domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadPrimer debate de investidura sin sacar Gobierno por la oposición de PP...
Dificultades en reformas constitucional, laboral y educativa

Primer debate de investidura sin sacar Gobierno por la oposición de PP y Podemos al pacto PSOE-C´s

Redacción
El primer debate de investidura del 2 al 4 de marzo terminará sin permitir al PSOE y Ciudadanos formar Gobierno, ya que el rechazo de PP y Podemos les llevará a no abstenerse y votar en contra. Los análisis de la prensa resaltan que Sánchez y Rivera ocupan el centro y dejan a PP y Podemos en difícil posición, míentras Ciudadanos intenta aproximar acuerdos con PP y PSOE con Podemos, pero las distancias en las reformas constitucional laboral y educativa les alejan, además de las fiscales.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, firmaron ayer miércoles el Acuerdo para un Gobierno reformista y de progreso, un pacto de legislatura con un programa de gobierno. Sánchez y Rivera escenificaron la firma en la sala Constitucional del Congreso. Un acuerdo, que según Sánchez "no ha sido fácil", que representa un "cambio", en el que "no ha cedido nadie", "para que ganen los españoles.

Tras incidir en la necesidad histórica de `pensar en el "bien común", el líder socialista apeló a "abandonar el verbo vetar" para "abrazar el verbo acordar" y "desterrar el verbo imponer". Para Sánchez, este acuerdo recoge el ideario vinculado al socialismo democrático en sus ciento cuarenta años de historia: Justicia social, derechos, diálogo, oportunidades y libertades. Sánchez dijo también que el pacto con Ciudadanos responde a una demanda social de cambio en el fondo, y a una política que "suma", pero no "resta".

El líder socialista, que animó a todos los partidos a sumarse al pacto, dijo que el objetivo es "empezar por lo urgente", y destacó que PSOE y Ciudadanos han puesto "como prioridad a las personas".

Por su parte, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, calificó el pacto firmado con el PSOE de "acuerdo de Gobierno" y pidió "generosidad para que se adhieran otros grupos, en especial el PP. Rivera evocó el espíritu de la Transición y dijo que el acuerdo sienta las bases de consenso para una nueva etapa política de renovación de la democracia española.

Posteriormente, a través de su cuenta de Twitter, después de que el portavoz de Podemos, Íñigo Errejón, criticara el acuerdo, Rivera dijo que el mismo "defiende la unión de los españoles, la regeneración y la estabilidad económica". Asimismo, apuntó que a Podemos no le gusta "porque no habrá referéndum separatista y no se suben impuestos a la clase media trabajadora".

También el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, acusó al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de convertirse en "la gran esperanza" del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, tras decidir romper el diálogo con los socialistas. Hernando dijo que Iglesias está pensando más "en sus estrategias, en sus elecciones y en sus sillones que en arreglar los problemas de los ciudadanos". En otro momento, Hernando dijo estar convencido de que Podemos va a volver a la negociación porque, según explicó, no podría explicar a sus votantes que el próximo presidente vuelva a ser Rajoy.

Por otra parte, la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE convocó ayer, para el próximo sábado, día 27, a la militancia del partido, que deberá responder si apoya o no los pactos firmados y planteados a distintos partidos. En concreto, los afiliados tendrán que contestar sí o no a la pregunta: "¿Respaldas estos acuerdos para conformar un gobierno progresista y reformista".

Por otro lado, los presidentes de Castilla-La Mancha y de Aragón rechazaron ayer el punto del acuerdo referido a la supresión de las diputaciones. El primero, Emiliano García-Page, dijo que si desaparecen las diputaciones "quien va a seguir ganando y creciendo son las autonomías". El presidente de Aragón, Javier Lambán, consideró que "el pacto con Ciudadanos es "desequilibrado", en el sentido de que "sin Podemos" el PSOE tiene "riesgo de perder identidad". También el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, dijo preferir un "pacto con mirada progresista".

Principales claves del acuerdo

Entre los principales puntos del pacto que detallan los diarios, se encuentra el mantenimiento del IRPF sin subidas, así como la reforma del impuesto de sociedades. Respecto al déficit, el documento sostiene que se negociarán con la UE "nuevos objetivos de déficit", para no ahogar las cuentas públicas. En cuando a la contratación, pasaría a haber tres modelos distintos: el de formación, uno indefinido y otro estable y progresivo de duración determinada.

El pacto restablece también "la universalidad" del Sistema Nacional de Salud, lo que implica la atención de los extranjeros "inscritos en el padrón municipal". Una de las condiciones de Ciudadanos para aprobar el pacto ha sido la reforma exprés de cinco puntos de la Constitución, entre ellos, la eliminación de las Diputaciones, con lo que se espera ahorrar en duplicidades, señalando que no será problema reubicar a los funcionarios.

La noticia en los diarios

EL PAÍS titula en portada: "PP y Podemos hará naufragar el pacto entre Sánchez y Rivera". Según EL MUNDO, "el PP pasa al ataque contra Ciudadanos: 'Su pacto es un fraude'". Para ABC, "Podemos rompe con el PSOE y aboca a Sánchez a una investidura fallida". LA VANGUARDIA destaca que "Podemos rompe con el PSOE por el pacto Sánchez-Rivera". EL PERIÓDICO señala que "Podemos rompe con el PSOE por sumar a Ciudadanos". LA RAZÓN, a toda página, subraya: "Iglesias condena a Sánchez al fracaso". CINCO DÍAS y EL ECONOMISTA se centran más en los puntos económicos del pacto; así, el primero habla de "respeto al déficit, con IRPF estable y más presión para las empresas", mientras que el segundo cita "mantener el IRPF y suavizar la reforma laboral

PP votará que no, según Rajoy 

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, consideró ayer en una entrevista en La Moncloa para Antena 3 que el pacto entre el PSOE y Ciudadanos "no sirve para nada". "No es un pacto de investidura, ni de Gobierno tampoco, porque no tienen votos. Y no es un pacto que permita hacer la reforma de la Constitución que ha planteado el señor Rivera, porque para ello necesitarían los votos del PP", señaló. Y confirmó que "el PP va a votar que no" a la investidura de Sánchez. "Me sorprende el entusiasmo de Ciudadanos por apuntalar al PSOE", indicó, y consideró que ambos partidos "probablemente están pensando en el futuro". "Otros tratamos de respetar a nuestros votantes", apostilló.

Rajoy explicó que él envió un documento con su propuesta a ambos líderes, que no han respondido. "Me gustaría que Albert Rivera tomara una posición sobre él", dijo, y aseguró que él no es el escollo para alcanzar un acuerdo con los socialistas. "El problema es que el PSOE no quiere pactar con el PP, porque piensa que con 90 escaños puede gobernar", indicó. El líder del PP tildó de "poco serio" el contenido del pacto de PSOE y C´s, porque "no se centra en los verdaderos problemas de los españoles"

El presidente en funciones se mostró dispuesto a ir a una próxima investidura si tiene los votos para ello. También confirmó que quiere ser candidato si hay nuevas elecciones y consideró que es un "activo" en el PP. "Si no, no me presentaría. No soy tan irresponsable", dijo. Al ser preguntado si se considera lo mejor para el PP, respondió. "Creo que sí. Creo que es bueno tener un líder independiente y que sepa mantenerse en situaciones difíciles".

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, también incidió en que el acuerdo entre PSOE y Ciudadanos "no va a ningún lado" y señaló que es "evidente" que "hay algún otro tipo de interés que no es el de formar gobierno", algo que, dijo, "es sencillamente imposible". Según reflejan los diarios, en el PP consideran que el pacto entre PSOE y C´s es "un pequeño sainete". La secretaria general, María Dolores de Cospedal, tildó de "bastante lamentable" que Ciudadanos actúe "como muleta del PSOE" y subrayó que "al final" el partido de Albert Rivera "se ha convertido en la marca blanca de los socialistas, cuando se decía que era la del PP". Para el vicesecretario de Organización, Fernando Martínez-Maíllo, se trata de "un brindis al sol" y un acto de "propaganda política", además de un "engaño manifiesto a la ciudadanía". El vicesecretario de Acción Sectorial, Javier Maroto, destacó que el acuerdo anunciado es "inútil" y que "se ha puesto de manifiesto que la única posibilidad de que exista estabilidad y moderación es la alternativa de consenso que ofrece el PP".

EL PAÍS apunta que "Rajoy usará el texto del pacto para negociar con Rivera". Según EL MUNDO, "el PP se abalanza a por los votos de Rivera". ABC señala que "C´s intentará convencer al PP antes de la votación".

 Podemos suspende la negociación  hasta el 5 de marzo 

Podemos ha suspendido su participación en la negociación a cuatro que compartía con PSOE, Compromís e IU, tras el pacto firmado entre PSOE y Ciudadanos de cara a la investidura como presidente del Gobierno de Pedro Sánchez. El portavoz de Podemos en el Congreso y secretario de Política de la formación, Íñigo Errejón, dijo ayer sentirse "defraudado" y "decepcionado". Errejón, que calificó ese acuerdo como "incompatible" con su partido, añadió que se trata de un documento que no es "ni progresista ni reformista" y que, además, "va a hacer las delicias del Ibex 35 y de los sectores privilegiados".

Errejón también calificó el pacto como la "tercera reforma laboral encubierta", además de mostrarse convencido de que, salvo que el PP decida abstenerse, la próxima semana se producirá una primera "investidura fallida", aunque dejó la puerta abierta a volver a negociar con el PSOE tras el 5 de marzo.

Horas después, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, dijo que el PSOE ha "claudicado" ante Ciudadanos, y lamentó que el PP "se salga con la suya". En declaraciones a Telecinco, el líder de la formación morada, que calificó el acuerdo de "continuista" con las políticas del PP, lamentó que esta formación "vuelva a entrar en escena", y criticó que los socialistas no han sido "honestos" con su formación durante las negociaciones.

El pacto suscrito entre el PSOE y Ciudadanos también ha provocado la ruptura de los acuerdos alcanzados entre los socialistas y Compromís e IU de cara a un posible apoyo a la investidura de Pedro Sánchez. Ambos partidos sí acudieron ayer a la reunión que en principio tenían prevista los cuatro partidos de izquierda, aunque lo hicieron para trasladar a los socialistas que el pacto con Ciudadanos es incompatible con sus políticas, por lo que suspenden las negociaciones.

El portavoz parlamentario de IU, Alberto Garzón, calificó el pacto de "muy regresivo y contrario a los intereses de las clases populares, y anunció que su formación votará en contra de Sánchez si lo mantiene. Igualmente, Joan Baldoví, de Compromís, insistió en que el PSOE "tiene aún tiempo de recapacitar y buscar un acuerdo más amplio".

De interés

Artículos Relacionados