martes,7 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaPSOE desafía a PP, C´s, banca y prensa al proponer garantía del...
Rajoy pide a los grupos políticos que no hagan política

PSOE desafía a PP, C´s, banca y prensa al proponer garantía del poder adquisitivo de las pensiones

Redacción
El PSOE asumirá la reivindicación que llevó a la calle a miles de pensionistas el pasado miércoles: defenderá este martes 27 en el Congreso una iniciativa que garantice subir el 1,6% las pensiones en 2018, para mantener su poder adquisitivo, ya que esa fue la subida del IPC en 2017 y no el 0,25%.La medida costaría 1.750 millones de euros, frente a los 300 dedicados por el Gobierno. Y desafía a PP, C´s y prensa impresa, que atacaron a Sánchez cuando propuso pagarlo con dos impuestos a la banca.

La propuesta socialista ya fue presentada en 2016 y vetada por la mayoría en la Mesa del Congreso, el PP y Ciudadanos. También en sus enmiendas a los Presupuestos de 2017. En aquella ocasión, votaron en contra el PP, Ciudadanos y el PNV, «la derecha unida en contra del Estado del Bienestar», resumió este viernes  la portavoz socialista Adriana Lastra. Lo nuevo ahora es que la demanda masiva empieza a notarse en las calles y que el PSOE pide crear dos impuestos a la banca para pagarla, dentro de los 10 «acuerdos de país» para recuperar el Estado de Bienestar y que encabeza Pedro Sánchez.

Esa nueva actitud del PSOE preocupa al Gobierno de Rajoy, al margen de que algunas crónicas  parlamentarias presenten un PSOE desconectado con Sánchez de las causas y movilizaciones sociales. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió este viernes a los grupos políticos que no hagan política con la revalorización de las pensiones: "Es muy fácil decir que suban lo que quieran, pero si no hay recursos para pagarlo, lo que estaremos es tomándole el pelo a la gente", dijo Rajoy desde Bruselas al ser preguntado por este asunto en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Europeo. El presidente aseguró que entiende que se aspire a que las pensiones suban – "es lo que queremos todos", dijo – y recordó que el Gobierno ha llevado al Parlamento el debate sobre las pensiones en el marco del Pacto de Toledo, pero también advirtió de la necesidad de ajustar el gasto público a los ingresos disponibles y pidió no olvidar que la crisis fue consecuencia de un gasto "brutal". "Vayamos poco a poco. Ahora las cosas están mejor. Vamos por el buen camino, pero no nos equivoquemos", añadió.

De cara a la prensa impresa de este domingo, su día de mayor audiencia, Rajoy calificó de "cheque sin fondos" la propuesta del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para que la revalorización de las pensiones vuelva a estar ligada a la evolución de los precios, sin recordar que cuando el Gobierno socialista anunció la congelación de las pensiones en 2010 Rajoy acusó a Zapatero de “liquidar” la ley que había aprobado el PP para garantizar el poder adquisitivo. Desde entonces, la pérdida oficial de poder adquisitivo ha sido con el PP tan grande como con el PSOE, pese a la mayor dureza de la crisis económica en 2009-2011. Pero el ahora jefe del Ejecutivo y sus ministros dicen que los populares han garantizado la supervivencia del sistema público de pensiones en los últimos años, y Rajoy añadió este sábado  que quienes "estuvieron a punto de llevarlo a la quiebra" hacen propuestas ahora que no explican con qué dinero van a sufragarlas. "Son cheques en blanco, o peor, cheques sin fondos", advirtió. Y añadió que los populares "podemos sentirnos orgullosos de haber salvado el Estado de bienestar".

El líder del PP también aprovechó la ocasión para volver a cargar contra el PSOE, Podemos y Ciudadanos. "Hay una mezcla letal para nuestro país. Al socialismo se le une el populismo en diferentes versiones y, cuando no, se juntan con la nueva política, que no es otra cosa que el tacticismo y el oportunismo de toda la vida", afirmó. Y concluyó que "sobran comentaristas políticos y faltan gobernantes con capacidad de tomar decisiones".

La ministra de Empleo, entre tanto, dice este domingo en ABC que el Gobierno trabaja para subir más las pensiones y expresa su deseo de conseguir  los apoyos necesarios para sacar adelante los Presupuestos Generales del Estado de 2018 porque, según dice, "la primera preocupación de los españoles es el paro y lo importante es que después de un año de legislatura en España haya estabilidad para seguir creciendo y crear 500.000 empleos anuales". En cualquier caso, recuerda que el Ejecutivo puede prorrogar las cuentas públicas de 2017. Por lo tanto, cree que "queda mucho" para que finalice la legislatura. "Las elecciones serán cuando quiera Rajoy", concluye.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, animó a los pensionistas a seguir por el "camino de las movilizaciones". "Esperamos que lo de ayer solo sea el inicio de una gran movilización social en defensa del estado del bienestar puesto en riesgo por el PP", dijo, tras anunciar la iniciativa que el grupo socialista llevará al Congreso el próximo martes "para que las pensiones puedan subir al menos tanto como el IPC". Expresó su deseo de que esta vez "no se vete", como pasó en 2016, cuando PP y Ciudadanos impidieron que prosperase una proposición no de ley para exigir un decreto de revalorización. Consideró que la congelación de la subida al 0,25% supone un ahorro de 1.600 millones de euros, lo que el PSOE calcula que podría recaudarse con un impuesto a la banca y a las transacciones financieras y acusó al PP de mantener "bloqueado" el Pacto de Toledo y de "promocionar sin pudor los planes privados de pensiones".

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que las pensiones son una "prioridad" para el Gobierno y que las prestaciones están "garantizadas, mientras el PP respondía a los pensionistas que tras la crisis su saldo es mejor "si se compara con otros sectores", argumentaron que ha asumido gran parte de la prensa impresa con los editoriales de los ültimos días y este sábado el diario EL PAIS.

Fuentes de la dirección del PSOE explicaron que C‘s va a tener que retratarse en el Congreso después de que Albert Rivera haya pedido que suban las pensiones. Pero de hecho también reta el apoyo dePodemos y, sobre todo, desafía a la banca y grandes medios de comunicación, que criticaron a principios de enero  la propuesta de Sánchez  de crear dos nuevos impuestos a la banca rescatar a los pensionistas al igual que fue rescatada ella en torno al 2012 : «Ahora va a tener la oportunidad de estar con los pensionistas o con el PP, pero con hechos», aseguraron. 

Estimaciones erróneas de pérdida de poder adquisitivo hasta en el PSOE

La petición de subida de ese 1,6% se debe a que el PSOE ha tomado como referencia la inflación de noviembre del pasado año, que fue del 1,67%, en vez de como sería técnicamente correcto la media anual de inflación, que subió en 2017 realmente un 2% como estimó en su momento Ibercamous.es y asume un cuadro elaborado por EL PAIS para trazar el balance real del poder adquisitivo de las pensiones  entre  2007 y 2017. Así, con el  repunte de la inflación tras encarecer especialmente la sanidad y educación de las familias pese al borrón y cuenta nueva oficial, y también pese a las recientes congelaciones de tasas universitarias, para que las pensiones mantengan su poder adquisitivo, el sistema tendría que hacer frente a un sobrecoste que según los cálculos de Funcas podría ser de unos 1.750 millones, esto es, 150 millones más de lo que estima el partido que lidera Pedro Sánchez .

Con la aplicación del Índice de Revalorización de las Pensiones (IPR) y la última subida subida del 0,25%aprobada por el Gobierno, el gasto en pensiones para este año 2018 crecerá en unos 300 millones. En cambio, si se ligan las pensiones realmente al IPC medio anual, el desembolso total rondaría los 2.000 millones, cantidad aun mayor a la que pide el PSOE, mientras el Banco de España vende para el futuro otro tajo a las pensiones adicional al 33% de las reformas de 2011 y 2013.

La propuesta del PSOE se conoció el mismo día en el que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social publicó que, una vez más, el gasto mensual en pensiones ha marcado un máximo histórico: 8.925 millones. La cifra supone un incremento del 3% respecto al mismo mes del año pasado, y mantiene la fuerte tendencia alcista de la última década. Así, desde 2007 la factura de las pensiones ha crecido un 57% o, lo que es lo mismo, el sistema necesita 3.200 millones más cada mes. Esta cifra contrasta con el número de pensionistas, que sólo ha repuntado un 14%. 

La pensión media de jubilación ha pasado de 766 a 1.077 euros. Por su parte, la pensión media del sistema ha crecido de 725 a 932 euros, y la de incapacidad permanente ha repuntado de 805 a 940 euros.

El editorial publicado este sábado por EL PAIS  no se diferencia sustancialmente de los aparecidos en otros grandes diarios próximos al Gobierno con motivo de la salida de los pensionistas a las calles : 

La protesta de los jubilados reclama un plan de rescate social poscrisis (EL PAÍS)"La protesta de los pensionistas en 40 localidades españolas es oportuna". "Plantea la prueba del algodón sobre cómo debe efectuarse el reparto de los beneficios de la etapa de recuperación". "La disonancia entre el rebote de las rentas empresariales y de los ejecutivos y el estancamiento de las salariales y asociadas crece exponencialmente". "El poder adquisitivo de los jubilados cayó menos que el de otras categorías, pero a cambio tuvieron que asumir otras cargas familiares sobrevenidas: con frecuencia su pensión era la única entrada de dinero en muchos núcleos". "Además, la protesta de los pensionistas reactualiza el problema de la sostenibilidad a largo plazo del sistema. Si este país pretende superar las secuelas sociales de la pasada crisis debe realizar primero una reasignación redistributiva entre las crecientes rentas empresariales y el resto de rentas sociales". "La única vía practicable es la fiscal". "O se trabaja seria y simultáneamente en la esfera de los jóvenes, los trabajadores y los jubilados, o se corre el riesgo de que los distintos grupos generacionales acaben recelando entre sí y compitiendo por un plato -pequeño- de lentejas".

De interés

Artículos Relacionados