sábado,28 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadSánchez gana sin lograr la investidura, según toda la prensa española excepto...
PP y Podemos votaron en contra, pero este podría abstenerse

Sánchez gana sin lograr la investidura, según toda la prensa española excepto ABC y LA RAZÓN

Redacción
El Congreso rechazó este miércoles la investidura como presidente del candidato del PSOE, Pedro Sánchez, por 130 votos a favor, 219 en contra y una abstención. Sólo PSOE y Ciudadanos votaron a favor, apoyo insuficiente para alcanzar los 176 ´síes´ requeridos en primera vuelta. Toda la prensa española, salvo ABC y LA RAZÓN, reafirman la idea de que Sánchez ganaría sin lograr la investidura, anticipada por Ibercampus. Ahora se extiende la idea de que Podemos podría al final abstenerse.

La prensa impresa española, proclive a posiciones comunes, se muestra dividida en la valoración del debate, aunque la mayoría de las opiniones publicadas reafirma la impresión adelantada por Ibercampus el pasado 28 de febrero de que Sánchez gana aun sin lograr la investidura. Y ello a pesar de que dan por hecho que, según se ha desarrollado el debate de investidura y las posiciones enfrentadas de los diferentes grupos políticos que dificultan el entendimiento, Sánchez tampoco obtendrá en la votación del viernes la mayoría simple que necesita para ser investido. Asimismo coinciden en que lo más probable es que finalmente se repitan las elecciones.

"El debate aleja toda esperanza de una investidura de Sánchez", titula EL PAÍS en portada y califica de "imposible" la investidura tras "un debate de duros enfrentamientos". EL MUNDO constata en su primera: "Sánchez no suma" y considera que el ´no´ a su investidura "activa la cuenta atrás hacia las elecciones y evidencia la agria división de los partidos de izquierdas". "219 votos hunden a Sánchez", titula en el análisis de sus páginas interiores. ABC dice en portada, bajo un "NO" en grandes caracteres: "Pedro Sánchez logra hacer historia como el candidato a presidente con menos votos a favor, tras un debate en el que quedó noqueado por Rajoy e Iglesias". También este diario considera que "el Congreso hunde la candidatura de Sánchez y su pacto con Ciudadanos". LA RAZÓN titula: "Fin del simulacro de Sánchez" y también abunda en la idea de que "los enfrentamientos de Podemos con el PSOE y de Ciudadanos con el PP no dejan margen a los pactos", en un debate de investidura convertido en "un cruce de reproches" que "aboca a otras elecciones el 26-J".

LA VANGUARDIA destaca que "el fallido intento de Sánchez lo aleja aún más de Podemos y el PP" y que "el reloj hacia las elecciones ya corre tras la votación". EL PERIÓDICO titula: "De entrada, no" y habla de "tensa jornada de debate en el Congreso", así como de "ruidoso ´no´ a Sánchez". CINCO DÍAS subraya que "Sánchez se queda solo con Ciudadanos" y EL ECONOMISTA señala que "Sánchez choca con PP y Podemos y apunta a nuevas elecciones".

Por otra parte, los diarios reflejan el difícil papel del presidente del Congreso, Patxi López, en un debate de más de nueve horas en el que abundaron las apelaciones personales, los reproches, y las peticiones de palabra de diputados que se sentían aludidos. "Hasta aquí hemos llegado con las alusiones", dijo en un determinado momento, tras ceder turnos de palabra en varias ocasiones y cortar el micrófono otras tantas.

Sánchez confía en el diálogo y el acuerdo

El candidato socialista a la presidencia, Pedro Sánchez, afirmó tras la votación en el Congreso a través de su cuenta de twitter: "Sigo confiando en el diálogo y el acuerdo para un Gobierno de cambio que mejore la vida de todos los españoles".

Sánchez se reunirá hoy jueves con el equipo del PSOE que ha llevado las negociaciones con otros partidos para evaluar los próximos pasos de cara a la votación del viernes.

Desde las filas socialistas insisten en que Sánchez es la única alternativa posible para gobernar después de que el debate de ayer fuera "el epitafio" de Rajoy, al constatarse que "está desfasado y es el pasado". Fuentes del PSOE confían en lograr una mayoría para desbancar a Rajoy del poder. "Seguimos con las manos tendidas", señalaron, y consideran que Sánchez "ha logrado construir un espacio común de cambio donde ha quedado claro que confluyen propuestas asumibles".

Rajoy critica "la farsa" de Sánchez

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, criticó a Pedro Sánchez por "tomar el pelo a los españoles" y orquestar la "farsa" de una "investidura ficción" que sólo es un "bluf" con el fin de iniciar la campaña electoral ante unas nuevas elecciones.

Según los diarios, Rajoy ofreció un discurso de tono despectivo hacia Pedro Sánchez y la bancada socialista y desconsiderado con Albert Rivera, plagado de ironías y reproches, en el que consideró que el pacto entre PSOE y Ciudadanos, "de muy limitada relevancia", se ha presentado "como si fuera el pacto de los Toros de Guisando". El líder del PP destacó las versiones "contradictorias" que Sánchez y Rivera hacen del pacto, que definió como "un curalotodo, un bálsamo de Fierabrás" y acusó a Sánchez de no ser "leal" a los españoles, de no haber "movido un dedo" para formar Gobierno al vetar al PP en "el ejemplo más singular de cerrazón que ha conocido la política española" y negarse a hablar con el partido ganador de las elecciones, que representa a más de siete millones de votantes.

Rajoy dijo que la actitud de Sánchez, "en promoción personal en solitario" y en "plena era triunfal" tras el 20-D, "declarando solemnemente la campaña electoral" porque es lo que más le conviene, "ha abierto de par en par una gran puerta a la desconfianza" y España ha pasado de ser un "estímulo en Europa" a convertirse en "una zona de sombra", al tiempo que insistió en el efecto "devastador" que supondría que se derogasen las reformas puestas en marcha por su Gobierno. El líder del PP justificó el no al "programa de ficción" de Sánchez porque supone un "contrarreforma" de la política económica y social de la última legislatura y "una amenaza para los intereses de los españoles".

Por su parte, Sánchez acusó a Rajoy de "faltar al respeto" a sus votantes, a los ciudadanos y al Rey al renunciar a intentar la investidura y "bloquear el reloj de la democracia". También le dijo que "Podemos es la tabla de salvación del PP".

Iglesias, agresivo: "El PSOE no es de fiar"

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se estrenó en la tribuna del Congreso con un tono que los diarios definen como "bronco" y un discurso que "rompe los puentes con el PSOE" y "dinamita las vías de negociación" con los socialistas. "Ustedes solos no son de fiar", espetó Iglesias a la bancada socialista, a quienes no obstante insistió en ofrecer una propuesta de Gobierno de coalición. "Si quieren acuerdos, con garantías", apostilló.

Iglesias acusó a Sánchez de "obedecer a los oligarcas" y le invitó a rectificar y negociar con Podemos porque "el tiempo del bipartidismo se acabó". "Cuídese de la naranja mecánica. Si sigue cediendo a la presión naranja, los trabajadores le van a exigir que entregue la S y la O de sus siglas", aconsejó al candidato socialista.

El líder de Podemos recordó que el PSOE fue "el partido del tráfico de influencias, que dio la espalda a los trabajadores" y "el partido del crimen de Estado". "El problema es que le han prohibido pactar con nosotros. Lo dijeron algunos miembros de la vieja guardia de su partido. Lo dijo el señor Felipe González, que tiene el pasado manchado de cal viva. Cuídese de él, señor Sánchez, porque son malos consejeros", espetó a Sánchez, lo que provocó una airada reacción de los socialistas, algunos de los cuales gritaron: "¡Fuera!". "¿Fuera? ¿Están ustedes gritando fuera porque les diga la verdad?", replicó Iglesias.

En la contrarréplica, Pedro Sánchez, instó a Iglesias a explicar "por qué va a votar en contra de un candidato socialista para que siga Rajoy". "Muchos exvotantes socialistas votaron a Podemos porque pensaban que con usted se podía revitalizar la izquierda, que juntos, ustedes y nosotros, podíamos cambiar España. Muchos de ellos no entienden su comportamiento", dijo el líder socialista. "Si usted quiere ir a las elecciones y quiere repetirlas, diga la verdad a la ciudadanía", retó a Iglesias.

Además, Sánchez dijo sentirse "muy orgulloso de Felipe González", echó en cara a Iglesias que llame "presos políticos" a asesinos de ETA y recordó que el PSOE no juega con el terrorismo que ha sufrido en sus propias filas, citando al socialista Isaías Carrasco cinco días antes del aniversario de su asesinato. Iglesias consideró que "utilizar la memoria de las víctimas del terrorismo para atacar a un rival político es una actitud miserable".

Iglesias también atacó a al PP, "el partido que ha hecho de la corrupción y la injusticia una forma de Gobierno". "Algunos de ustedes son hijos del totalitarismo político en este país. El PP fue fundado por siete ministros de la dictadura", subrayó.

Tampoco ahorró sus críticas a Albert Rivera, a quien consideró un político "hábil" y un "triunfador a costa del señor Sánchez" que "representa la peor de las tradiciones políticas españolas, la que no tiene más ideología que la cercanía con el poder". "Usted es de los que mandan, señor Rivera. Marionetas de los poderosos", dijo.

Por su parte, el portavoz de En Comú Podem, Xavier Domènech, justificó su rechazo a la investidura porque el acuerdo de PSOE y C´s que niega la consulta en Cataluña "va en contra del 80% de catalanes y catalanas". La portavoz de En Marea, Alexandra Fernández, dijo que su rechazo es "un no al continuismo, un no para que el cambio real, palpable, tangible para la gente pueda llegar cuanto antes".

Rivera urge al PP a cortar por lo sano con Rajoy

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, que también debutaba en el Congreso, centró su discurso en atacar a Mariano Rajoy a quien pidió "valentía" para facilitar el acuerdo de gobierno entre PSOE y C´s y que abandone la "extraña pinza" que está haciendo con Podemos y los independentistas.

"Señor Rajoy, ¿me puede dar una sola razón para que los españoles confíen en usted para liderar una nueva etapa política? Yo no encuentro ninguna", le dijo al líder del PP. "Creo que usted, señor Rajoy, con todo lo que no ha hecho y todo lo que no quiere hacer, demuestra que se acabó un tiempo", reiteró, e invitó a los dirigentes del PP a que "se regeneren" y tengan "coraje y valentía" para "cortar por lo sano" tras los casos de corrupción.

Cuestionó el rechazo de Rajoy a formar Gobierno y su reticencia a aplicar reformas como acabar con los aforamientos, la ley de autónomos, le ley electoral o las primarias en su partido. "Usted le dijo que no al Rey y ha dicho que no a todas estas reformas con mayoría absoluta. ¿Por qué creer que todo lo que ha querido hacer sin tener que contar con nadie ahora lo va a hacer contando con tres partidos y encabezándolo usted?", le preguntó. Asimismo insistió en que el actual líder del partido "no puede ser el azote contra la corrupción. Si no limpia en su casa, difícil que lo haga en España".

Rivera defendió que su acuerdo con el PSOE garantiza la unidad de España y la estabilidad presupuestaria y evita la llegada de Podemos al poder, pero "no es creíble" que suponga una amenaza para la convivencia, como dijo Rajoy. El líder de Ciudadanos apeló al espíritu de "diálogo y concordia" de la Transición, donde "todos demostraron estar a la altura de las circunstancias" y alabó el "coraje" del PSOE al "dejar a un lado lo que les separa y poner en común lo que les une" con más de 200 medidas que "permiten mejorar la vida de los españoles", frente a la "pereza" del PP o el intento de "asalto al poder" de Podemos.

ERC y DiL piden un referéndum a cambio del voto

ERC y DiL pidieron ayer un referéndum en Cataluña a cambio de apoyar la investidura de Pedro Sánchez. El portavoz de ERC, Joan Tardá, dijo que los partidos independentistas catalanes aplicarán su hoja de ruta "con todas las consecuencias", y apuntó que el Parlamento catalán está legitimado para iniciar el proceso hacia una República catalana. "Los demócratas españoles deberían ser los primeros interesados en un referéndum a la escocesa para saber si los catalanes quieren o no" seguir en España, dijo. Mientras, el portavoz de Democràcia i Llibertat, Frances Homs, dijo que Pedro Sánchez es "como una mala copia" de Mariano Rajoy por "poner la ley como excusa para no hacer política". Homs propuso al candidato socialista poner "el marcador a cero y hablar a partir del lunes" porque está dispuesto a "contribuir" al cambio de gobierno". Sánchez les invitó a "tender puentes" y abrió la mano para "hablar de todo dentro de la ley".

Por su parte, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, aseguró que la situación en Cataluña y en el País Vasco está "enquistada" y, en el caso vasco, apostó por fórmulas que actualicen el autogobierno. Esteban se mostró crítico con el acuerdo alcanzado entre PSOE y Ciudadanos porque "deja fuera la agenda vasca" y avanzó su negativa a apoyar a Sánchez pero se abrió a negociar un acuerdo a partir del viernes.

Mientras, el portavoz de IU, Alberto Garzón, y el de Compromís, Joan Baldoví, justificaron su rechazo a la investidura de Sánchez por el acuerdo suscrito con Ciudadanos. Garzón dijo que mientras siga con el "acuerdo económico de derechas no tendrá el voto de la izquierda". Por su parte, Baldoví apuntó que no se puede "complacer" a todo el mundo y abogó por que Podemos, IU y Compromís elaboren un documento de consenso, que presentarían al PSOE, "para construir al cambio".

Marian Beitialarrangoitia, de Bildu, condicionó su apoyo a que se reconozca el derecho a decidir del pueblo vasco" y se cambie la política penitenciaria.

Resúmenes de editoriales

La mejor opción. Sánchez y Rivera perderán la votación, pero sus argumentos han ganado (EL PAÍS): "Tal y como estaba previsto, el intento de Pedro Sánchez y Albert Rivera para formar un Gobierno de cambio no consiguió los apoyos necesarios para lograr la investidura del líder socialista en el primer intento". "Y eso que se trata de una propuesta con sentido, una plataforma reformista fruto del diálogo y de un pacto en el que el PSOE y Ciudadanos han buscado los puntos de encuentro, dentro del centroizquierda, para desbloquear la situación". "El debate de ayer abrió todavía más la brecha de los firmantes del acuerdo con Mariano Rajoy y Pablo Iglesias". "Rajoy asumió el papel de jefe de la oposición, queriendo hacer olvidar su negativa a intentar formar Gobierno por ser el partido más votado". "En un tono faltón y con una ironía malograda, descalificó el proyecto y no hizo esfuerzo alguno por acercar posiciones". "Peor estuvo Pablo Iglesias, que sigue sin entender dónde se encuentra. Realizó varias intervenciones agresivas e insultantes, más propias de un mitin electoral". "Pedro Sánchez respondió a ambos con tranquilidad". "Mantuvo cerrada la puerta al PP -un error persistente-, mientras la dejó abierta a Podemos, una opción ya imposible". "Fue Albert Rivera el líder que más despuntó. Rivera sí encontró su lugar en el Parlamento".


Nadie se mueve, el bloqueo se agudiza (EL MUNDO): "Todo sigue igual "tras la votación de investidura en la que Pedro Sánchez obtuvo el resultado que estaba cantado antes de que el líder socialista subiera a la tribuna del Congreso anteayer. "PP y Podemos tumbaron el pacto entre PSOE y Ciudadanos sin el menor de los titubeos y sin molestarse en separar el grano de la paja". "Se perdió con ello una gran oportunidad para avanzar hacia un pacto de Estado que permitiera salir del impass en el que nos hallamos y en el que vamos a seguir las próximas semanas si no se produce un milagro". "Si nadie mueve ficha desde hoy hasta el próximo 2 de mayo, estamos condenados a nuevas elecciones". "El reloj ha empezado a contar". "El PSOE no quiere negociar nada con el PP y resulta cada día más improbable un pacto del PSOE con Podemos". "El único líder político que mostró flexibilidad es Albert Rivera". "Rajoy se dedicó a ridiculizar el intento de Sánchez de formar Gobierno". "El líder de Podemos acusó a Sánchez de someterse a los poderes fácticos para continuar con la política del PP". "Dio la impresión de que Sánchez e Iglesias son incompatibles en el mismo Gobierno". "Para lo que ha servido el debate ha sido para evidenciar las enormes facturas entre los partidos que tienen la llave de la gobernabilidad y las crecientes diferencias y antagonismos entre sus líderes con la excepción de Rivera". "Puestos a buscar la parte positiva, el Congreso volvió ayer a ser la sede de la soberanía popular En esto, por lo menos, sí hemos salido ganando".

Sánchez fracasa (ABC): "Pedro Sánchez fracasó en su primer intento de ser investido presidente, tras comprobar su incapacidad de sumar más escaños que los de Ciudadanos". "Ayer no hubo un debate de investidura al uso, sino una bronca sucesión de mítines preparatorios de una nueva campaña electoral". "Si no media una sorpresa mayúscula -o un milagro inédito porque PP o Podemos rectifiquen-, la investidura apunta a un descalabro por primera vez en democracia". "Fue un debate de ruptura y no de sumas. Sánchez solo cosechó una humillación por parte del populismo extremista, que apenas dejó ningún resquicio a una negociación". "Solo Albert Rivera mantiene su respaldo al PSOE". "En su discurso, muy contundente en el fondo y de bronca ironía en las formas, Rajoy no hizo concesión alguna al PSOE. Nunca ha perdonado a Sánchez que lo tildase de ´indecente´ durante la campaña, y ayer pasó al PSOE todas las facturas pendientes". "La apuesta de Rajoy por la repetición de las elecciones parece evidente". "Quien provocó las caras más largas en el PSOE fue Pablo Iglesias, que cercenó toda posibilidad de diálogo salvo que Sánchez excluya a Rivera. Con un discurso destructivo e hiriente, el Iglesias más arrogante sobreactuó al límite. Rivera fue el único que rebajó el tono del encendido debate, y casi se limitó a pedir al PP que jubile a Rajoy". "En lugar de defender su sí a Sánchez, pidió al PP que se abstenga".

El tiempo de la centralidad (LA VANGUARDIA): "Pese a su resultado, el debate ayudó a precisar los contornos de la actual coyuntura, distinta de las anteriores legislaturas y caracterizada por la fragmentación, que obliga a una nueva etapa de diálogo, acuerdo y pacto". "El discurso de Rajoy fue muy duro en su fondo y sarcástico en la forma". "Más desabrida fue, si cabe, la intervención de Pablo Iglesias, que calificó a Sánchez de miserable y a su plan de engaño". "Quizá la mayoría de los ciudadanos sintonicen con quienes acreditan voluntad de diálogo, aún a costa de sacrificar parte de su programa, que con los que se enrolan en una arrogancia cultivada en años de mayorías holgadas, o enraizadas en principios intocables". "Corren tiempos para la centralidad y el pacto. Desde esta óptica, no fueron ni el PP ni Podemos los que sintonizaron ayer mejor con el presente, ni los que salieron mejor parados del debate".

El primer intento de Sánchez (EL PERIÓDICO): "El alto voltaje empleado en sus intervenciones por Mariano Rajoy y Pablo Iglesias indicó que los extremos del arco parlamentario no facilitarán las cosas en los próximos días o semanas". "Liquidadas las mayorías absolutas, se trata ahora de llegar a acuerdos dentro de cada bloque ideológico". "No son ociosas las apelaciones que ayer se hicieron a la Transición. Habrá que reconocer que los acuerdos tienen que ir más allá de las afinidades. Sánchez y Rivera han sido hasta ahora los únicos que han alcanzado puntos de encuentro, que no chocan en lo fundamental con los mínimos que plantean otras fuerzas de cambio. Muchas de las grandes líneas de los nuevos tiempos no se pueden trazar sin el concurso del PP".

Todo indica que mañana será el final de la comedia (LA RAZÓN): "Pueden sumarse mayorías ficticias, arrogarse triunfos simbólicos y meter en el mismo saco a todos los que ayer pidieron la marcha de Rajoy, pero este cúmulo de grupos no ha sido capaz de llegar a acuerdos entre ellos, ni mucho menos de elaborar una propuesta de Gobierno". Sánchez no tiene mayoría suficiente. "El debate demostró que en estos momentos hay una verdadera batalla por la hegemonía dentro de la izquierda y que Podemos quiere acabar desbancando al PSOE en las próximas elecciones generales". "Si realmente Podemos aspira a convertirse en la primera fuerza de izquierda, incluso a formar parte de un Gobierno, debería adoptar soluciones más homologables con las democracias parlamentarias". "Pedro Sánchez ha realizado todas las combinaciones posibles para alcanzar el mayor número de apoyos pero, como estaba previsto, no lo ha conseguido". "Mañana tendrá la segunda posibilidad, aunque todo indica que será el final de la comedia".

Iglesias buscó la crispación en el debate (EL ECONOMISTA): Iglesias puso en evidencia su escasa altura como diputado, así como su verdadero propósito, que pasa por alimentar una crispación que, a su juicio, le beneficiará ante unas nuevas elecciones".

Opiniones con firma


De cambio, transversal y centrado (EL PAÍS. Patxo Unzueta): "La propuesta de Sánchez es un acuerdo entre diferentes cuyo germen es el pacto con Rivera".

Naranja mecánica y ´flashback´ (EL MUNDO . Casimiro García-Abadillo): "Albert Rivera, que lo tenía francamente difícil, hizo el mejor discurso de la sesión".

La izquierda le dejó solo (EL MUNDO. Victoria Prego): "El debate terminó para Pedro Sánchez peor de lo que él esperaba". "Su encuentro con Pablo Iglesias fue mucho más áspero y más bronco que el que el líder socialista había tenido con el propio Rajoy".

Vendrán elecciones y nos harán más ciegos (EL MUNDO Jorge Bustos): "El hartazgo ciudadano premia más a los que fracasan construyendo que a los que triunfan destruyendo".

Pasión y atrevimiento en la nueva Cámara (EL MUNDO. Lucía Méndez): "El Parlamento nunca volverá a ser la caja de resonancia de la mayoría absoluta".

Antagonismos (ABC. Ignacio Camacho): "Si los desencuentros de ayer son sinceros no estamos ya ante un Parlamento colgado, sino ante una legislatura clausurada".

San Luca (ABC. David Gistau): "Sánchez y Rajoy nunca podrán volver de las cosas que se han dicho. Son irreconciliables".

Una jornada particular (LA VANGUARDIA Màrius Carol): "El Congreso vivió una jornada particular, vibrante y, sobre todo, tensa".

Llamamiento a la rebelión (LA VANGUARDIA. Enric Juliana): "El pacto PSOE-Podemos deviene un imposible". "Rivera sorprende a todos pidiendo la insubordinación de los diputados populares para apartar a Rajoy".

Perfectamente ingobernable (LA VANGUARDIA. Fernando Ónega): "Quizá Sánchez no sea presidente del Gobierno, pero consiguió asentarse como líder socialista".

De interés

Artículos Relacionados