sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadRechazo general a la homilia de Rouco sobre el clima prebélico
Excepto el PP, que evita pronunciarse

Rechazo general a la homilia de Rouco sobre el clima prebélico

Redacción
Las fuerzas políticas del Congreso y la prensa han rechazado la advertencia de riesgo de guerra civil que el cardenal Antonio María Rouco Varela hizo en la homilía del funeral del expresidente del Gobierno, Adolfo Suárez, excepto el PP, que evitó pronunciarse sobre el tema.

El vicesecretario de Organización, Carlos Floriano, dijo no querer valorar "políticamente" el contenido de una homilía, mientras que el portavoz parlamentario, Alfonso Alonso, ha dicho que él no entendió que Rouco estuviera diciendo que hay un clima de preguerra civil. El vicepresidente primero del Senado, Juan José Lucas, dijo haber visto "únicamente el aspecto religioso".

En el resto de partidos las reflexiones de Rouco han sido unánimemente criticadas. De esta forma, la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, calificó en el Congreso las palabras de Rouco de "indignantes", "inadecuadas", "inapropiadas" y "alejadas de la realidad". El portavoz de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, José Luis Centella, dijo que Rouco Varela hizo "un flaco servicio" a la Iglesia al agitar "fantasmas" de la Guerra Civil en su homilía.

También la portavoz de UPyD, Rosa Díez, tachó de "absolutamente impresentable" la homilía del cardenal. El portavoz del Gobierno catalán, Francesc Homs, definió la intervención como "palabras desafortunadas". Para el lehendakari, Íñigo Urkullu, "Rouco habló de concordia, pero sembró el estupor y la indignación".

Opiniones en la prensa

ElL MUNDO destaca que "los obispos se desmarcan de las palabras de Rouco en el funeral", a lo que añade: "En privado las tildan de ´desafortunadas´ y en público hay ´silencio de desaprobación´".

LA VANGUARDIA: El espíritu de la concordia de los años de la transición pilotada por Suárez aleteó en el funeral de la Almudena. "Pero hubo una excepción. Una nota disonante". La aportó Rouco Varela, el cual "vino a decir que España corría de nuevo el riesgo de una contienda fraticida. Fue, sin duda una declaración desafortunada que viene a sumarse a la que realizó tras la ceremonia conmemorativa del décimo aniversario de los atentados del 11-M". "Rouco ejerció su libertad al decir lo que dijo el lunes. Pero el ejercicio de la libertad lleva aparejado el de la responsabilidad. Y esta cualidad no asistió a Rouco en la Almudena. Porque transmitió un mensaje tremendista, infundado e inoportuno. Porque antepuso la difusión de su ideario al homenaje a Suárez. Y porque vulneró el legado de consenso que nos deja el difunto".

EL PERIÓDICO: "desafortunadas" palabras de Rouco Varela deslucieron "lo que tendría que haber sido un homenaje al espíritu de la concordia" que encarnó la figura de Suárez. "Esa actitud tan radical políticamente y de signo tan nostálgico de la dictadura no es nueva en el prelado". "Todo el mundo ha condenado este comportamiento, excepto el PP y el Gobierno". "Lavarse las manos tras la intervención de Rouco no es neutral, porque tamaños desatinos no dejan margen para la imparcialidad".

Suárez no se lo merecía,titula EL PAÍS: "No se merecía despedirle aludiendo al conflicto que más ha dividido a los españoles. Rouco demuestra que este no es ni su tiempo ni su lugar".

De interés

Artículos Relacionados