lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaPSOE y Podemos urgen hacer la RSC obligatoria
Ahora es usada como politica reputacional sin apenas control

PSOE y Podemos urgen hacer la RSC obligatoria

Redacción
Representantes de PSOE y Podemos abogaron este martes por un cambio en algunas leyes para hacer obligatoria la Responsabilidad Social Corporativa (RSC), mientras que desde Ciudadanos apostaron por revisar la Estrategia Española de RSC y marcar una hoja de ruta de cara a la nueva legislatura, en línea con las posiciones del gobierno y del PP.

 

En su intervención en el curso de verano de la Universidad Complutense “El Retorno Económico y Social de la Responsabilidad Social: Oportunidades Empresariales”, tres ponentes de estas formaciones han defendido una sociedad “más inclusiva” y unas empresas “más responsables”. El miembro de la Comisión Ejecutiva del PSOE Manuel de la Rocha indicó que desde su partido quieren “superar” el Código de Buen Gobierno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) con una ley que refuerce la transparencia de las empresas y reformar también otras normas como la de contratos del sector público, la de consumidores o el Estatuto de los Trabajadores. “Ha llegado el momento de pasar en muchos ámbitos al cumplimiento obligatorio, como el Código de Buen Gobierno”, ha afirmado De la Rocha, quien ha apuntado que “la visión” del PSOE es “ir avanzando en las regulaciones vinculantes”, aunque se pueden dejar -ha dicho- algunos incentivos positivos fiscales como medida para promover buenas prácticas.“El PSOE apuesta por una economía más inclusiva, frente al capitalismo de amiguetes. Desde esta óptica abordamos la RSC”, ha remarcado De la Rocha, quien ha expuesto una visión de la empresa no como un “sistema cerrado”, sino como “un ente vivo con responsabilidad con los accionistas pero también con todo su entorno”.

El diputado de Podemos en la Asamblea de Madrid Miguel Ongil López se ha mostrado también a favor de una estrategia global con la reforma de distintos tipos de leyes como las de mecenazgo, consumidores, contratación pública o sostenibilidad. Ongil ha defendido el papel del Estado en la defensa de los derechos sociales y ha rechazado una ley general que reforme diferentes normas en materia de RSC.Ha señalado, además, que el Consejo Estatal de RSE puede ser un instrumento para avanzar, al igual que la Ley de Economía Sostenible aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.La promoción de la igualdad en el trabajo, la eliminación de los paraísos fiscales o la eliminación de las puertas giratorias son algunas de las propuestas señaladas por el diputado de Podemos.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid Alberto Reyero ha indicado que es difícil regular por ley la voluntariedad u obligatoriedad de las empresas sobre la RSC porque “es un objeto dinámico”. Para Ciudadanos, ha afirmado, el camino sería revisar la Estrategia Española de RSE, que se establezcan prioridades y una hoja de ruta para la próxima legislatura. Reyero se ha mostrado “optimista” sobre el Código de Buen Gobierno de la CNMV porque “puede favorecer” la RSC y ha abogado por medidas que acaben con la brecha salarial entre hombres y mujeres, bonificar a las empresas que promuevan el empleo, un compromiso con la Agenda 2020, promover los bonos verdes o la lucha contra la corrupción, para la que ha pedido un cambio normativo.

Entre tanto, marketing reputacional al sin control

Entre tanto, las empresas utilizan la Responsabilidad Social Corporativa voluntaria y sin control como un instrumento puramente promocional, aunque digan que es importante a nivel interno pique las buenas prácticas de una empresa también tienen su impacto en inversores y consumidor final, como sucedió hace unos días en el VII Encuentro Especializado en RSC, organizado por EXPANSIÓN y patrocinado por Ferrovial, Fundación Lealtad, L'Oreal España y Santander.

"La RSC no es una cuestión de modas. Es el futuro por el que pasa parte de la competitividad de las empresas", determinó Carmen Casero González, directora de RSE del Ministerio de Empleo. Su llegada a la Administración es, precisamente, uno de los mayores impulsos en el área de la responsabilidad corporativa, un avance que Casero calificó como el reflejo de "una evolución de la sociedad española".

Desde el ámbito privado, Cristina Moral, gerente de RSC de Ferrovial destacó la construcción de una carretera en Colombia, donde el diálogo fluido con la población lo convirtió en un caso de éxito. Además del impacto económico positivo, con la generación de empleo, el impulso a los proveedores locales y la contribución fiscal, Moral destacó la importancia de gestionar la "transformación social" que acarrean los proyectos. "Estamos convencidos de que gestionar los tres ejes de la RSC, económico, social, y medioambiental, nos da una licencia para operar y nos diferencia de nuestros competidores", resolvió.

Otra de las fórmulas para avanzar en RSC es la colaboración con ONGs. Para contribuir a estos lazos, la Fundación Lealtad analiza las organizaciones y para "ayudar a tomar decisiones" a las empresas, como explicó Mª Eugenia Larrégola Pérez, directora de Relaciones Institucionales de la Fundación Lealtad. "Antes había grandes defensores y detractores de esta colaboración, pero ya nadie duda de que es clave", determinó. "La transparencia de las ONG es absolutamente vital para dar la confianza necesaria y así conseguir recursos, financiar sus actividades y cumplir su misión", añadió Patricia de Roda García, directora General de la Fundación.

El ejemplo de cómo introducir la RSC en aspectos cotidianos lo dio Seur, que en su programa Driving Change contempla, entre otras cosas, el Compromiso Carbón Neutral, por el que miden la huella de carbono e impulsan iniciativas para reducirla. "Si todas las compañías hiciéramos lo mismo, el cambio climático dejaría de ser uno de los asuntos que más importan", explicó May López, responsable de RSC de Seur. 

"El mundo de RSC es la vuelta a los orígenes de por qué las empresas están en la sociedad". Es la tesis de Francisco Hevia, director de RSC y Comunicación de Calidad Pascual, que resaltó la importancia de la coherencia: "Hay que ser, hacer y después contar, y no al revés".

"Hay que crear valor social y medioambiental", sostuvo Natalia González Valdés, directora de Comunicación Corporativa y RSC de L'Oreal España. La compañía cosmética apoya la innovación sostenible, "con el compromiso de que el 100% de los productos sean de materiales reciclables". Un objetivo complementado por programas como Embellece tu futuro, que consiste en formación, capacitación y empleabilidad de personas en riesgo de exclusión.

Múltiples vertientes

"La RSC tiene muchas más dimensiones que la medioambiental", defendió Manuel Conthe, presidente del Consejo Asesor de EXPANSIÓN (medio que difundió el acto) y ex presidente de la CNMV. Este organismo lanzó un código de buen gobierno donde incluyó un apartado de RSC. "La recomendación habla de responsabilidad fiscal, de evitar conductas ilegales, de ética empresarial, y de prácticas de comunicación responsables que eviten la manipulación", detalló Conthe.

Jaime Silos, presidente de Spainsif (Foro Español de Inversión Socialmente Responsable), expuso su labor en la promoción de inversión sostenible, "para que sea sostenible a nivel social, no sólo financieramente". Desde la fundación Biodiversidad, su directora, Sonia Castañeda, animó a pensar en otro aspecto: "Los ecosistemas prestan unos servicios que no se cuantifican pero hay que poner en valor", afirmó, denunciando la "invisibilidad" de este aspecto.

De interés

Artículos Relacionados