jueves,19 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaRechazo absoluto de profesores, decanos y sindicatos a los planes del rector...

Rechazo absoluto de profesores, decanos y sindicatos a los planes del rector de la Complutense

Redacción
El rector de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) se ha comprometido ante su primera reunión con el claustro a hacer cambios en el reglamento con el que quiere impulsar la financiación privada y que ha sido criticado por profesores, alumnos y organizaciones sindicales. "Estoy dispuesto, y seguro que el Consejo de Gobierno también, a revisar y mejorar el texto, sin duda mejorable, eliminando aquellas expresiones e introduciendo aquellos controles y mecanismos de garantías que eviten cualqui

Aunque se ha mostrado flexible, Andradas ha insistido en que la norma es necesaria. "Estamos en negociaciones con la Comunidad de Madrid para conseguir una financiación pública suficiente y estable para la universidad, pero se trata de otra cosa: se trata de buscar colaboraciones, de hacer actividades que si no quedarían sin hacerse, de agregar valor en programas, en becas, en investigación en cultura, en deporte, en nuestras instalaciones…" ha explicado.

 El reglamento, aprobado por el Consejo de Gobierno de la UCM a mediados de diciembre, establece distintas fórmulas de colaboración con empresas privadas según su aportación económica, desde patrocinadores estratégicos para quienes paguen más de un millón de euros a entidad colaboradora por 10.000 . A cambio las compañías podrán, por ejemplo, crear títulos propios o quedarse con los ingresos generados de una posible patente.

Durante el claustro sindicatos y profesores han reiterado sus críticas aunque han agradecido al rector su disposición a hacer mejoras. El representante de Comisiones Obreras en el campus, Jesús Escribano, ha señalado especialmente la falta de mecanismos de control en las colaboraciones: "No hay claramente un control sobre cómo se están llevando a cabo esos acuerdos. Se menciona al rector o la persona en la que delegue. Creemos que es claramente insuficiente", ha dicho. Escribano no rechaza la colaboración con empresas privadas pero no entiende que sea una prioridad: "Está bien colaborar con distintas instituciones pero no sé hasta que punto eso es un tema estratégico. En una frase: colaboración, sí pero siempre con un control y con criterios académicos", ha concluido.

En la misma línea se han mostrado los profesores Fernando Ángel Moreno y Juan Varela Portas, representantes del Personal Docente Investigador. Moreno ha reprochado al rector la falta de debate abierto en un tema tan sensible: "Nos ha preocupado mucho el preámbulo en el que se habla de cambiar las fuentes tradicionales de financiación. Es preocupante". También ha insistido en la falta de mecanismos de control en las colaboraciones: "No dudamos de este equipo rectoral pero no sé los siguientes… Quizá cuando hagan esa remodelación estaría bien no dejarlo en manos de quien venga".  Igualmente ha planteado la posibilidad de abrir un debate más amplio sobre la colaboración de las empresas en la financiación de la universidad.

Andradas ha asegurado que en los próximos días se articulará una fórmula para recoger las aportaciones al reglamento. "No creo que sea difícil llegar a un texto que nos deje a todos tranquilos", ha sentenciado.

Anuncio previo de rechazo absoluto

Los planes del rector para el profesorado han creado polémica y malestar entre la comunidad docente de la Universidad Complutense de Madrid. La principal procupación se debe al que el plan preparado por el equipo de Carlos Andradas no da una solución a su compromiso electoral de estabilizar al profesorado más precario: 137 titulares interinos y 1.700 asociados. 

El problema del Plan de Actuaciones en Profesorado (2016-2019) es que propone crear para este sector de profesores sólo 20 plazas anuales de carácter indefinido. En cambio, abre la mano a contratar gente de fuera, hasta 50 profesores ayudantes doctores y crea figuras contractuales como la de profesor visitante. El plan defiende que esto es para "captar jóvenes talentos y reciclaje de personal precario preexistente, abocado a prolongar dicha situación de provisionalidad".

Este miércoles se celebrará una reunión del Claustro, un órgano donde todos los colectivos implicados (funcionarios docentes, contratados docentes, estudiantes y personal de administración y servicios) obtienen representación, por lo que el debate de las cuestiones internas de la Universidad pasa a ser materia pública. El rector de la UCM dará un informe de la situación de la universidad y después intervendrán representantes de toda la universidad para mostrar su rechazo rotundo de este plan.

"No es momento para hacer fichajes estrella"

El profesorado precario se toma el documento, cuya responsable es la vicerrectora de Política Académica y Profesorado, Mercedes Gómez, una mujer de la máxima confianza de Andradas, como un agravio comparativo. Teme que su inestabilidad laboral (y sus bajos salarios) se prolonguen y reprochan al rector que no cumpla con las promesas que hizo durante la campaña electoral de la primavera pasada para solucionar esta situación. 

Fernando Ángel Moreno, portavoz de la Plataforma del Profesorado No Permanente (PNP), explica que ante la falta de financiación publica, "han sacado contratos manipulando alegalmente figuras para tener mano de obra barata, cobrando entre 300-900 euros al mes. Y así hay cientos de ellos. Hay gente que lleva así 9 años". 

"Tienen currículums internacionales de absoluto prestigio, mejor que algunos catedráticos" dice Fernando Ángel Moreno

Moreno cuenta que ya se han reunido en tres ocasiones con la vicerrectora, pero sin embargo, no consiguen que sus demandas se escuchen. "Nos dicen que todavía tenemos que demostrar que valemos", explica. Sin embargo, recuerda que todos estos profesionales han pasado las pruebas de la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) y que muchos de ellos "tienen currículums internacionales de absoluto prestigio, mucho mejor que algunos catedráticos, con publicaciones de máximo impacto en revistas internacionales o convenios internacionales en investigación". 

"Quieren traer gente de fuera a dedo y en vez de estabilizar a los demás. Suben el sueldo a los catedráticos y titulares sin aumentar sus horas de clase o de trabajo, a costa de estas personas que lo están pasando mal. Hay gente que no tienen ni para comer", zanja. 

"Nos dicen que van a contratar profesores extraordinarios de fuera y vemos que los tenemos ya aquí y están cobrando 900 euros", explica Escribano

Los sindicatos aseguran que las condiciones planteadas en el plan son mejorables y que es imprescindible trabajar más en el tema de la eliminación de la precariedad. Jesús Escribano, de CCOO, cuenta que "todos los sindicatos estamos de acuerdo en que hay que intentar convocar el máximo numero de plazas que permita la ley e intentar acabar con la precariedad". "Quizás ahora no es el momento para hacer fichajes estrella. Cuando nos dicen que van a contratar profesores extraordinarios de fuera y vemos que los tenemos ya aquí y están cobrando 900 euros, pues es duro", critica. 

A los decanos, por su parte, el plan les crea un serio problema en sus respectivas facultades, por la presión de los departamentos que en buena medida han podido sacar adelante su carga docente gracias a ese personal, sobre todo durante los años de tasa de reposición cero.

De interés

Artículos Relacionados