lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónRedes de indignación y esperanza
Manuel Castells / Alianza Ensayo / 328 páginas

Redes de indignación y esperanza

Redacción
Esta re-edición "actualizada en un 40%" del libro publicado por Castells el 2012 puede ayudar a entender la nueva victoria de la Syriza de Tsipras en Grecia este domingo. También lo que suceda a partir de la anunciada mayoría absoluta de escaños el próximo domingo 27 por parte de los soberanistas catalanes. Este es uno de los movimientos de protesta ciudadana extendidos a nuevas plazas del mundo por la batalla principal del poder hoy: la construcción de significados en las mentes.

Castells simpatiza con los soberanistas, que al igual que Podemos y otros es considerado por politólogos como Fernando Vallespín uno de los movimientos ciudadanos catacterísticos de hoy y de esa batalla, muy ilustrativa de las relaciones de poder en el mundo globalizado de hoy, de la conexion entre redes digitales y espacio urbano, entre lo global y lo local en cuyos vínculos el autor es reconocido como uno de los mayores expertos mundiales.

La reseña del editor para esta ocasión resalta que en la primera edición de “Redes de indignación y esperanza” Manuel Castells describió la eclosión de los nuevos movimientos sociales en red que estaban surgiendo en el mundo, y los caracterizó como la forma de acción colectiva distintiva en la sociedad red. Desde entonces, como muestra en esta nueva edición, las continuas movilizaciones en España, Grecia y Portugal, las manifestaciones en Brasil de 2013 y 2014, la defensa del parque Gezi en Estambul, los movimientos de estudiantes en Chile, las grandes protestas mexicanas entre septiembre y noviembre de 2014 por el secuestro y asesinato de los estudiantes de Iguala… no han hecho más que confirmar la vitalidad y la continuidad de estas nuevas formas de movimientos sociales, pese a su diversidad y sus diferentes resultados. Además, al hilo de las campañas y los resultados electorales de fuerzas surgidas de estos movimientos analiza su papel como palancas de cambio político, junto a su potencial transformador de la sociedad a más largo plazo. Un libro esencial para orientarnos en tiempos de cambio.

Antes que este libro Castells publicó Después de la crisis (2013), la primera versión de Redes de indignacion y esperanza (2012). Comunicación y poder 2010, y previamente sus más clasicos La Galaxia Internet (2001), La era de la información (1999) y, sobre todo. La sociedad red (1997).

Uno de los hitos del análisis parte del 17 de diciembre de 2010, cuando Mohamed Buazizi, ante la enésima confiscación de su puesto de frutas por parte de la corrupta policía tunecina, decidió quemarse a lo bonzo.  Desde entonces, el fuego de la indignación prendió por Túnez, en la primera de las primaveras árabes, y por redes sociales y plazas de todo el mundo, de España a Grecia, de Estados Unidos a Egipto. Hablaban lenguas distintas, se llamaban Indignados o Occupy Wall Street, pero los unía el mismo hartazgo: no podían tolerar más que el 1% viviera a costa del 99%, por citar al movimiento estadounidense.

En realidad son muchos más los elementos que aúnan a las distintas protestas espontaneas y colectivas que han ido surgiendo por medio planeta. Es lo que se descubre en el libro Redes de indignación y esperanza (Alianza), un análisis comparativo de orígenes, puntos de contacto y consecuencias que el sociólogo español Manuel Castells dedicó en 2012 a estos movimientos. Ahora la obra se refuerza con una segunda edición “un 40% nueva”, en palabras de Castells (Hellín, 1942), quien compite a nivel teórico mundial con las explicaciones de las transformaciones del poder que ofrece David Harvey en su Breve historia del neoliberalismo.

Manuel Castells Oliván es un sociólogo y profesor universitario de Sociología y de Urbanismo en la Universidad de California en Berkeley, así como director del Internet Interdisciplinary Institute. Se trata de uno de los talentos españoles más reconocidos internacionalmente, por lo que se ha publicado que el Consejod e Investigación de Unión Europea trató de retenerlos.

Una de las tesis de Castells es que "si no hay movimientos sociales no hay transformación", según el vídeo del acto de presentación de esta última versión de la obra en el Círculo de Bellas Artes de Madrid el pasado mes de julio, cuando con Manuel Castells presentó participaron Manuel Campo Vidal y Pablo Iglesias, líder de otro de esos movimientos sociales convertido en grupo político y el más intelectural de todos los actuales líderes políticos españoles, admirador de Harvey y de su tesis sobre el partido de Wall Street, conexión actual en todo el capitalismo del poder político y el económico. 

Castells explica en el libro que todo el mundo que entra en procesos de poder utiliza  hoy nternet como plataforma esencial para esa batalla fundamental del poder actual que consiste en la construcción de significados. "ISIS no existiría sin Internet. A los periodistas les toca informar con la verdad y el análisis”, afirmó el autor al presentar su obra en la ciudad de México, donde resaltó que en 1996 apenas 40 millones de personas estaban conectadas a Internet, menos de 1% de la población mundial. En la actualidad, 60% de la población mundial, 4.000 millones de personas, cuentan con acceso a Internet.

Castells es doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de París y por la Complutense de Madrid. Su especialidad es la comunicación y la política.

La presentación en Madrid  de la reedición de Castells repitió esquema al libro Comunicacion y poder, presentado el 2010 en la UCM y subido por esta a Youtube, donde explica que también los grupos terroristas de hoy (como el Estado Islámico) tratan de construir significados en las mentes para imponer su agenda empezando por eliminar el espiritu crítico. Lo explicó entonces Manuel Castells en este otro vídeo junto al entonces rector Berzosa y tambiém a su exalumno el periodista Campo Vidal (véase especialmente del minuto 24 al 32):

De interés

Artículos Relacionados