jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónPros y contras de Google Glass

Pros y contras de Google Glass

Marga Peñafiel
Google Glass, el nuevo juguete electrónico del gigante de Internet, ha causado un gran revuelo en las sociedad. Los más acérrimos a digitalizar la vida cotidiana aseguran que es un paso en la evolución del mundo 3.0. Sin embargo, hay quienes opinan que es una forma de desnaturalizar el contacto humano y viola los derechos de privacidad de las personas, asunto que está a la orden del día en los gobiernos de todo el mundo son las nuevas noticias sobre ciberespionaje.

En ´Los siete impactos de Google Glass a la sociedad y la empresa´, de las que Ibercampus.es ya se hizo eco, se desarrollan algunos beneficios e inconvenientes sobre la aplicación de Google Glass en nuestro entorno. 

De una forma más general, Martín Durán, recoge qué supone esta nueva tecnología en el mundo actual. 

Ventajas de Google Glass

En la práctica, tiene las mismas aplicaciones de un Smartphone: incorpora viñetas, videos youtube y búsqueda de sonidos y canciones parecido al de Shazam, con solo presionar la pantalla táctil o mediante comando de vox, funciona con diferentes servicios como correo electrónico, establece direcciones cercana de transporte público, tiene la función de avisos o recordatorios, así como fotos de lugares cercanos, Rss con la aplicación Google Now1.

Sin duda lo más novedoso es la tecnología textil inteligente. Google Glass se puede integrar con otras prendas inteligentes que saldrán al mercado como otro tipo de gafas, pulseras, relojes conectados al cuerpo como a internet.

La gente se moverá con dispositivos TIC en contacto con el cuerpo tal como podemos ya ver en los gimnasios con aparatos como Jawbone UP, Nike FuelBand o Fitbit que utilizan sensores que permiten detectar los movimientos del cuerpo y enviar la información recopilada a nuestros smartphones o tablets dispuestos para ser analizados bajo distintos tipos de aplicaciones disponibles para el usuario, así como el reloj inteligente.

Se espera que Google Glass termine por sumarse a lo que ya se conoce como el “boom” de la ropa inteligente, la cual podría pasar de los 14 millones de unidades de ropa inteligente en 2012 a los 171 millones en 2016. Dicho mercado podría facturar cerca de 50.000 millones de dólares en los próximos 5 años.

Cambiará la forma de hacer y presentar las noticias. Algo en lo que ya había impactado el Smartphone de las manos del microbloggin y las redes sociales. En la presentación de noticias Google Glass será una herramienta fundamental en estudio o sobre el lugar de los acontecimientos. La reducción de clips para poder acceder a imagen, sonido, video, voz y archivos ayudará mucho en ello siempre y cuando el periodista mantenga su voz (sobre todo en escenarios violentos)

Es posible que pueda controlar objetos a través de la Google Glass y una conexión inalámbrica. Si este escenario se cumple aún no está del todo desarrollado), se haría uso visual y de diferentes sistemas de conectividad como RFID, Bluetooth, infrarrojos y QR como método de reconocimiento de los objetos. Esto permitiría interactuar con cualquier tipo de objetos en casa, puertas de garaje, electrodomésticos, las smart grids o el coche (aparte de las consideraciones de seguridad que son muchas).

Desventajas de Google Glass

Algunas de los aspectos negativos técnicos o de uso tienen que ver con la evaluación del primer dispositivo hecho por usuarios “evangelizadores” y desde luego se espera que Google mejore las prestaciones del mismo al momento de su lanzamiento.

La duración de la batería y la conectividad a internet en lugares remotos es deficiente. La batería apenas dura 3 horas. Se aspira a que llegue a 5 horas con la función de video en pleno funcionamiento.

Se plantea difiultad a la hora de sostener una conversación con algún interlocutor vía telefónica o presencial atento a otras tareas sin que cause molestia en dicho interlocutor. 

También encontramos muy limitada la privacidad y la información disponible en el dispositivo en tiempo real. Se puede convertir en una herramienta mucho más eficaz de espionaje que el teléfono móvil o el ordenador.

Google Glass no es apto para todo el mundo. No son recomendables para menores de 13 años y personas que hayan sido operadas con láser. Adicionalmente pueden producir estrés ocular, desorientación y dolores de cabeza.

Otros aspectos técnicos que hacen poco deseable la utilización del producto de Google es que es difícil ver la pantalla si hay mucha luz, no se puede desactivar Wi-Fi y Bluetooth, no se puede ajustar el volumen del sonido y el brillo de la pantalla, no se puede modificar la duración de tiempo de espera de pantalla  o no se puede poner en modo silencio.

El control de voz da problemas. No siempre responde después de recibir las indicaciones sino que muchas veces busca por su cuenta, una vez dicho “Ok Glass” por lo que hay que tener cuidado con lo que se dice usando las gafas.

Un inconveniente es que se necesita de un smarphone para usarlas en la calle. No posee una conexión de datos propia, por lo que una vez que sales a la calle tienes que llevar tu smartphone contigo para poder seguir conectado a la red con las gafas. De momento no puedes usar las Google Glass como sustituto de tu smartphone. Se espera que sea temporal.

Además, son difíciles de guardar. Son poco flexibles y no se pueden cerrar por lo que se presentarán dificultades a la hora de guardarlas en el bolsillo o en bolsos sin mayor cuidado.

La función de comunicar es bastante deficiente, ya que responder a los mensajes es complicado. Ciertamente el control de voz ayuda a escribir mensajes y enviar correos electrónicos, siempre y cuando hables alto y claro. Si se equivoca tiene que borrar todo el mensaje y volver a empezar porque no te deja corregir el error. Siempre y hablando claro y alto, por tanto quien esté cerca sabrá lo que quieres escribir.


De interés

Artículos Relacionados