domingo,5 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadProtones contra el cáncer en España mientras las listas de espera llegan...
Sánchez preside la firma de un convenio de donación de 280 millones de Ortega a 5 comunidades autónomas

Protones contra el cáncer en España mientras las listas de espera llegan a 7 meses

Las listas de espera crecen en la sanidad pública y privada de España de forma casi generalizada aunque falta información estadística detallada al respecto , hasta el punto de que algunos hospitales de Madrid con alta reputación como La Paz, Gregorio Marañón o 1º de Octubre están dando citas con demoras de hasta 7 meses en diversos tratamientos. Pero este Día Contra el Cáncer de Mama 2021 ha traído el anuncio de terapias de protones por el presidente Sánchez, gracias a la firma de un convenio entre la Fundación Amancio Ortega (del principal accionista de Inditex), Sanidad y 7 de las 19 autonomías.

Este Día Mundial contra el cáncer de mama, Pedro Sánchez se ha comprometido a que el Gobierno seguirá «trabajando sin descanso para mejorar la investigación sobre el cáncer y también los tratamientos». «Más allá de las pulseras o de los lazos rosas que lucimos hoy, estamos aumentando notablemente las inversiones en investigación y vamos a buscar las tecnologías más avanzadas», concluyó. El convenio firmado con la Fundación Amancio Ortega Gaona, ha sido rubricado por la ministra de Sanidad, Carolina Darias; por la vicepresidenta primera de la Fundación Amancio Ortega Gaona, Flora Pérez Marcote, y por los representantes las comunidades autónomas donde se instalarán estas nuevas infraestructuras: País Vasco, Cataluña, Galicia, Andalucía, Comunidad Valenciana, Madrid y Canarias.

Sin embargo, en la calle y las redes sociales se registraba gran atención a las noticias sobre el aumento generalizado de listas de espera en la sanidad pública y privada, que además se beneficia de las demoras en la primera. Pacientes de Madrid denunciaban a Ibercampus.es que acababan de recibir cita para mayo de 2022 para rehabilitación por accidente de tráfico en La Paz y la periodista Marta Jaenes el mismo plazo para ginecología, denuncia pública apoyada en Twitter por unas 5.000 personas. Al mismo tiempo, Juan Oliver documentaba en Público que la sanidad pública gallega asiste al cierre de camas y aumento de las listas de espera  e Isabel Valdés en El País que La Comunidad tiene 92.928 pacientes en esa lista, y llenarían el Bernabéu y se quedarían fuera 11.884 que harían lo mismo, casi por completo con el WiZink Center. Todo ello poco después de que la Alianza de la Sanidad Privada Española (ASPE, integrada por 600 centros y decenas de empresas patrocinadoras y colaboradoras) pidiera una reforma global del sistema nacional de salud (SNS), donde la financiación sea finalista y «no en base al número de habitantes», tras temer que el ataque ideológico al modelo de colaboración sanitaria público-privada debilite aún más el Sistema Nacional de Salud. Aunque ASPE declaraba ya antes de la Covid que contar con los recursos que ofrece la sanidad privada reduciría aún más las listas de espera, la impresión actual es que también están aumentando las listas de espera en la sanidad privada, aunque desde el consejo editorial de Ibercampus se indica que falta información estadística detallada  en toda España y los estudios de rigor científico son insuficientes salvo en ámbitos como la cirugía cardiovascular.

Durante su intervención, Sánchez ha asegurado que este proyecto «es una apuesta de futuro que pondrá a España al mismo nivel que Alemania en el uso de la protonterapia«, un tratamiento en alza que, hasta el momento, solo se ofrecía en dos centros privados en la Comunidad de Madrid. En definitiva, «un paso de gigante, que nos sitúa a la cabeza, junto con otras grandes naciones, en este tipo de tratamientos», señaló.

A su juicio, el convenio firmado permitirá «da respuesta a las necesidades presentes y futuras de la población española y, al mismo tiempo, facilitará la investigación clínica y el desarrollo tecnológico relacionado con este tipo de tratamiento». También se presentó como un ejemplo-añadió- de «cómo el refuerzo del Estado del Bienestar es un objetivo compartido por toda la sociedad, que requiere de la participación de los distintos agentes sociales, públicos y privados, para desarrollar su máximo potencial».

«Ninguna aportación, en este sentido, es pequeña», como nos ha dejado claro la pandemia- añadió- y por ello «resulta imprescindible entender este proyecto como un proyecto de país, capaz de movilizar la mayor cantidad de recursos públicos y privados con un objetivo común, honesto: dotarnos entre todos de una sanidad pública robusta, que sea bandera de una sociedad próspera y justa».

Frente a la radioterapia tradicional, la protonterapia reduce de forma significativa tratamientos innecesarios en los tejidos sanos, algo especialmente beneficioso al tratar el cáncer infantil. Además, es una alternativa eficaz para tumores en los que la radioterapia convencional no resulta efectiva y la cirugía no es una opción. Es una tecnología «de coste muy elevado,», señaló el presidente, por lo que este acuerdo nos permite «movilizar los recursos necesarios para poder ponerla al alcance de los pacientes basándonos en criterios de equidad y accesibilidad». En este sentido, Sánchez ha apuntado que «los costes que supondrá implementar este proyecto son muy inferiores a los que implica derivar a centros privados a pacientes que necesitan un tratamiento con protonterapia».

El jefe del Ejecutivo ha recordado que la colaboración entre el Sistema Nacional de Salud y la Fundación Amancio Ortega Gaona en la lucha contra el cáncer «viene de lejos», ya que todas las Comunidades Autónomas han suscrito convenios con la Fundación por más de 300 millones de euros para incorporar al sistema público de salud alrededor de 450 equipos de diagnóstico y tratamiento.

En el caso del convenio sobre protonterapia, la Fundación Amancio Ortega se compromete a donar 280 millones de euros al Ministerio de Sanidad para la adquisición de 10 equipos completos de esta tecnología. El Ministerio realizará la compra de los equipos, adelantando estos 280 millones de euros de los Presupuestos Generales del Estado en 4 anualidades, con el fin de poder llevar a cabo el concurso de licitación. La Fundación Amancio Ortega irá ingresando la donación en función de los pagos que se vayan realizando, hasta completar el total. Por lo tanto, «el coste final de los aparatos será de cero euros», remarcó Sánchez. Una vez adquiridos los equipos, el Ministerio los pondrá a disposición de las Comunidades Autónomas implicadas en el proyecto, que se encargarán de su instalación, mantenimiento y de su gestión.

Descontando la inversión extraordinaria en vacunas del ejercicio anterior, ha destacado que la partida destinada a políticas sanitarias en los Presupuestos Generales del estado para 2022 crece un 11%» con acciones fundamentales como el desarrollo del Marco Estratégico de Atención Primaria y Comunitaria, la ampliación de los servicios de salud bucodental y el despliegue de la nueva Estrategia de Salud Mental. «Es crucial que los centros sanitarios públicos de España estén a la vanguardia tecnológica, porque es la forma de garantizar que cada mujer y cada hombre, cada niña y cada niño de nuestro país puedan beneficiarse de estos adelantos independientemente de su situación socioeconómica». Para ello, contamos con los Fondos Europeos con los que- avanzó Sánchez -«realizaremos una inversión en equipos de alta tecnología por importe de 795 millones de euros entre este año y el que viene».

De interés

Artículos Relacionados