sábado,21 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaRajoy rechaza el plan sindical para crear 11 millones de empleos en...
Las manifestaciones del 1º de Mayo apoyan este plan

Rajoy rechaza el plan sindical para crear 11 millones de empleos en toda la Unión Europea

Redacción
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, rechazó ayer la financiación del plan de los sindicatos europeos, que le presentaron los líderes sindicales, para movilizar el 2% del PIB europeo en diez años (250.000 millones mensuales) con el objetivo de crear entre nueve y 11 millones de empleo en toda Europa. El plan ha sido reclamado por las manifestaciones del 1º de mayo convocadas por los sindicatos en 70 ciudades y que han contando con miles de asistentes.

Rajoy manifestó algunas "coincidencias" con este plan diseñado por la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y que le fue presentado ayer por los líderes de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez. En concreto, coincidió en la necesidad planteada en este plan de que haya "inversiones transversales" que incluya una "renovación energética con un diseño de una política energética común en la UE", así como que aumenten las inversiones en las infraestructuras y el transporte, según desveló Méndez. No obstante, Rajoy rechazó la financiación de este plan, según indican los diarios.

La propuesta sindical consiste en la movilización del 2% del PIB de la UE en los próximos días años (250.000 millones de euros anuales) para poder crear, según sus cálculos, entre nueve y 11 millones de empleos sobre los poco más de 200 millones existentes en la Unioón. El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, explicó que los sindicatos europeos han llevado a cabo un "debate intenso" para diseñar este plan, tras lo que añadió: "Se trata de inversiones para el crecimiento y al cohesión social". 

En declaraciones tras reunirse con Rajoy, los secretarios generales de CCOO, UGT y USO, Ignacio Fernández Toxo, Cándido Méndez y Julio Salazar, y de la CES, Bernadette Ségol, destacaron que hay puntos de coincidencia con el presidente del Gobierno español respecto a este plan, pero lamentaron que también hay "importantes" desencuentros.

Según explicó Méndez, los puntos de coincidencia son los de la necesidad de "inversiones transversales", que incluyan "una renovación energética o aumentar las inversiones para las infraestructuras y el transporte". Sin embargo, subrayó que "la discrepancia está en la financiación" de este plan, y agregó que ésta es "una discrepancia mayor".

Por su parte, Toxo, que también admitió que con Rajoy hay "desencuentros de cierta entidad", apuntó que han pedido al presidente del Gobierno que "traslade a los foros en los que participa esta disposición de acogida favorable -del plan-, aunque no sea en su totalidad".

Manifestaciones del 1º de Mayo

Miles de españoles han salido a las calles de al menos 70 ciudades de regiones autónomas españolas este jueves para exigir empleo de calidad, convocados por las principales centrales sindicales, protestando contra el paro y reclamando el fin de los recortes.

Los sindicatos CC OO y UGT han rechazado durante el acto central del Primero de Mayo la "recuperación sin empleo" que, según han denunciado, proclama el Gobierno. "Estamos ante una inmensa operación de propaganda", ha advertido el secretario general de Comisiones, Ignacio Fernández Toxo al final de la manifestación que ha recorrido Bilbao. Aquí se han reunido los principales líderes de estos dos sindicatos, pero en el acto también se han dejado ver algunos miembros destacados del PSOE, como Ramón Jáuregui. 

En Barcelona, miles de personas han protestado contra la pobreza laboral y social, y el líder de CC OO ha declarado que los datos conocidos esta semana de la EPA, que arrojan un descenso de la tasa de desempleo hasta el 25,93% aunque se siga destruyendo empleo, ponen de relieve que la perspectiva económica todavía es negativa. "No hemos dejado atrás la crisis. Tenemos casi seis millones de personas que no tienen empleo ni expectativa de tenerlo en corto espacio de tiempo (…) Ha aumentado también la desigualdad, de manera que el 1% de la población española aumenta su riqueza mientras la inmensa mayoría se empobrece". Por ello, ha demandando una nueva política fiscal, un aumento de la inversión pública y privada y que los salarios crezcan para dinamizar el mercado interior. "Porque el sector exterior solo no nos va a sacar de la crisis", ha advertido.

En la misma línea que CC OO, Méndez ha insistido en que es urgente cambiar las políticas de austeridad y aparte de crear empleo de calidad, tiene que haber "más dinamismo en el poder adquisitivo de los salarios", además de considerar prioritario resolver la situación de los parados de larga duración que han quedado sin prestaciones.El líder da UGT se ha referido al cuadro de previsiones macroeconómicas presentadas ayer por el gobierno, señalando que las cifras se resumen en una: "la contención del déficit, lo demás no es estratégico". "¿La recuperación económica va a estar al servicio de la solución del paro o al servicio del pago a los acreedores financieros?, se ha preguntado. Si el objetivo es el pago de la deuda, ha contestado, "va a aumentar la pobreza".

Apoyo de sindicatos minoritarios

Además de UGT y CC OO, los sindicatos minoritarios -USO, CGT y CNT- se han sumado a la jornada reivindicativa del Primero de Mayo con distintas manifestaciones en las principales ciudades españolas en las que se ha exigido trabajo digno y se ha denunciado la pérdida de derechos sociales y laborales "con la excusa de la crisis". Estos tres sindicatos han coincidido en destacar que este Primero de Mayo se ha sumado más gente a sus movilizaciones que otros años, lo que han achacado al "descontento social" que ya se hizo notar en las Marchas por la Dignidad del 22 de marzo pero también en el "descrédito y desgaste" de los sindicatos mayoritarios, han explicado a Efe sus responsables de Comunicación.

En Madrid, la concentración convocada por USO, que ha reunido a unas dos mil personas, según el sindicato, ha concluido con una intervención de su secretario general, Julio Salazar, quien ha criticado las "proclamas del Gobierno, cual campanadas festivas, anunciando que se está saliendo de la crisis".Salazar se ha preguntado "quién es el beneficiario de esos efectos" dado que "a la economía real no le ha llegado ni una pizca de sombra de esa recuperación que predican". El líder de USO ha pedido a la Comisión Europea, al FMI, al Eurgrupo, al Gobernador del Banco de España, a la CEOE y al Círculo de Empresarios que "prediquen con el ejemplo" cuando piden rebajas de salario o congelación de retribuciones. "A ninguno de ellos se les cae la cara de vergüenza cuando hacen esas peticiones; a buen seguro porque muchos de ellos carecen de la misma". Además de la movilización de Madrid, USO ha percibido una importante afluencia de gente en las manifestaciones de la Comunidad Valenciana, Murcia, Cataluña y País Vasco.

Por su parte, la Confederación General del Trabajo (CGT) ha reunido a varios miles de personas, según el sindicato, en una manifestación en Madrid que ha culminado en Atocha.Al término de la marcha se ha leído un manifiesto en el que el sindicato ha hecho hincapié en los millones de personas que, desde el inicio de la crisis, han perdido sus "derechos básicos debido a las políticas del Gobierno" a quien ha acusado de "dar un golpe de estado contra la mayoría social". CGT ha dicho que los españoles salen hoy a la calle "en defensa de derechos básicos para una vida digna" y han lamentado que el Gobierno trate de "amordazar" esos derechos impulsando normas "como la ley de Seguridad Ciudadana o la de huelga". También CNT ha convocado manifestaciones en varias ciudades españoles, en concreto en 54. En un manifiesto, CNT ha expresado su rechazo al paro y la exclusión social y ha lamentado que este sea "el precio a pagar para la salida de la crisis provocada por las élites financieras y empresariales".

Por otra parte, el sindicato CSI-F, el más representativo en las administraciones públicas pero que tradicionalmente no convoca movilizaciones esta jornada, ha emitido un manifiesto en el que aboga por "renovar el contrato histórico de los trabajadores con un sindicalismo moderno, transparente, honesto y profesional".CSI-F se ha referido a la "tremenda campaña de desprestigio" que están sufriendo los sindicalistas y los empleados públicos y en ese contexto ha reivindicado un sindicalismo responsable, máxime "cuando el deterioro laboral ha impulsado al paro a seis millones de personas y ha secuestrado el futuro del 57 % de los jóvenes".

De interés

Artículos Relacionados