ante el clamor popular de carácter transversal que viene demandando una mayor protección frente a criminales especialmente peligrosos y reincidentes. Esa sensibilidad le faltó ayer al PSOE, que cierra una semana desastrosa en términos parlamentarios tras la fallida intervención de Margarita Robles en el pleno sobre las pensiones". De Podemos "no esperamos tanto como del partido que más tiempo ha gobernado España en democracia. El Pleno de ayer arrojó una imagen propia de un plató sensacionalista que no puede volver a repetirse".

Prisión permanente, una causa justa(ABC): El PSOE quiere una derogación urgente de la prisión permanente revisable y "así evitar que el TC decida, porque sabe que la prisión permanente revisable se ajusta a la Constitución y al Convenio Europeo de Derechos Humanos". "¿Por qué el PSOE y la izquierda faltan a la verdad sobre la pena de prisión permanente? El portavoz socialista llegó a afirmar que 'sin prisión permanente revisable vencimos a ETA y con prisión permanente revisable se ha asesinado a Gabriel'. El argumento, además de insultante para las víctimas, es escandaloso por su naturaleza manipuladora". "Dice el PSOE que Gabriel ha sido asesinado a pesar de que el Código Penal prevé la prisión permanente revisable. La formulación correcta es otra: como hay asesinos que matan a niños como Gabriel, el Código Penal debe incluir esta pena permanente de prisión". "La pena debe castigar el delito y en la ejecución de esa pena, no al margen de ella ni en lugar de ella, se debe procurar la reinserción del delincuente, que no es un derecho subjetivo, como han declarado el TC y el TS. En todo caso, si tanto se quiere privilegiar la reinserción, empecemos por considerarla una obligación del delincuente, que debe cumplir si quiere beneficios penitenciarios o excarcelaciones anticipadas. Durante mucho tiempo, las víctimas de ETA se sintieron desamparadas. No es justo que, de nuevo, otras víctimas vuelvan a sentirse de la misma manera, y si esto sucede, la sociedad española debe movilizarse por ellas".

Las reformas penales deben acometerse con la cabeza fría y evitando la politización(LA VANGUARDIA): "El dolor producido por crímenes como el perpetrado en la persona del pequeño Gabriel es inmenso e irreparable. Quienes son condenados por semejantes fechorías deben cumplir su condena y, si hay el menor riesgo de reincidencia, ver limitados o anulados sus permisos. Pero las reformas penales deben acometerse con la cabeza fría y evitando, en un asunto tan sensible, la politización. Ayer no se dieron estas condiciones en el Congreso. A la tribuna de invitados acudieron familiares de jóvenes víctimas de crímenes atroces, a los que demagógicamente se aludió desde la bancada popular como prueba de la pertinencia de su enmienda. Y nadie ignora, por otra parte, que la rivalidad entre el PP y Ciudadanos arrecia: ambas formaciones están endureciendo sus discursos en una competición de ribetes populistas. Los castigos previstos por ley para crímenes execrables pueden – y deben- ser duros. Pero también mesurados. Y deben preservar siempre el principio de reinserción y los valores humanistas de la Constitución".

Puja electoral con víctimas de crímenes(EL PERIÓDICO): El pleno de ayer "se convirtió en un espectáculo bronco y lamentable, plagado de detalles escabrosos, de demagogia y de utilización del dolor de las víctimas". "Pese a las afirmaciones sobre la protección de las víctimas y la necesidad de hacer justicia castigando con más dureza a los delincuentes, lo cierto es que esta subasta al alza de la prisión permanente revisable obedece a la competición electoral que enfrenta a los partidos de centroderecha". "Es cierto que la prisión permanente revisable está presente en la mayoría de los países europeos. Pero el PP y Cs olvidan que en España los presos pueden cumplir condenas efectivas de 30 o 40 años y que el Código Penal español es uno de los más duros de Europa con un índice de criminalidad que es el tercero más bajo". "La derogación de la medida, una iniciativa del PNV, es una decisión razonable, que no debe suscitar escándalo alguno, y mucho menos aprovechar sucesos dramáticos para legislar a golpe de emociones".

Un PSOE bochornoso contra las víctimas (LA RAZÓN ) "El PSOE pudo defender ayer en el Congreso su veto a la prisión permanente revisable con compostura y dignidad. Juan Carlos Campo, su portavoz, se decantó por la ruindad".

 

De interés

Artículos Relacionados