sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaRécord de paro y temporalidad en España, solo tras Grecia en la...
En 23 países europeos la juventud deja antes la casa paterna

Récord de paro y temporalidad en España, solo tras Grecia en la UE, alargan la dependencia juvenil

Redacción
Los últimos datos de Eurostat vuelven a colocar a España (18,2%) como el segundo país con peores cifras de paro de toda la región hasta empezar abríl, tras Grecia (23,5% en enero), duplicadas en el caso del empleo juvenil y la temporalidad españolas, que también baten récords europeos.Ello elevará la dependencia juvenil de los padres: al empezar 2016 ya solo en 23 países europeos la juventud dejaba antes la casa paterna, según las comparaciones oficiales europeas con datos de 2015 publicados hoy

En la Unión Europea (UE), la edad media en que los jóvenes abandonaban el hogar de los padres era de 26,1 años al terminar 2015, tres años por debajo de la media española, que se complica desde entonces para la juventud,  a juzgar también por los peores datos comparativos españoles de paro y empleo juvenil, inflación y producción industrial, frente a los que España solo luce mejor en las estadísticas de crecimiento del PIB durante el primer trimestre de 2017, publicados igualmente ayer por Eurostat: un 0,4% de media trimestral y 1,7% de media anual europeas,  entre los cuales el Gobierno español acaba de elevar hasta el 2,7% su previsión de crecimiento económico para el presente año. 

Sin embargo, se pueden observar diferencias significativas entre los Estados miembros. Los tres Estados nórdicos eran al empezar 2016 donde los jóvenes salían de sus casas más temprano: 19,7 años en Suecia, 21,1 años en Dinamarca y 21,9 años en Finlandia. Le siguieron Luxemburgo (23,1), Estonia (23,6), Países Bajos (23,7), Alemania (23,8) y Francia (23,9) y otros que aventajaban en unos siete años a los mas de 30 años de dependencia paterna en Croacia, Malta, Eslovaquia e Italia, cuatro países tras los cuales se sitúan Grecia y Española, los país es europeos con mayores tasas de paro juvenil hasta empezar el pasado mes de abril. 

En el extremo opuesto de la escala de dependencia del hogar de los padres por parte de la juventud, efectivamente,  los jóvenes en Croacia siguen siendo los más largos en el hogar de los padres. Salieron de casa con una edad media de 31,4, seguidos por Malta (31,1), Eslovaquia (30,9), Italia (30,1), Grecia (29,4), España (29,0), Portugal (28,9) y Bulgaria (28,7).

La tasa de desempleo en la zona euro se mantuvo estable en marzo respecto del mes anterior en el 9,5%, su nivel más bajo desde abril del 2009 y siete décimas por debajo de la lectura del año anterior. En el tercer mes de 2017, la tasa de paro de España se mantuvo en el 18,2%, lo que representa una caída de 2,1 puntos porcentuales en comparación con marzo del 2016, lo que supone el segundo mayor descenso anual del paro entre los países de la zona En el conjunto de la Unión Europea (UE) la tasa de desempleo se situó en marzo en el 8%, una décima por debajo del dato de febrero y siete décimas menos que un año antes. Se trata de la mejor lectura desde enero del 2009. La agencia estadística europea calcula que 19,716 millones de personas carecían de empleo en marzo en la Unión Europea (UE), de los que 15,515 millones se encontraban en la zona euro, lo que supone un descenso mensual de 56.000 parados en la UE y de 5.000 desempleados en la zona euro.

Respecto del mismo mes del 2016, la cifra de desempleados entre los Veintiocho descendió en 1,64 millones de personas y en la zona euro bajó en 991.000 personas. Entre los países miembros cuyos datos estaban disponibles, las menores tasas de paro se registraron República Checa (3,2%), Alemania (3,9%) y Malta (4,1%), mientras que las más altas fueron las de Grecia (23,5% en enero) y España (18,2%), por delante de Chipre (12,5%). En comparación con marzo del 2016, el paro ha bajado en 23 países, mientras se mantuvo estable en Francia y Austria y aumentó en Dinamarca (desde 6% al 6,2%), Italia (desde 11,5% al 11,7%) y Lituania (desde 8% al 8,1%). En el último año, Croacia registró el mayor descenso del paro (11,3% desde 14%), Portugal (9,8% desde 12%) y España (18,2% desde 20,3%).

Por otro lado, la tasa de paro masculino en la zona euro se mantuvo en marzo en el 9,2%, mientras que el paro femenino se situó de nuevo en el 9,9%. En el caso del conjunto de la UE, el paro masculino bajo una décima, hasta el 7,8% y el femenino repitió en el 8,3.

En el caso del paro entre los menores de 25 años, la tasa de desempleo en la zona euro se situó en marzo en el 19,4%, frente al 19,5% del mes anterior, lo que equivale a un total de 2,727 millones de jóvenes desempleados, de los que 591.000 correspondían a España, cuya tasa de paro juvenil era del 40,5%, la segunda más alta de toda la UE, solo por detrás del 48% que afectaba a los jóvenes griegos en enero. En el conjunto de la UE, la tasa de paro juvenil bajó en marzo al 17,2% desde el 17,3% de febrero, lo que equivalía a un total de 3,883 millones de parados menores de 25 años. Las menores tasas de paro juvenil en la UE correspondieron en febrero a Alemania (6,7%), por delante de República Checa (9,3%) y Países Bajos (9,6%).

Los datos revelan que España es el segundo país de la Unión Europea con mayor tasa de temporalidad: el 26,1% de los trabajadores carecían de contrato fijo a cierre de 2016, casi el doble de la media comunitaria (14,2%). Entre los Veintiocho, solo Polonia tiene unas cifras peores. La ausencia de contratos fijos afecta especialmente a los jóvenes. Casi tres de cada cuatro trabajadores españoles de entre 15 y 24 años —el 72,9%— mantiene con su empresa un acuerdo temporal, de nuevo la segunda tasa más alta de la UE, en este caso solo por detrás de Eslovenia. La media comunitaria está casi 30 puntos más abajo, en el 43,8%.

España ha liderado la creación de empleo en la UE en los últimos ejercicios, al igual que ocurrió con Zapatero en los años previos a la crisis, hace una década, pero estas estadísticas comunitarias ponen de manifiesto que esa recuperación económica esconde aún diversos desequilibrios: solo Grecia tiene una tasa de paro más alta en toda la UE, una clasificación que se repite cuando se habla de jóvenes; cinco regiones españolas están entre las diez europeas más golpeadas por el desempleo; la proporción de empleados que trabajan a tiempo parcial involuntariamente es una de las más elevadas del continente, la moderación salarial ha llevado a los sindicatos a amenazar con  movilizaciones, la última vez en las manifestaciones de este 1 de mayo,, y la temporalidad de los contratos es considerada mes a mes como el gran lunar de la potente reducción del paro.

Ese lastre continuado ha provocado ya movimientos: Gobierno y sindicatos firmaron hace un mes un acuerdo contra la temporalidad: el compromiso de Moncloa es convocar oposiciones para 250.000 plazas en los próximos tres años para convertir interinos en fijos y rebajar del 23 al 8% la tasa de temporalidad del sector público, donde el número de médicos, enfermeras o profesores que encadenan contratos semanales, mensuales o trimestrales se ha multiplicado con la crisis. En el sector privado la solución se presenta más compleja, en parte por la relación entre turismo y temporalidad.

 

De interés

Artículos Relacionados