sábado,27 noviembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión¿Qué autoridad ética tenemos?

¿Qué autoridad ética tenemos?

El Envés
Es preciso alzarnos contra estas masas amorfas que obedecen como pastueños a unos seudo dirigentes demagogos, ciegos y palanganeros.
 

Cuando te encuentres solo y sin agobios, busca un espacio tranquilo en el que nadie, ni teléfono ni nada te interrumpan.
 

Sin zapatos, aflojado el cinturón o cualquier presión en la cintura, pecho etc. Siéntate en una silla recta, un banco y apoya el perineo en el borde el espacio entre ano y escroto o vulva, sin más; echa la pelvis hacia adelante y desde la cintura, estira con suavidad tu zona lumbar… a la altura del ombligo (dos o tres dedos debajo del ombligo) vuelve a estirar con suavidad hacia arriba tus vértebras dorsales, una a una; echas los hombros y las clavículas, sin forzar, hacia atrás y sigues tirando de las vértebras cervicales, recoges tu mentón con suavidad, apoyas la punta de tu lengua en la base de los incisivos (evitarás  "salivación excesiva) y "tira" desde la coronilla de tu cabeza hacia arriba… relajadamente, sin tensiones, relaja tu mentón sin abrir los labios… respira inhalando, y espira relajando los músculos de cabeza, cara cuello, hombros omóplatos, cintura, sacro… hasta sentir el sosiego reposando en ese punto clave.

Pero en Internet hay entradas muy interesantes, muy sencillas y cortas… sobre el Vipassana. Y luego hay otras fantasías que no son del caso. En mi opinión, en lo referente a esa importantísima tradición milenaria de India, y luego de Buda, de tibetanos, de sectas destructivas y otros etc. sobre el sosiego, la respiración etc. es mucho más que el mindfulness que se está convirtiendo en negocio descarado. Así como infumable la actitud de tantas tradiciones respetables pero decadentes, fuera del tiempo cuando no corrompidas hasta las heces. Y los jóvenes y las personas con familia y responsabilidades y no digamos con el incremento de personas mayores, es muy conveniente estar al corriente y entrenarse en una alimentación correcta, en el ejercicio físico, en la toma indiscriminada de medicamentos e ir preparándonos para un mundo nuevo pero cada vez más explotado. Y adaptarnos a costumbres y prácticas más acordes con la nueva realidad que ya está aquí y algunos, como los banqueros y dueños de Eléctricas etc. han conseguido aguar y destrozar el más importante, concurrido Congreso mundial sobre el medio ambiente. Y se fueron tan tranquilos. “Dejadlos que hablen y se entretengan con sus discusiones fantasiosas, que nosotros tenemos la sartén por el mango, y el mango también”. Así revienten por donde más les duela.

Pero ¿no acabamos de ver el desastroso Brexit de la derechona inglesa, y a EEUU con esa acémila al frente movida, desde bambalinas por otros intereses espurios, y a China que avanza sin duelo, y a Brasil con unos políticos costrosos y desalmados, y a países balcánicos de la antigua URSS, y a los ocupantes del Kremlin… y ya, hasta el vómito, a reyes y príncipes árabes con campos de gol y pistas de esquí en lo alto de sus rascacielos… y bombardeando a yemeníes y al sursum corda. Pero, ¿es que estamos locos y permitimos que el pérfido gobierno israelí controlado por intereses descomunales y ciegos, destrozan a los ciudadanos palestinos que habitaban esas tierras que “ellos” dicen que se las entregó el mismísimo Yahvé en el “sueño de Jacob “Esta tierra que ves… os la daré en propiedad…” y otras fantasías semejantes…arios, negros, mestizos, cobrizos, judíos israelíes (no sólo israelitas) y tanta calaña que mientras el planeta se desmorona siguen con monsergas de siempre?

¿Han escuchado al impotente y demudado secretario Gral. de la ONU? Y a los que diz que dirigen, ese cadáver maloliente de la OTAN, fábrica y contrabando de armas no sólo nucleares sino todas las demás. Y en esta cada vez más desprestigiada Unión Europea… zascandileando unos y otros… Pero ¿Qué autoridad ética tenemos? No estamos ante el final de una Era… sino de una humanidad vulnerada y digna de mayores logros y respeto.

Hoy, estos días, hace años y en mi vejez, me siento estafado, anonadado y desconcertado. ¿Lo dudan? Miren a estos politicastros españoles que producen alipori, sí, vergüenza ajena, pero que estoy convencido de que tiene que haber una salida a tanta barbarie, despotismo, demagogias, inhumanidad, y a una situación límite para la humanidad. ¿quién habla ya de fronteras? ¿y de derechos universales y de respeto al medio ambiente y a luchar contra la más devastadora arma de destrucción masiva: la explosión demográfica y la insolvencia de unos dirigentes ineptos, y lo digo, despreciables. Es preciso alzarnos contra estas masas amorfas que obedecen como pastueños a unos seudo dirigentes demagogos, ciegos y palanganeros.

Hoy, yo como millones de seres humanos… no tenemos un día bueno. Pero, en la tardanza está el peligro. Podremos si creemos que podemos. Y nadie sabe de lo que es capaz hasta que se pone a hacerlo. Basta ya de ese “circo pobre” de tertulias en los medios con infumables representantes de partidos sin alma, sin honor y sin vergüenza. Los bárbaros no amenazan nuestras tierras, costumbres, y modos de vida. Los nuevos bárbaros ya están aquí y nosotros nos doblegamos ante ellos como si fuéramos un pueblo sin historia y sin derechos.

Delenda sunt hybrys et anarchia.

 

José Carlos Gª Fajardo. Profesor Emérito U.C.M.

 

De interés

Artículos Relacionados