miércoles,1 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaRecurso contra las becas vascas de tres años y demoras en la...
La banca se beneficia entre tanto de la gestión del dinero

Recurso contra las becas vascas de tres años y demoras en la pagos en otras autonomías

Redacción
La consejera vasca de Educación, Cristina Uriarte, ha denunciado este viernes que el Gobierno central ha recurrido las becas educativas de Euskadi correspondientes a los cursos 2014/2015 y 2015/2016 porque defiende que estas ayudas se homogeneicen en todo el Estado. Entre tanto, han surgido extensas quejas en Andalucía por las consecuencias de la larga demora en el pago de becas del Minsterio de Educación. Los beneficiarios de las demoras suelen ser los bancos que gestionan el dinero.

Uriarte ha hecho este anuncio en el pleno de control del Parlamento Vasco, a preguntas de la representante del PNV, Jone Berriozabal. Fuentes del Departamento de Educación han precisado que el recurso interpuesto por la vía contencioso-administrativa no paraliza el sistema de becas vasco, que el proceso judicial será largo y que, en todo caso, no implica de ningún modo que las ayudas ya concedidas deban ser devueltas por las familias.

Asimismo, han señalado que el Gobierno Vasco gestiona las becas educativas desde 1986, cuando se transfirió la competencia educativa, y desde entonces hasta ahora no ha habido cambios significativos en su composición.

No obstante, han adelantado que los tribunales ya se han pronunciado sobre una parte de estos recursos, la correspondiente a las becas universitarias de 2014/2015 y han dado la razón a los postulados del Ejecutivo central.

Ante este pronunciamiento, las mismas fuentes han explicado que el Gobierno Vasco presentará un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Eskola escuela curso escolar Gasteiz umeak. EFE

"Tras 30 años de la transferencia, la Administración del Estado se ha mostrado contraria por primera vez a que estructuremos el sistema de ayudas y las ha recurrido", ha indicado en el pleno de control la consejera Uriarte. Ha advertido de que la presentación de estos recursos es "inadmisible" y ha dejado claro que Educación "defenderá sus competencias con firmeza" ante los tribunales.

La consejera ha indicado que el sistema de becas de Euskadi es imprescindible para garantizar las condiciones de igualdad en el acceso a la educación y que, por lo tanto, es "prioritario" para el Gobierno Vasco.

En este sentido, ha destacado que, aún con una situación económica "difícil", el Ejecutivo de Iñigo Urkullu, "no ha dudado en garantizar" las cuantías económicas necesarias para dotar todas las becas educativas.

Según los datos que ha aportado, en el curso 2014/2015 el 34,26 % de los alumnos de todas las etapas universitarias y no universitarias de Euskadi disfrutaba de alguna beca en sus distintas modalidades (material, transporte, comedor, etc). Entre los cursos 2012/2013 y 2014/2015 las becas no universitarias pasaron de 50,2 a 54,3 millones de euros, lo que posibilitó que se concediesen 123.702 ayudas para material escolar, y 61.284 para comedores.

Quejas por demoras en becas andaluzas

Entre tanto, se extienden las quejas por la demora en los pagos de Educación en otras comunidades autónomas, a pesar de que muchas veces los recursos están disponibles pero los inmovilizan los acuerdos del Ministerio con la gran banca, que utiliza entre tanto el dinero al margen de que su mayor rentabilidad venga por las comisiones que cobran a los estudiantes.

"Mi hija y otros tantos andaluces necesitamos que las becas de ayuda al estudio sean prestadas a tiempo, durante el curso, y no casi cuando ha finalizado. Para eso son las becas, ¿no?". La pregunta retórica según Diario.es proviene de una mujer, universitaria y madre de universitaria, que ha creado la plataforma de 'Afectados por el Retraso de las Becas', que propone que el Ministerio de Educación, la Junta de Andalucía y la Generalitat de Cataluña paguen las ayudas al estudio antes del 31 de diciembre de cada año lectivo. "Es un plazo que permitiría a los estudiantes y a sus familias emprender el curso académico sin miedo a no poder costear los estudios", resumen los afectados, que muestran su descontento diariamente con sus casos particulares en redes sociales como Facebook o a través de las más de 17.500 firmas recogidas en change.org en dos meses.

Andalucía y Cataluña tienen un sistema especial y diferente al resto de España por el cual sus gobiernos autonómicos gestionan y tramitan las llamadas 'becas MEC' (Ministerio de Educación y Ciencia). Luego las paga el Ministerio y finalmente las comunidades las distribuyen. "Sistemáticamente, los estudiantes de Cataluña y Andalucía cobran más tarde que los del resto del país, y su situación es aún más desesperante", advierte la plataforma. Se trata de ayudas económicos que da el Gobierno de España a los alumnos que cursan estudios postobligatorios, sean no universitarios (formación profesional, bachillerato, idiomas, enseñanzas artísticas, militares o religiosas) o universitarios (grados, licenciaturas, diplomaturas o másters). El convenio, en Andalucía, incluye a los estudiantes de niveles postobligatorios no universitarios.

 
 

 
 
 
 

El Gobierno central niega "rotundamente que esté habiendo problemas con el pago de becas". Es más, "al contrario, estamos yendo más rápido que ningún año", informan fuentes ministeriales consultadas por eldiario.es/andalucía. La otra parte contratante, la Junta de Andalucía, que renueva anualmente el acuerdo suscrito por primera vez en 2009 (ver BOE al final del texto), alega que "todo aquel beneficiario que cumplió con los requisitos ha cobrado la beca" y que "a aquellos que hayan reclamado o se les ha pedido algún tipo de reclamación, se les irá abonando la beca a medida que se vaya resolviendo el procedimiento administrativo y justificando todo aquello que sea necesario para tener la condición de beneficiario", argumentan desde la Consejería de Educación, que no acierta a cifrar el número de estudiantes afectados.

"Un lío o un engaño"

"No está claro de quién es la culpa de esta mala gestión, si del Ministerio porque puede que no haya ingresado el dinero o de la Junta de Andalucía que lo tiene y no lo reparte. Hables con quien hables acaba siendo un lío o un engaño. El Ministerio dice que ya lo ha ingresado y la Delegación de Becas en Andalucía unas veces dice que no lo tiene y otras que lo tiene pero no ha recibido la orden de repartir", expresan gráficamente desde  la plataformadirigida por una de las madres afectadas, Encarnación Romero, de Almería, y que también actúa en Twitter con #susananopaga y #MinistroDameMiBeca.

Romero, a quien le resulta difícil cuantificar tanto cuántas personas pueden estar afectadas por estos retrasos ("miles") como cuántas han sido las puertas a las que ha tenido que llamar para intentar solventar sin éxito su problema, alude a que "el sistema falla desde el principio". Cuenta que en su casa están becadas ella misma y su hija pero que, ante el retraso en los pagos, tienen que sobrevivir "con lo que mi madre me quiera ir mandando". Señala, aunque sin demasiada esperanza en una solución rápida, que desde el Síndic de Greuges de Catalunya le han llamado esta semana  para comunicarle que tienen conocimiento del tema y que abrirían diligencias para tratar de solucionarlo.

Incluso la Defensoría del Pueblo a nivel nacional se ha hecho eco del asunto. "No se debería mantener un sistema que retrasa hasta casi finalizado el curso académico la fecha de la percepción por el estudiante de las ayudas estatales que le corresponden para realizar estudios ese mismo curso, por el hecho de cursarlos y tener su domicilio familiar en Andalucía o en Cataluña", indica en una respuesta a un alumno, publicada íntegramente en el portal especializado creado al efecto www.dudasbecas.mec.

Parte fija y parte variable

El actual sistema de becas se rige por el Real Decreto 595/2015, de 3 de julio, por el que se establecen los umbrales de renta y patrimonio familiar y las cuantías de las becas y ayudas al estudio. En términos generales, las becas constan de una parte fija y una variable. La fija incluye una ayuda a la residencia (1.500 euros), a la renta familiar (1.500 euros) y a la matrícula (pago de los precios públicos). La variable, como su propio nombre indica, varía según la renta y la nota del alumno (el mínimo son 60 euros). En función de su situación económica y académica, el estudiante recibe varias o todas las ayudas.

"Es indignante que a 1 de abril los no universitarios andaluces aún no hayan cobrado nada de las becas ni fija ni la primera parte de la variable por no hablar de los que siguen en trámite o de los que hayan tenido que alegar por error informático de la administración o de los que aún están esperando la beca Segunda Oportunidad del curso del año pasado. Es una vergüenza y luego dicen que dan más becas y que las han subido, y ni por asomo han subido. Al contrario, han bajado con diferencia, pero las tasas de los universitarios sí que suben", lamenta Toñi, otra madre que reclama una solución.

"La parte fija de todas las becas está ya pagada y de la parte variable se ha pagado una parte muy importante. Esto, respecto a años anteriores, supone un adelanto brutal, porque otros años la parte variable se ha terminado de pagar a primeros de mayo", señalan desde el Ministerio, que hace unos días, tras publicar  un comunicado relativo al asunto, respondía así a un afectado en su perfil oficial de Twitter:

De interés

Artículos Relacionados