martes,25 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónPremios Nobel 2015. Comentarios a sus actividades y descubrimientos
Federico Mayor Zaragoza (Cood) /Fundación Ramón Areces/229 p

Premios Nobel 2015. Comentarios a sus actividades y descubrimientos

Redacción
"Premios Nobel 2015, comentarios a sus actividades y descubrimientos" es la cuarta monografía que publica la Fundación Ramón Areces en la serie de Premios Nobel que se inició el año 2011. Como en anteriores ediciones, la presente cuenta con los seis capítulos correspondientes a los seis Premios Nobel que se han concedido en el pasado octubre y se han entregado el 10 de diciembre de 2015.

El texto integro de este libro, como el de los anteriores, esta disponible gratuitamente en la web Escriben el prólogo Federico Mayor Zaragoza y María Cascales Angosto, quienes aportan información sobre los Premios Nobel, ampliada por José Miguel Ortiz Melón, Rafael Bachiller García, Margarita Salas Falgueras, Ángel Sáchez de la Torre, y Rafael Morales-Arce Macías.

Los Premios Nobel de Fisiología o Medicina, Física, Química, Literatura, Paz y Economía, suponen el reconocimiento máximo para científicos, escritores y activistas, que son distinguidos año tras año por sus contribuciones al progreso de la Humanidad y sus destacadas trayectorias, según dice textualmente Federico Mayor Zaragoza. Los premios se entregan en una ceremonia celebrada anualmente en la Sala de Conciertos de Estocolmo (Suecia) el 10 de diciembre, fecha del aniversario de la muerte de Alfred Nobel.

La entrega del “Premio Nobel de la Paz” se realiza en el Parlamento, en Oslo (Noruega). Los nombres de los laureados son anunciados previamente en octubre.

La esperada lista de laureados empezó a desvelarse el 5 de octubre de 2015, cuando la Asamblea del Nobel del Instituto Karolinska dio a conocer en Estocolmo los ganadores del Premio Nobel de Fisiología o Medicina. Estos fueron tres cientí ficos que descubrieron nuevos fármacos para combatir enfermedades causadas por infecciones parasitarias tropicales, que se cobran cada año millones de vidas.

Una mitad del premio, y el primero para un científico chino, ha sido para la bioquímica-farmacéutica Youyou Tu, quien se inspiró en la medicina tradicional china para descubrir la artemisinina, el fármaco más eficaz utilizado hasta ahora para combatir la malaria. Según palabras de Tu en su discurso Nobel “la artemisinina es un regalo de la medicina tradicional china al mundo”.

La otra mitad fue compartida por el microbiólogo japonés Satoshi O¯ mura y el científico irlandésestadounidense William Cecil Campbell, descubridores de la avermectina, cuyos derivados han permitido casi erradicar considerablemente en algunos lugares la oncocercosis y la filariasis linfática, enfermedades provocadas por gusanos parasitarios y difundida por mosquitos que afectan a muchísimas personas en países del Tercer Mundo.

Los galardonados con el Premio Nobel de Física 2015 son el japonés Takaaki Kajita y el canadiense Arthur B. McDonald por sus aportes cruciales a la demostración de que los neutrinos cambian de identidad. Estas partículas subatómicas son generadas en reacciones nucleares en las estrellas o en “usinas” nucleares. Con su descubrimiento, Kajita y McDonald han demostrado por separado que el neutrino tiene masa y sufre metamorfosis, un descubrimiento fundamental para esta rama de la física y para la comprensión del universo, lo cual, según el comité Nobel, ha cambiado “nuestro conocimiento de los procesos más íntimos de la materia”.

El Premio Nobel de Química 2015 ha sido concedido al sueco Tomas Lindahl, al estadounidense Paul L. Modrich y al turco-estadounidense Aziz Sancar por sus investigaciones sobre el proceso de reparación del DNA en las células. Las investigaciones de estos tres científicos ha proporcionado conocimientos fundamentales sobre el funcionamiento de la célula viva, y han explicado los mecanismos básicos de reparación de nuestra cadena genética. El DNA sufre daños a diario, pero el motivo por el que se mantiene “intacto”, es por la serie de mecanismos de reparación molecular que posee el organismo: una serie de proteínas que controlan los genes, analizando minuciosamente el genoma en busca de alteraciones.

Estos procesos son fundamentales para el organismo y la supervivencia del ser humano. Lindahl, Modrich y Sancar han realizado un mapa de estos procesos a nivel molecular, lo que ha permitido avanzar en la comprensión de cómo funcionan las células, además de explicar en detalle las causas moleculares de las enfermedades hereditarias, y especialmente de los mecanismos implicados en el cáncer y el envejecimiento.

El Premio Nobel de Literatura ha sido otorgado a la escritora y periodista bielorrusa Svetlana A. Alexiévich por sus obras, que el jurado consideró “un monumento al sufrimiento y el valor”. Alexiévich, de 67 años, aplicó a sus obras las destrezas propias de un periodista, en forma de crónicas de las grandes tragedias de la Unión Soviética y su derrumbe: la Segunda Guerra Mundial, la Guerra en Afganistán, el desastre nuclear de Chernóbil y los estragos sociales, hasta llegar al suicidio, provocados por la caída del comunismo. Su primera novela, llamada “La guerra no tiene cara de mujer”, publicada en 1985 y basada en historias inéditas de mujeres que habían luchado contra los nazis, vendió más de 2 millones de ejemplares.

El Premio Nobel de La Paz 2015 ha sido concedido por el Comité Nobel del Parlamento Noruego al Cuarteto para el Diálogo Nacional Tunecino, por su contribución decisiva a la construcción de una democracia plural en Túnez tras la revolución de 2011. El Cuarteto, constituido en el verano de 2013, está formado por cuatro organizaciones de la sociedad civil: la central sindical UGTT, la patronal UTICA, el sindicato de abogados y la Liga Tunecina para los Derechos Humanos. El Comité Nobel Noruego ha asegurado que el Cuarteto fomentó el “diálogo pacífico entre ciudadanos, partidos políticos y autoridades”, y ayudó a “construir soluciones basadas en el contexto para un amplio abanico de asuntos”. Gracias a este diálogo, se pudo frenar una violencia que amenazaba gravemente a la Revolución de los Jazmines. Para dicho Comité, la transición tunecina iniciada tras el fin del régimen de Zine el Abidine Ben Alí es “única” por la unidad entre movimientos laicos y religiosos y por la implicación “clave” de organizaciones e instituciones de la sociedad civil.

A pesar de no ser propiamente un Nobel, ya que el galardón de Economía es el único de los seis premios que no fue designado en su legado por Alfred Nobel, se reconoce como el Nobel de Economía. Se concede desde 1969 como Premio Sveriges Riksbank en Ciencias Económicas, en memoria de Alfred Nobel, que fue establecido en 1968 con ocasión del 300 aniversario del Riksbank. Cuenta con idéntica dotación, y se entrega a la vez que el resto de distinciones en las ceremonias del 10 de diciembre. El Premio correspondiente a 2015 se ha concedido al académico escocés Angus Deaton por su análisis de las interrelaciones entre el consumo, la pobreza y el bienestar social. Su trabajo ha sido clave para establecer políticas públicas en algunos países porque trata de explicar las decisiones económicas individuales –especialmente cómo gastan sus ingresos las personas– y cómo las sociedades miden y analizan el bienestar y la pobreza. Es el segundo año consecutivo y la vigésimo cuarta ocasión desde la primera edición de estos premios en 1969 en la que el Nobel de Economía se entrega a un único ganador.

Angus Deaton nació en Edimburgo hace 69 años y cuenta con nacionalidad británica y estadounidense. Profesor de Economía y Asuntos Internacionales en la Escuela de Asuntos Públicos e Internacionales Woodrow Wilson y miembro del Departamento de Economía de la Universidad de Princeton, en Nueva Jersey, forma parte de la Academia Británica y de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias, así como de la Sociedad Econométrica. En 2012, Deaton fue galardonado con el Premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento por sus métodos para la medición de la pobreza con el uso del consumo per cápita como eje para medir el bienestar. En abril 2014 fue elegido miembro de la Sociedad Filosófica Americana y en abril de este año fue nombrado miembro de la Academia Nacional de Ciencias. La investigación actual de este profesor se centra en los determinantes de la salud en los países ricos y pobres, así como en la medición de la pobreza en la India y en todo el mundo.

De interés

Artículos Relacionados