sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPrecariedad laboral y emancipación tardía, señas de identidad de los jóvenes españoles
Radiografía de la Eurostat

Precariedad laboral y emancipación tardía, señas de identidad de los jóvenes españoles

ibercampus.info
La oficina de estadística de la UE (Eurostat) ha hecho un estudio a nivel comunitario sobre la juventud de la Unión que muestra principalmente dos cosas que ya sabíamos: que a los jóvenes españoles les cuesta mucho abandonar el nido, ya que salen de la casa de sus padres a una edad media de 28,8 años, más de un año por encima del promedio de la Unión. Una de las razones puede ser precisamente la precariedad laboral, ya que el número de jóvenes españoles con contrato temporal dobla el de la media europea.

 

Los españoles se independizan a una edad media de 29,3 años en el caso de los hombres y de 28,3 en el de las mujeres, ante las medias europeas de 28,2 y 26,6 años, respectivamente.

Los datos de Eurostat, correspondientes a 2007, muestran que las mujeres son más precoces que los hombres para dejar el domicilio familiar en los 24 países europeos para los que hay datos disponibles.

Los finlandeses, los más precoces

España es el noveno país europeo donde los hombres tardan más en independizarse, tras un grupo de países que superan los 30 años -entre ellos Grecia, Italia y los nuevos estados miembros-, y que está encabezado por Bulgaria, Eslovenia y Eslovaquia, los tres con una media de 31,5 años.

En el otro extremo se sitúa Finlandia, donde la edad media en la que los hombres se van de casa de sus padres es de sólo 23,1 años, seguido de Holanda y Francia, ambos con 24,2.

Las jóvenes españolas, por su parte, son las séptimas más tardías de la UE para emanciparse, aunque su edad media -28,3 años- es sensiblemente inferior a la de las eslovacas (29,8), eslovenas (29,6) e italianas (29,5).

No obstante, las españolas están muy lejos de las finlandesas, que de media se independizan con sólo 22 años, francesas (23,1) y holandesas (23,2).

Temporalidad

Otro de los rasgos analizados en la temporalidad laboral y aquí el número de jóvenes españoles con contrato temporal dobla el de la media europea, en donde uno de cada dos jóvenes de entre 25 y 29 años están en esa misma situación.

En el conjunto de la Unión Europea la tendencia de contratos temporales se reduce conforme aumenta la edad de los trabajadores, pero se mantiene en una cifra importante en España (24,1%), Polonia (19,3%) y Portugal (16,6%) para los ciudadanos de entre 30 y 54 años de edad, según datos de 2008.

En España, el 60% de los empleados que tienen entre 15 y 24 años tienen un contrato temporal (39,4% en la UE), el 41% de los que tienen entre 25 y 29 años (20,4% en la UE) y el 20, 4% de los españoles de entre 30 y 54 años (9,2% en la UE).

El que la temporalidad sea mayor para los más jóvenes se explica, según la encuesta, en que se trató de contratos para cubrir periodos de formación (40%) y en la incapacidad de los jóvenes para encontrar ofertas más estables (37%). La encuesta de Eurostat también recoge datos del segundo trimestre de 2009 para ver la relación entre el nivel de formación de los jóvenes de entre 25 y 34 años y la tasa de paro que sufren, y en todos los Estados miembros el desempleo afecta más a aquellos con un menor nivel educativo.

Entre los parados españoles, el 28,1% cuenta con un bajo nivel formativo; el 18,8% tiene un nivel medio y el 11, 8% cursó formación superior. En lo que respecta al resto de europeos, el 19,2% de los parados tiene un nivel bajo; el 9,1% un nivel medio; y el 5,9%, alto.

De interés

Artículos Relacionados