martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaProfanan la capilla de la UAM con pintadas por el aborto, la...
Silencio del capellán y rechazo de profesores y estudiantes

Profanan la capilla de la UAM con pintadas por el aborto, la educación laica y signos feministas

Redacción
La capilla de la Universidad Autónoma en Cantoblanco amaneció este miércoles con pintadas por el aborto libre y de la educación laica, junto a signos feministas. El spray rojo usado en todo ello manchaba desde parte de suelo y paredes hasta banco y el propio sagrario, que según la UAM es la primera vez que se profana. El jueves y viernes se han extendido expresiones de rechazo a través de redes sociales frente a estos actos vandálicos por parte de profesores y alumnos, algunas alusivas a la UCM.

Otras se han extendido al silencio del propio capellán, Miguel Fernando García, quien denunció inmediatamente los hechos, tras lo que se personaron agentes de la policía científica, pero luego abandonó el edificio sin hacer declaraciones periodísticas. "No quería darle publicidad a las pintadas,  cerró la puerta con llave y marcho", según la portavoz de la universidad. El cura celebra misa de lunes a viernes a las 8.30, y al acudir el miércoles ya se encontró una pintada en la puerta y el bombín de la puerta roto, además de pasquines tirados por el suelo.

La capilla está instalada en los bajos de un edificio a 50 metros de la estación de tren de Cantoblanco, donde hasta hace varios años había servicios generales trasladados a un nuevo edificio junto al rectorado. Pero los usuarios del tren apenas se percataron, mientras durante la mañana del miércoles ante la entrada de la estación varios jóvenes repartieron octavillas con el logo del corazón de Podemos a favor de la política de ayuda a los refugiados del Ayuntamiento de Madrid, cuya concejal Rita Maestre participo hace años en actos vandálicos similares contra la capilla de la Universidad Complutense de Madrid.

El arzobispo de Madrid dijo a través de un comunicado de prensa: "No podemos permitir estos ataques que quiebran nuestra convivencia".

Agentes de la Brigada de Información de la Jefatura Superior de Policía investigan los hechos y ya han recabado imágenes de las grabaciones del sistema de vídeo vigilancia del campus. Las pesquisas se centran en grupos feministas vinculados con la Autónoma y otras universidades. En principio, los autores del ataque son tres o cuatro personas encapuchadas que llegaron a la zona andando y que pudieron huir en un coche. El asalto ocurrió entre las 03.00 y las 04.00 de la madrugada.

Un silencio similar al del capellán de la capilla han guardado los tres operarios de mantenimiento, pertenecientes a la empresa Ferrovial, quienes incluso han tardado en eliminar las pintadas porqu el sacerdote se negó a abrirles inicialmente la puerta.

Rechazo de profesores y alumnos

Entre los mensajes de rechazo de profesores y alumnos de la UAM, donde las relaciones con la Iglesia católica y sus obispos son estrechas, figura la siguiente carta enviada por móvil por una alumna de la Autónoma de Madrid al presunto autor o autora de la profanacion:

"Querida persona,

Esto va dirigido a ti, responsable de estas pintadas en la UAM.

En mi Universidad. En nuestra Universidad.

No puedes imaginarte el dolor que siento cuando veo estas fotos. Y más, cuando en el artículo de El País, leo que el capellán ha intentado que no se enteraran los medios para no convertirlo en una noticia sensacionalista.

Qué diferencia de actitudes, eh.

Porque cualquiera de nosotros, habría llamado a la prensa antes incluso que a la policía. Para que el mundo se enterara de este delito tan injusto. Habríamos hecho lo inimaginable para encontrarte y devolverte todo ese odio.

Pero el capellán no ha sido así. Él ha optado por otro camino. Un camino que espero que algún día conozcas y comprendas. Me imagino perfectamente cómo esta mañana, al ver lo sucedido, habrá ido corriendo al Sagrario, pues para él lo más importante habrá sido comprobar que a su Señor, para él presente en la Eucaristía, no le haya pasado nada. Luego habrá mirado a su alrededor. Seguro que con lágrimas en los ojos, de rabia, de impotencia, pensando qué hacer. Y entonces…

… entonces, me apuesto lo que quieras, a que ha rezado por ti. Se habrá puesto de rodillas, y de todo corazón, habrá pedido por ti.

Porque para él, antes que un vándalo que ha destrozado su capilla, antes que ese odio esparcido en forma de pintadas; antes de todo eso, eres una persona. Una persona que merece ser amada".

Creo, querida persona, que te equivocas de enemigo. Yo, igual que el capellán, elijo no odiarte. Tu lucha no está aquí. Espero que algún día encuentres el Camino, en busca de esa Verdad que te dará la Vida.

Enviado desde mi iPhone

De interés

Artículos Relacionados