domingo,29 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPrensa, Juncker y Erdogan culpan a los 28 del riesgo yihadista
Los ministros de Interior intentan coordinar una respuesta

Prensa, Juncker y Erdogan culpan a los 28 del riesgo yihadista

Redacción
El presidente de Turquía, RecepTayyip Erdogan, aseguró este miércoles que su país detuvo en junio a Ibrahim El Bakraoui en una provincia fronteriza con Siria, y que le deportó. Ahora la fiscalía belga le identifica como uno de los tres terroristas suicidas que atentaron el pasado lunes en Bruselas y dejaron 31 muertos y más de 300 heridos. Mientras, el presidente Juncker culpa a los 28 de no aplicar las propuestas antiyihadistas de su Ejecutivo, y la prensa española a la propia comisión europea.

La fiscalía belga identificó ayer a dos de los tres terroristas suicidas que atentaron el pasado martes en Bruselas y que dejaron 31 muertos y más de 300 heridos. Se trata de los hermanos Ibrahim y Khalid El Bakraoui, nacidos en Bruselas y con antecedentes penales no relacionados con el terrorismo. Ibrahim hizo estallar la bomba en el aeropuerto de Zaventem junto a un tercer terrorista no identificado, si bien los medios belgas informaron de que se trata de Najim Laachraoui, también belga y cuyo ADN fue encontrado en el material explosivo utilizado en los atentados de París del pasado 13 de noviembre. Khalid detonó la bomba en la céntrica estación de metro de Maelbeek. Un cuarto terrorista, que depositó una maleta con explosivos en el aeropuerto que no llegó a detonar, no ha podido ser identificado y está huido.

La pista de los tres miembros del comando que atentó en el aeropuerto se pudo seguir gracias al testimonio del taxista que los llevó, el cual indicó a los investigadores la dirección de la que habían salido con pesados equipajes. En la vivienda, situada en el distrito de Anderlecht, la policía encontró 15 kilos de explosivos, detonadores y clavos. En una papelera encontraron un ordenador que contenía el testamento de Ibrahim El Bakraoui, en el que decía sentir que la policía le pisaba los talones y que si perdía tiempo corría el riesgo de "terminar en una celda".

En septiembre, Laachraoui fue objeto de un control en la frontera austrohúngara, cuando viajaba en compañía de Salah Abdeslam, detenido el pasado viernes en Bruselas y huido tras los atentados de París, y de Mohamed Belkaid, abatido por la policía tres días antes en la capital belga.

Erdogan dijo que se remitió una nota a las embajadas belga y holandesa informando sobre la deportación, identificándole como posible "combatiente extranjero" de grupos yihadistas, y lamentó que fuese liberado porque "Bélgica no consideró que tuviese relación con el terrorismo". El ministro de Justicia belga, Koen Geens, puntualizó las afirmaciones de Erdogan y dijo que "no hubo una extradición" de Ibrahim El Bakraoui a Bélgica, sino que se trataría de "un reenvío a la frontera siria por parte de Turquía".

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker aseguró ayer que si todos los Gobiernos hubieran aplicado las propuestas aprobadas tras los atentados de París "la situación no sería la de hoy". Juncker criticó al Parlamento por no terminar de aprobar el registro de pasajeros en la UE y censuró a los lobbies por poner obstáculos a la Directiva sobre el control de armas. "Francia hizo peticiones, la Comisión hizo propuestas y los Gobiernos debieron haber tomado conciencia del problema antes de que se produjeran estos acontecimientos trágicos", enfatizó. El presidente de la Comisión también reclamó "un aumento de la colaboración entre los servicios secretos europeos".

Junto a Juncker, el primer ministro francés, Manuel Valls, que visitó la sede de la Comisión en Bruselas, insistió en que "estamos en guerra" y apuntó que en los próximos años los socios de la UE tienen que "invertir masivamente en sistemas de seguridad adecuados ante la amenaza a la que nos enfrentamos".

El comisario Dimitris Avramopoulos anunció para hoy la convocatoria urgente de los ministros de Interior para coordinar la respuesta europea al terrorismo. Avramopoulos hizo un llamamiento para "reforzar la coordinación y el intercambio de información entre los servicios de inteligencia", si bien reconoció que hay "una laguna de confianza".

La Alta Representante de la Política Exterior Europea. Federica Mogherini, en una entrevista concedida a la alianza de diarios europeos LENA, aseguró que "el problema es que las decisiones que ya se han tomado no se están siguiendo".

En una entrevista en LA RAZÓN, el ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García Margallo, aboga por "sacar al Estado Islámico de sus bastiones para que dejen de exportar terrorismo".

Por su parte, el secretario de Defensa de EEUU, Ashton Carter, apuntó que Europa debe "acelerar" su lucha contra el Estado Islámico en Siria e Iraq tras los atentados de Bruselas.

Editoriales de la prensa impresa española

La UE debe organizarse mejor para combatir el yihadismo (EL PAÍS): La sobreactuación no es adecuada, y menos cuando se produce en caliente, para responder a la terrible realidad del terrorismo yihadista que, con lo ocurrido en Bruselas, ha mostrado de nuevo su capacidad de destrucción". "Pero las palabras de Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, denunciando que 'si los Gobiernos hubieran aplicado los planes que aprobamos (tras el ataque de París) no habríamos llegado a estos momentos trágicos', exigen la reflexión y las aclaraciones de los señalados". "El enemigo está dentro. En Bruselas llevan trabajando células islamistas locales desde hace tiempo". "En esta situación es esencial la colaboración entre los Estados miembros, que debe traducirse en una eficaz reconstrucción de los canales que unifiquen toda la información que permita actuar con contundencia sobre los planes de los terroristas". "Europa debe prepararse para librar un largo conflicto contra un enemigo que cuenta entre sus filas con activistas fanáticos que no dudan si tienen que suicidarse en aquellos lugares que simbolizan las señas de identidad de una sociedad abierta". "Hay que tomarse en serio la queja de Juncker y la petición de reforzar la inversión en seguridad y cooperación que hizo ayer el primer ministro francés, Manuel Valls".

Europa, entre el islamismo y el populismo que se retroalimentan (EL MUNDO): Sin dar tiempo siquiera a un prudente duelo por las víctimas de los execrables atentados de Bruselas, algunas organizaciones populistas y de ultraderecha en auge en Europa han aprovechado lo ocurrido para volver a arremeter contra el sueño de una UE unida y sin fronteras internas". "E incluso en EEUU, el aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, utilizó los ataques para reafirmarse en sus arremetidas contra los inmigrantes hispanos y pedir que se imponga la tortura contra los yihadistas". "La identificación que partidos como el Ukip, que aboga por la salida del Reino Unido de la UE, o el filonazi Alternativa para Alemania, hicieron ayer de las políticas migratorias europeas con la explosión del yihadismo, resulta tan inoportuna como falsa"."El gran quebradero de cabeza hoy para los cuerpos de Seguridad son los fanáticos dispuestos a acudir a hacer la yihad a Siria o Iraq o los que han retornado de ambos países". "Uno de los triunfos del terrorismo es la extensión generalizada del miedo, y un sentimiento tan paralizante, rayano en la psicosis, es el mejor caldo de cultivo para los populistas". "No es de recibo que Europa haya cerrado los ojos mientras el 80% de las nuevas mezquitas reciben financiación de Arabia Saudí, que exporta al mundo el wanabismo, una de las concepciones más rigoristas del Islam".

El laberinto de los servicios secretos (LA VANGUARDIA):  La secuencia posterior a los atentados de París y Bruselas comparte un dato inquietante: los autores estaban fichados por la policía". "El hecho suscita una pregunta de sentido común: ¿tan difícil es evitar que ciudadanos sospechosos preparen y cometan atentados terroristas de gran calibre?". "El terrorismo que sufre Europa desde las bombas en la estación de Atocha en el 2004 incluye en la mayoría de veces a jóvenes que vivían en el lugar donde cometieron sus fechorías". "Muchos tenían antecedentes o figuraban en ficheros diseñados para controlar a quienes tienen un riesgo potencial de pasar a la acción". "¿De qué sirve esto si luego cometen atentados gravísimos?". "El terrorismo tiene, entre otros, el efecto pernicioso de presentarse como inevitable". "Aunque los servicios policiales de media Europa desactivan a tiempo muchos complots terroristas, esta acción preventiva queda relegada al olvido cuando hay un atentado". "El meollo del problema es el manejo de la información y la necesidad urgente de que los servicios de inteligencia europeos intercambien datos relevantes y se comuniquen de forma fluida y constante".

De interés

Artículos Relacionados