domingo,16 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaSantander y BBVA pierden lo ganado tras absorber el primero Popular mientras...
Empleados del Santander temen que les afecte como Banesto

Santander y BBVA pierden lo ganado tras absorber el primero Popular mientras llegan pleitos

Redacción
Santander y BBVA han perdido el valor ganado tras la crisis y "subasta" del Banco Popular el 7 de junio. La OCU dice representar a 9.500 accionistas en su querella contra exreponsables. El presidente de Naturhouse ultima una demanda que en tres días ha pasado de reunir 2.000 a 5.000accionistas. Y otras asociaciones y bufetes, entre ellos 4 norteamericanos, refuerzan la búsqueda de accionistas firmantes a sus demandas entre los 305.000 que se han visto reducidas de momento a 0 sus inversiones.

Los dos grandes bancos españoles, Santander y BBVA, han perdido ya en el valor cotizado por el mercado lo ganado desde el miércoles 7 a este viernes 16 de junio, mientras se precisan las noticias sobre el alcance e impacto de las reclamaciones al Santander por la compra del Popular por un euro para afrontar la crisis de confianza del mercado bursátil. A lo largo de esta semana ambos han seguido las pérdidas de valor desde el 7 de junio de sus otros competidores (Caixabank y Sabadell), retrocediendo casi paralemente en sus cotizaciones durnte esta semana, mientras se ha recuperado ligeramente los dos ultimos días Liberbank, el más afectado por la crisis de confianza en el Popular, al bajar su accion de 1,24 euros el 22 de mayo a 0,68 euros el 9 de junio, dia en que la CNMV como regulador del mercado suspendió por un mes la especulación en sus acciones mediante las ventas en corto. 

La accion del Santander, el más directamente afectado por los anuncios de demandas y su impacto, perdió durante la mañana de este viernes 10 céntimos, hasta 5,83 euros, tras recuperarse en persperctiva de un año desde el minimo de 3,38 de 24 de junio pasado. A partir de las 14 horas siguio en esa línea de recuperaciónligeramente y se alejaba de los 5,75 euros que cotizaba el día en que recibió la adjudicación por un euro del Popular, tras lo cual en solo dos días subio hasta los 6,12 euros, trayectoria en la que le siguio el otro grande de la banca española, el BBVA. Lejos en cualquier caso de los 7,90 alcanzados en el verano del 2014, aumque mucho más de los 15,12 que llegó a valer en diciembre de 2007.

Cotizaciones del Santander los 5 últimos años frente a sus15,12 euros de 2007

Las buenas noticias para los dos grandes se mantenian el pasado 8 de junio, cuando Moody's reafirmó el ráting de Santander tras quedarse con el Popular. La agencia considera que la calidad crediticia de la entidad presidida por Ana Botín no se verá afectada por los activos improductivos e inmobiliarios procedentes de Popular, gracias a los 7.900 millones de provisiones que realizará Santander y a la ampliación de capital por importe de 7.000 millones que llevará a cabo para afrontar la absorción.

Sin embargo, cunde la inquietud entre accionistas afectados del Popular, asociaciones de consumidores y hasta empleados del Santander, pues  según EL CONFIDENCIAL la compra del Popular conllevará la habitual reducción de plantilla y los empleados del Santander temen que les afecte a ellos, cuando aún no ha terminado la purga de Banesto.

Esa inquietud o hasta indignación de los accionistas ha mermado el conocer este viernes por EL PAIS que el magistrado de lo Social del juzgado 33 de Madrid ha desestimado la pretensión de Ángel Ron, expresidente del Popular, que reclamó al banco 4,3 millones, mientras que la defensa la sitúa en 350.000 euros. El juez considera que no tenía contrato laboral cuando dimitió, sino que era mercantil, y apunta que existen “sospechas de una posible autocontratación fraudulenta”. Los abogados de Ron estudian recurrir la sentencia que califican de "incoherente". El Popular otorgó 24 millones en una póliza de seguro a Ron para que recibiera 1,1 millones anuales mientras viva.

Entre tanto, Santander estudia si deberá provisionar los préstamos para la compra de acciones de Popular, mientras que ha cambiado su actitud inicial frente a los afectados. En apenas una semana, el Banco Santander ha pasado de asegurar que no compensaría a ninguno de los accionistas de Banco Popular a indicar que está buscando soluciones para los pequeños accionistas que se han visto afectados por la quiebra. Ha decidido dar prioridad en las compensaciones a los clientes que están ‘atrapados’ en créditos, según asegura EL CONFIDENCIAL DIGITAL

La agencia  Moody's reafirmaba al mantener  el ráting de Santander según EXPANSIÓN que la fortaleza crediticia de Santander podría ser negativamente afectada si tuviera que afrontar unas provisiones superiores a las previstas o si su plan para desprenderse de los activos problemáticos de Popular se realizara de forma más lenta de la esperada.

Otro aspecto que contempla Moody's es un hipotético incremento de las provisiones para hacer frente a los costes legales relativos a posibles demandas de los accionistas de Popular, sobre todo en el caso de los inversores minoristas que suscribieron la última ampliación de capital. La agencia recuerda que Santander no ha obtenido garantías del Frob para cubrir estas contingencias, "no como en otras transacciones similares".

¿Deteriorará la calidad de los préstamos? La agencia de calificación recuerda que el volumen de créditos vencidos conjunto se situaría en el 5,9% al cierre del primer trimestre, frente al 4,2% de Santander.Los activos improductivos llegarían al 9,4% como consecuencia de la absorción de la cartera inmobiliaria problemática de Popular, frente al 6,1% de Santander. En cualquier caso, Moody's considera que las provisiones de 7.900 millones anunciadas por Santander suponen una cobertura que estará por encima de sus rivales domésticos (66%, frente al 63% de BBVA, el 60% de Sabadell o el 44% de Caixabank).

Mientras ADICAE anunciaba que comienza a organizar a cientos de ahorradores pequeños accionistas del Popular en las primeras 60 asambleas celebradas, la OCU presentaba en la Audiencia Nacional una querella contra el expresidente de Banco Popular Ángel Ron, el ex consejero delegado Pedro Larena, el exvicepresidente Roberto Higuera, la firma auditora PwC y el socio firmante, Francisco Barrios, por falsedad contable y estafa al inversor.

En declaraciones a los periodistas, la portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu, ha explicado que la organización representa a los más de 9.500 pequeños accionistas que han acudido a la organización de consumidores tras conocer que la totalidad de su inversión se ha convertido en cero; también ha indicado que se trata de la primera acción tras el colapso del Popular, y que no descartan otras vías.En total, el Popular contaba con 305.000 pequeños accionistas en le momento de su intervención, en la madrugada del miércoles de la semana pasada.

Los accionistas del Popular apuntan tambien a los reguladores en sus demandas, en concreto tanto a los europeos de la junta única de resolución (SRB, por las siglas en inglés) como a su brazo español Frob, precisa EL ECONBOMISTA.

Una de las más publicitadas está siendo la del presidente de Naturhouse, quien ultima una demanda que ya reúne a más de 5.000 accionistas de Popular, según LA VOZ DE GALICIA. Hasta ahora, Revuelta dirigía sus protestas contra Ángel Ron, a quien consideraba máximo responsable del déficit de capital de Popular. Sin embargo, tras los acontecimientos de la semana pasada, su intención es emprender también acciones legales contra el consejo encabezado por Emilio Saracho, que estuvo tres meses y medio al frente de la entidad.

"Habría que haber suspendido la acción"

"Ha habido una amalgama de errores por parte de los dos consejos", señaló ayer a EXPANSIÓN. Revuelta propone resarcir al inversor con la pensión vitalicia de 1,1 millones anuales que Ron va a cobrar tras ser cesado en febrero y para lo que el banco ha dotado 24 millones.

El empresario burgalés, afincado desde hace años en Barcelona, quiere dirigir su demanda también contra la firma auditora PwC. En su opinión, debe aclararse si ha podido tener "algún tipo de responsabilidad".

Los estados financieros de 2016, firmados por Ron, fueron corregidos por la auditoría interna de Popular a instancias de Saracho y afloraron un desajuste contable de 600 millones de euros.Asimismo, Revuelta considera que las explicaciones dadas por los supervisores sobre el caso Popular no han satisfecho a los 305.000 accionistas, que han sufrido el mayor perjuicio causado por un banco en España. Revuelta ha sido el accionista individual no representado en el consejo más activista contra los antiguos administradores de Popular.

En febrero montó una plataforma para recoger adhesiones con vistas a plantear una acción social de responsabilidad contra los gestores. Sin embargo, no llegó a reunir el 3% del capital, mínimo necesario para incluir esa petición en el orden del día de una junta de accionistas.

El rescate de Popular y la pérdida de la inversión de accionistas y bonistas ha provocado que se haya disparado a 2.000 la cifra de pequeños inversores adscritos a la plataforma, cuya centralita está "colapsada".

Revuelta reconoce que los pequeños inversores de Popular no han sabido agruparse hasta que los problemas han sido muy notorios.

El presidente de Naturhouse empezó a tomar posiciones en Popular en 2004, cuando el banco estaba capitaneado por los hermanos Valls, seducido por sus altas ratios de rentabilidad y solvencia. A través de dos Sicavs es el principal accionista individual de Sniace y también posee participaciones en Vocento y en la farmacéutica Reig Jofre.

Por otra parte, los bufetes Pomerantz, Rosen Law Firm, Khang & Khang y Bronstein, Gewirtz & Grossman iniciaron la búsqueda de accionistas damnificados desde que una auditoría reveló en abril la carencia de provisiones en las cuentas de Popular por valor de 600 millones de euros y el posterior desplome de la acción de la entidad. En el foco de las demandas ya estaba la ampliación de capital de junio del año pasado y la presentación de la auditoría. Los despachos de abogados ya consideraban en abril que Popular podría haber violado alguna de las normas de la SEC (el regulador de los mercados americanos) e iniciaron la búsqueda de potenciales demandantes.

Aunque aún no se ha hecho oficial ninguna de las reclamaciones, empezadas a anunciar y reflejadas por EXPANSION el 4 de abril, más de un mes antes de la adquisión por el Santander, los últimos acontecimientos que han dejado a cero el valor de Popular añaden más base a las posibles class actions y fuentes cercanas a los despachos afirman que podría haber novedades en los próximos días. Por su parte, en el despacho Rosen Law Firm, la segunda mayor firma del país por número de demandas colectivas resueltas y con sede en Nueva York, barajan el 31 de julio como fecha máxima para registrar la class action.

No obstante, siguen las informaciones sobre afectados notables: Familias del Opus, el dueño de Naturhouse, Pau Gasol… figuran entre los millonarios atrapados en el Banco Popular, añade EL DIARIO a la información ya detallada que ofrecía en las primeras horas VOZPOPULI. Confirma que la Sindicatura de Accionistas, en la que están la Universidad de Navarra y familias del Opus Dei, era el primer inversor en el fallido banco. El mexicano Antonio del Valle, legionario de Cristo, tenía un 4% y se plantea acciones legales, aunque los minoritarios le acusan de hundir la cotización de la entidad.El multimillonario chileno Andrónico Luksic fue uno de los últimos en llegar y tomó en mayo un 3% a través de varias fundaciones en Liechtenstein.

De interés

Artículos Relacionados