domingo,22 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadRajoy acusa a Sánchez de engañar a los españoles con "formulas imposibles"...
Sánchez le pedirá leal oposición y apoyo a la reforma LOMCE

Rajoy acusa a Sánchez de engañar a los españoles con «formulas imposibles» en vísperas de su cita

Redacción
El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, acusó este miércoles al lider socialista Pedro Sánchez de engañar a los españoles con "formulas imposibles" en vísperas de su cita del viernes con el líder de Ciudadanos y luego con el propio Sánchez para invitarlse al pacto con PP y PSOE bajo su presidencia. Lo hizo desde el Senado, donde tiene mayoría absoluta, a la que se aferra Rajoy según la prensa para demostrar que es imposible lo que pretende el secretario general del PSOE.

“Se necesita algo más que foto, movimientos y ruedas de prensa. Se necesita un proyecto, sensatez, sentido común y votos para llevarlo a cabo”,  dijo este miércoles Mariano Rajoy, rodeado de senadores del PP, para añadir que el líder socialista no tiene nada de esto. No tiene proyecto, porque el documento que ha enviado a todos los partidos, menos al PP tiene un renglón sobre la reforma Constitucional, que no podrá hacer porque no tiene votos suficientes y en él se echa de menos una referencia a la defensa de la unidad nacional, y un posicionamiento en contra del derecho de autodeterminación, algo que considera una irresponsabilidad en un momento en que el desafío soberanistas es uno de los principales problemas de España. Rajoy ha acusado a Sánchez de ignorar en sus negociaciones con otras fuerzas políticas el “problema más importante” que tiene España en este momento, la “amenaza independentista” en Catalunya.

Lo achaca Rajoy a que Sánchez necesitará el apoyo de "partidos independentistas y separatistas, ademas del apoyo de los populistas", motivo por el cual el PP “no entrará en ningún juego ni se abstendrá”, porque son planteamientos “que van en contra del interés general, cuando lo que necesita España es un gobierno estable y coherente que esas fórmulas no permiten”.

Rajoy reafirmó que el viernes presentará a Rivera y luego a Sánchez su propuesta de gran coalición entre los tres partidos, “como ocurre en Europa”, y ofrecerá negociar un gobierno presidido por él, con cinco grandes objetivos, los mismos que hace desde las elecciones pero ahora con el añadido de lucha contra la corrupción, tras los recientes casos que afectan entre otras muchas oersonas a Rita Barberá, quien no acudió ayer la reunión del grupo presidida por Rajoy.

Cinco ejes para la gran coalición

Los cinco ejes de las propuestas de Rajoy serán la defensa de la unidad de España;  la creación de empleo y el crecimiento económico; el mantenimiento de los grandes pilares del bienestar;  la lucha contra el terrorismo yihadista, y desde ayer “la lucha contra la corrupción”, con el compromiso de tener en cuenta cualquier medida que se proponga “de buena fe”.

Ese gobierno de PP, PSOE, y Ciudadanos, según Rajoy, “seria más democrático, más razonable, tendría mas apoyos y permitiría dar un mensaje de estabilidad”, que es la mayor amenaza que tiene en estos momentos la economía. 

Cita para el viernes

Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, cerraron el martes la fecha del próximo viernes para reunirse en el Congreso, con motivo de la ronda de negociaciones de cara a una posible investidura del líder socialista. La última vez que se reunieron fue en el Palacio de la Moncloa, tres días después de las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, son unánimes al avanzar que para esta reunión no se prevé que pueda haber acuerdo, ya que Sánchez intenta explorar una fórmula de gobierno sin contar con el PP, mientras que Rajoy insiste en presidir un Ejecutivo sustentado por PP, PSOE y Ciudadanos.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, pidió al líder del PSOE "sinceridad", tras lo que señaló que "a los españoles hay que hablarles con claridad y no hay que transmitirles otro tipo de opciones que no sean posibles". Sáenz de Santamaría también dijo no entender "la molestia del señor Sánchez" con motivo de que Mariano Rajoy tenga previsto reunirse mañana con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera". "No entiendo que a alguien le pueda molestar que el resto de partidos hablen entre ellos para tratar de dar solución a la inestabilidad", dijo.

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Rafael Hernando, dijo ayer que Rajoy afeará a Sánchez que haya sometido al PP a una "situación de bloqueo". Hernando añadió que este "intento de estigmatizar al PP" no es más que "un insulto y un desprecio a los 7,3 millones de españoles" que les han votado.

EL PAÍS destaca este miércoles que "Rajoy ultima una oferta política para negociar", así como que "el presidente en funciones prepara un catálogo de propuestas para basar su apuesta por la gran coalición". Este diario también señala que Sánchez pedirá al PP que sea "leal" en la oposición", y reclamar apoyos en temas de Estado como la reforma constitucional o la educación. EL PERIÓDICO apunta que "el PSOE insiste en que la reunión es para preparar un pacto con el PP en la oposición. Según ABC, "Rajoy pedirá a Sánchez respeto para los votantes del ganador". Por su parte, EL ECONOMISTA señala que "Rajoy planteará a Sánchez el viernes un gran acuerdo nacional por la economía".

Ciudadanos critica a Rajoy por querer ser "César o nada"

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Juan Carlos Girauta, criticó ayer al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, por empeñarse en ser "César o nada" frente al líder socialista, Pedro Sánchez, al que reconoció "el valor" y el esfuerzo de intentar formar Gobierno. Antes de la reunión que mantendrá el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, con Mariano Rajoy en el Congreso, prevista para mañana jueves, Girauta dijo que espera que el jefe del Ejecutivo en funciones acuda a la cita con propuestas, si es que quiere ser presidente.

En otro momento, Girauta recordó a Rajoy que declinó la propuesta de investidura que primero le hizo el Rey, mientras que Sánchez, que tampoco tiene todavía los apoyos para gobernar "y a lo mejor tampoco los tiene", ha hecho el esfuerzo de presentar un documento con sus medidas y de intentar buscar "el consenso".

Iglesias: Sánchez aceptará "más temprano que tarde"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se mostró ayer "optimista" porque, según señaló, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, aceptará "más temprano que tarde" su propuesta de "gobierno de cambio", en detrimento de un posible acuerdo con Ciudadanos. En rueda de prensa en el Congreso tras reunirse con los secretarios generales de UGT y CCOO, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, para hablar sobre las medidas que debería adoptar un posible "Gobierno del cambio" en materia de empleo y derechos laborales, indicó que las conversaciones van en la "buena dirección" para confirmar un Ejecutivo en el que él sería vicepresidente, puesto que, según señaló, el nuevo Gobierno tendría que tener una representación proporcional a los resultados obtenidos en las elecciones generales.

Para Iglesias, la ciudadanía no quiere cuatro años más de un Gobierno "monocolor", por lo que opinó que es necesario aproximarse al sistema gubernamental de otros países europeos. No obstante, explicó que no va a poner ningún "ultimátum" a Sánchez, y que tiene un equipo negociador "preparado" para cuando Sánchez dé un paso al frente.

Sobre Ciudadanos, dijo que les une la "voluntad" de hacer una reforma electoral. Sin embargo, reiteró que no habrá un acuerdo de Gobierno con la formación de Albert Rivera, además de coincidir en descalificar de plano la propuesta de contrato único.

ABC, en páginas interiores y de forma destacada, bajo el epígrafe: "El pacto de izquierdas", titula: "PSOE y Podemos asumen ya que el gran escollo es el reparto de ministerios". Según LA RAZÓN, que titula "Sánchez e Iglesias: 96 horas de guerra fría", detalla que ambos líderes "no hablan desde el viernes y sólo se han mandado unos whatsapp".

La Mesa del Congreso saca a Podemos del ´gallinero´

La Mesa del Congreso de los Diputados decidió ayer a propuesta del PSOE, y con los votos del PP y de Ciudadanos, sacar a los diputados de Podemos del "gallinero" de la Cámara, como se conoce a los escaños más altos del hemiciclo y, por lo tanto, los más alejados de la Tribuna y los que tienen menos protagonismo, un espacio habitualmente reservado al Grupo Mixto, y en el que se había ubicado a la formación de Pablo Iglesias, pero que ha sido rectificado por decisión unánime de la Mesa.

En el nuevo reparto, el PSOE se mantiene a la izquierda del hemiciclo, pero comparte cuña con Podemos, que situará a tres de sus diputados en la primera fila, justo después de la bancada del Gobierno. En principio, según los diarios, estos tres escaños se reservan para Pablo Iglesias, Íñigo Errejón y Carolina Bescansa.

Por otro lado, la parte central del Salón de Plenos, en su lado izquierdo, lo ocuparían en su parte superior el resto de parlamentarios de Podemos, con los de ERC en una fila en medio, Democràcia y Llibertat y los seis diputados del PNV.

El presidente del Congreso, Patxi López, se mostró "contento" con el acuerdo, que cree da la razón a su tesis de que "con un poco de tiempo" era posible un consenso en torno a este asunto.

Cataluña la plaza el trámite de la desconexión 

La Junta de Portavoces del Parlamento de Cataluña aceptó la petición de los cuatro grupos de la oposición para reclamar a los servicios jurídicos un informe que determine si el proceso de redacción de las tres leyes de "desconexión" derivadas de la resolución aprobada el pasado 9 de noviembre – transitoriedad jurídica, hacienda y seguridad social – puede contravenir la sentencia del Tribunal Constitucional que anuló dicha resolución.

Junts pel Sí y la CUP reclaman una ponencia conjunta para tramitar estas leyes, que los grupos de la oposición- Ciudadanos, PSC, PP y Catalunya Sí que es Pot – rechazan, por lo que solicitaron al Govern que presente un proyecto de ley o una proposición de ley. De momento la tramitación queda aplazada hasta que los juristas redacten su informe. La Mesa de la cámara volverá a reunirse el próximo martes.

Por su parte, el conseller de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva, esbozó ayer en el Parlament las líneas maestras de su departamento y aseguró que el recurso del Gobierno sobre su posible inconstitucionalidad no frenará sus intenciones. Definió su consejería como "la primera estructura de Estado" de Cataluña y la plataforma para conseguir "sin intermediarios" relaciones bilaterales con países de todo el mundo. Asimismo expresó su intención de trabajar para "romper el silencio" de la Unión Europea respecto del proceso soberanista de Cataluña.

ABC destaca que Romeva ha hecho llegar a los cónsules en Barcelona de los países acreditados en España un memorándum en el que expresa la voluntad del Govern de avanzar hacia la creación de una Cataluña independiente.

Puigdemont se ve "perfectamente capaz" 

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aseguró ayer en una entrevista en 8TV recogida por Europa Press que Cataluña "está en condiciones de ser un Estado independiente" y consideró que el Govern está en disposición de culminar el proceso soberanista. "Nos vemos perfectamente capaces de hacerlo en 17 meses", declaró, y descartó frenarlo por la situación económica. "Sin independencia hay decadencia", dijo, y defendió que ante una situación de "emergencia social" Cataluña debe tener "el control sobre los recursos y las herramientas" por la vía de convertirse en Estado.

Puigdemont confió en que la CUP cumplirá su acuerdo de estabilidad y se declaró "contento y tranquilo" por la cohesión de su Gobierno. "¿Por qué tenemos que poner a la CUP bajo sospecha?", se preguntó. El President se mostró abierto a estudiar todas las propuestas de sus socios para los Presupuestos, aunque descartó el impago de la deuda y avisó de que la presión fiscal en Cataluña "ya es muy alta".

Por otra parte, anunció que el Govern estudia realizar una "consulta" sobre el proyecto de BCN World entre los ciudadanos de la zona donde se construiría el macrocomplejo que, aseguró, "ni mucho menos es un proyecto muerto". "No nos tiene que dar miedo que la gente decida sobre el proyecto", indicó, y consideró que "hay que sacarlo delante de la manera más consensuada posible".

En EL PAÍS, la portavoz parlamentaria de la CUP, Anna Gabriel, afirma en una entrevista que "el pacto con Junts pel Sí no puede ser un chantaje permanente". Por su parte, LA VANGUARDIA señala que "JxSí y la CUP reafirman su pacto pese al órdago interno".

De interés

Artículos Relacionados