lunes,23 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadRiesgo de impago salarial catalán

Riesgo de impago salarial catalán

Redacción
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas en funciones, Cristóbal Montoro, se reunió ayer con el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, en lo que supuso, según los diarios, una rebaja de la tensión política existente. Montoro garantizó que Cataluña tendrá la financiación que necesite, incluidos los pagos de anticipos cada mes si están justificados, y la Generalitat se comprometió a reducir el déficit y actuar con "responsabilidad" para mantener el crecimiento.

En rueda de prensa en el Ministerio de Hacienda, Montoro confirmó que Junqueras le prometió una "gestión rigurosa". "He apreciado que desde la más profunda discrepancia política se ha comprometido a reducir el déficit público", dijo. Asimismo, señaló que la Generalitat ha presentado "un plan de ajuste" para cumplir con el objetivo de déficit. Montoro garantizó que seguirá financiando a Cataluña aunque vigilando los cumplimientos.

Desde la sede de la Generalitat en Madrid, Junqueras dijo que el resultado del encuentro es "el compromiso de todas las instituciones del mantenimiento del crecimiento económico". Junqueras apuntó que "hay un compromiso del Ministerio de ir avanzando en los anticipos" después de haber recibido los primeros 350 millones de los 1.050 reclamados. Asimismo, dijo ver avances en que el Gobierno le vaya autorizando a convertir a largo plazo la deuda a corto con la banca para que la cubra el Fondo de Liquidez Autonómica, aunque no en ningún crédito en concreto.

Sobre la decisión de Standard & Poor's de degradar la solvencia de Cataluña, Junqueras apuntó que "es completamente artificial fijar un rating de una Administración que es responsable del gasto social, pero no de la recaudación". S&P rebajó la nota de solvencia de Cataluña de BB- a B+ y la colocó en perspectiva negativa.

JxSí y la CUP perderían la mayoría absoluta, según el CEO

La coalición de Junts pel Sí volvería a ganar las elecciones autonómicas en Cataluña, pero sufriría un retroceso por el que perdería la mayoría absoluta que suma con la CUP, según el barómetro del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat. Junts pel Sí obtendría el 35,8% de los votos con los que conseguiría entre 56 y 58 escaños, mientras que la CUP obtendría el 7,5%, que supondrían entre 9 y 11 escaños. Como tercera fuerza política se situaría Ciudadanos, que obtendrían entre 22 y 23 escaños, con un 16,7% de los votos, seguido de Catalunya Sí que es Pot, que con un 17,9% tendría entre 21 y 23 escaños. El PSE contaría con 13-14 escaños, mientras que el PP obtendría 9-10.

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, aseguró ayer, en una entrevista publicada conjuntamente en Financial Times, Le Monde, Corriere dellaSera, SüddeutscheZweitungyDiário de Noticias, que Cataluña "puede conseguir su independencia de España sin un acuerdo con Madrid". "Los catalanes no esperaremos cinco o diez años más a que lleguen respuestas del Estado a las aspiraciones soberanistas de Cataluña", apuntó.

Mientras, la CUP registró ayer una moción en el Parlament en la que insta al resto de formaciones a declarar "vigente" la declaración soberanista anulada por el Constitucional y al Govern a que presente en 30 días "un plan de ejecución" de sus anexos que relance el "proceso constituyente" hacia la secesión.

La Generalitat reclama al Estado 7.520 millones este año a cuenta del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), más el adelanto de 700 de los 1.400 millones de la liquidación positiva del sistema de financiación de 2014, que las comunidades deberían recibir en julio, y prorrogar durante todo este año el tipo de interés al 0% del FLA. "Hasta el tiempo de descuento seguiremos requiriendo el cumplimiento de determinadas obligaciones", indicó la portavoz del Govern, Neus Munté.

El vicepresidente económico de la Generalitat, Oriol Junqueras, ha invocado y reclamado el cumplimiento del sistema de financiación autonómica para obtener un anticipo que cifra en 1.050 millones, según una carta de su departamento al Ministerio de Hacienda y Administraciones Púbicas, que cita EL MUNDO. El diario incide en que se da la circunstancia de que Junqueras se apoya en una de las normas que desafía y desobedece, en tanto que la Ley de Financiación Autonómica exige, entre otros capítulos, "estricta colaboración con la Agencia Tributaria" estatal.

Por otro lado, LA RAZÓN destaca que "Cataluña ya no tiene ni para pagar los intereses de la deuda", tras lo que añade que la Generalitat quiere que el Gobierno medie para que las agencias de rating no rebajen la calificación a niveles de países como Angola o Bosnia.

ABC destaca que "el Estado posee casi el 60% de la deuda pública de Cataluña, además de ahondar en que "la Generalitat afronta problemas para pagar créditos a corto plazo con bancos y pide el auxilio del Gobierno". Este rotativo publica que el Gobierno contacta con Standard and Poor's para que no baje la nota a Cataluña respaldando deuda de la Generalitat con bancos.

Por otra parte, el expresidente de la Generalitat, Artur Mas, en una entrevista en Catalunya Ràdio, dijo ayer que "no se puede exigir"·al Gobierno catalán "que proclame la independencia en 16 meses porque no lo podrá cumplir". Tras lo cual, recomendó "que no presuman de aquello que no podrán cumplir. Muy poco postureo, y muy ajustarse a los deberes que tienen", dijo. Mas apostó por "una formacíón que aspira a ocupar un centro amplio no se defina estrictamente como independentista, sino como soberanista".

LA VANGUARDIA, bajo el titular a toda página: "El Govern pide apoyo a la oposición para aprobar el presupuesto del 2016", publica que disponer de presupuesto es imprescindible para poder sacar adelante las políticas sociales que necesita Cataluña, motivo por el que el Govern pidió ayer el apoyo de todos los grupos políticos representados en el Parlament para aprobar las cuentas del 2016

 Contactos contra la quiebra 

El vicepresidente del Gobierno catalán y conseller de Economía, Oriol Junqueras, pidió reunirse el martes con el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, aprovechando una escala del ministro en el aeropuerto de El Prat a su vuelta de Bruselas, donde trataron la situación de las finanzas de la Generalitat, que tiene que hacer frente a vencimientos de deuda que podrían situar a Cataluña al borde de la quiebra. Asimismo Junqueras se puso en contacto telefónico con el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, con el que espera reunirse "próximamente" para tratar fórmulas de financiación que doten de liquidez al Govern.

Según Junqueras, Montoro ve "razonable" la petición del anticipo y estudiará pagar a corto plazo la liquidación autonómica de 2014, así como la revisión de los intereses del FLA. La Generalitat aspira a que el Estado pague los anticipos mes a mes en vez de en dos pagos en julio y diciembre. "El ministro ha reconocido la racionalidad de la reflexión. Hay peticiones que vienen de su partido en el mismo sentido. Dice que lo estudiará y que intentará gestionarlo", explicó Junqueras.

En cuanto a su reunión con De Guindos, Junqueras le informó de las negociaciones que mantiene la Generalitat con BBVA, CaixaBank y Sabadell para pasar a largo plazo parte de sus créditos a corto, de próximo vencimiento, que suman más de 1.000 millones. "Es una cuestión en la que todos estamos de acuerdo: el Gobierno de Cataluña, las entidades financieras y el Ministerio de Economía, y le hemos recordado que hay autorizaciones pendientes. Él está de acuerdo en que se deben producir las autorizaciones", indicó el vicepresidente del Govern, que precisó que ni con Guindos ni con Montoro se ha abordado la adhesión de la Generalitat al FLA de 2016.

El PP catalán criticó la reunión. En una nota, Xavier García Albiol lamentó que "desde la buena fe, un ministro del Gobierno haya caído en la trampa de la Generalitat, ya que mientras se dedican a despotricar contra España cuando se apagan los focos corren a pedir reuniones secretas con los ministros". El Ministerio de Economía negó que se tratara de una reunión "secreta", sino que "forma parte de los contactos habituales con todos los gobiernos autonómicos". "Se da continuidad a las relaciones con el anterior Gobierno catalán. Son reuniones de trabajo", señalaron fuentes ministeriales, que aseguraron que se informó a la prensa del encuentro, en el que "se ha hablado sobre la problemáticas de la financiación a corto plazo para todas las comunidades autónomas y la necesidad de buscar un sistema transparente y abierto".

La presidenta de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, señaló que la reunión entre Junqueras y De Guindos es una muestra de que los independentistas "no pueden desconectar" del Gobierno español porque necesitan acudir al FLA y de que "la Generalitat tiene las finanzas quebradas". "No pueden pagar ni a las farmacias, ni a los funcionarios ni a la deuda del tercer sector", afirmó y advirtió de que "cuanto mayor sea el órdago independentista, peores condiciones podremos tener para acceder a la financiación".

"Junqueras pide auxilio urgente a Madrid para evitar la quiebra", titula EL MUNDO en portada. El diario indica que el ministro de Economía "intercede ante la agencia S&P para que Cataluña no baje más del bono basura". También señala que De Guindos "desvió su avión" para realizar la "polémica escala" y ver a Junqueras, tras informar al presidente en funciones, Mariano Rajoy. También LA VANGUARDIA dice que el tema central de la reunión con De Guindos fue la petición de apoyo al Govern para que S&P no rebaje la solvencia de la deuda de Cataluña. "El Gobierno valora hacer un gesto a Cataluña con su deuda", indica LA RAZÓN

Iniciados los trámites de las tres leyes de desconexión 

La Mesa del Parlamento de Cataluña decidió ayer que las tres leyes de "desconexión" -Hacienda propia, Seguridad Social propia y Ley de Transitoriedad Jurídica – se tramitarán en ponencias conjuntas, pese al informe de los servicios jurídicos de la cámara que cuestionaron su viabilidad y alertaron de su posible inconstitucionalidad. La Mesa, con el único voto de los miembros de Junts pel Sí, que son mayoría, rechazó los recursos de reconsideración de C´s, PSC y PP que instaban a recapacitar la aprobación de las ponencias de dichas leyes.

Los grupos de Ciudadanos, PSC y PP confirmaron que presentarán un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional contra la constitución de las ponencias, por considerar que se están vulnerando los derechos de sus diputados.

El Gobierno central también anunció la semana pasada la impugnación de las ponencias ante el Constitucional tan pronto como empiecen a trabajar.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, remitió una carta al titular de la Consejería de Exteriores de la Generalitat, Raül Romeva, informándole de que no se reunirá con él hasta que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre la suspensión de las funciones de dicha Consejería. Además recuerda que el propósito de "ir estableciendo estructuras de Estado", a lo que obedece la creación de ese departamento, "choca frontalmente con la legalidad española e internacional".

De interés

Artículos Relacionados