viernes,3 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadSe mantiene la esperanza de restablecer la relación entre Cuba y Estados...
A puertas de iniciar los diálogos de las Américas

Se mantiene la esperanza de restablecer la relación entre Cuba y Estados Unidos

JACR
A pesar del distanciamiento político entre los gobiernos de Estados Unidos y Cuba, recrudecido por el incondicional apoyo de Castro a Maduro por las recientes sanciones del presidente Obama a funcionarios del gobierno venezolano, aún se mantienen las intenciones de continuar con las negociaciones y un futuro comercio enriquecido por el interés de empresas y corporaciones de invertir en Cuba, aunque no se haya llegado a un acuerdo tangible hasta el momento.

 Con el anuncio del presidente Barack Obama el pasado 17 de diciembre sobre el inicio de negociaciones para el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, se marcó un precedente en las relaciones internacionales de la primera potencia para con los países de América Latina en materia política y económica. Sin embargo, al cierre de la tercera ronda de negociaciones entre ambos países, aún no se ha logrado un acuerdo que permita la apertura de relaciones diplomáticas. Estados Unidos mantiene a Cuba en la lista de países que patrocinan el terrorismo, siendo ésta la principal condición que exige el gobierno de Castro para “hacer posible la normalización de las relaciones bilaterales”. Los otros puntos de la agenda cubana en la negociación con Estados Unidos son: reanudar los servicios financieros de su Sección de Intereses en Washington, devolver la base de Guantánamo, acabar con las transmisiones de Radio y TV Martí y compensar económicamente los años de bloqueo.

En materia política, “la apuesta va al establecimiento de un nivel de convivencia distinto, en el que los conflictos y desacuerdos puedan ser dirimidos en un plano de negociación y no desde una política de fuerza y hostilidad”, así lo afirma Soraya Castro Mariño, investigadora del Centro de Investigaciones de Política Internacional y panelista invitada al Taller Internacional “¿Qué son los Estados Unidos?”, organizado recientemente por el equipo editorial de la revista Temas y el Consejo de Relaciones Internacionales de América Latina y el Caribe (RIAL).

Imagen tomada de: https://nuevodebatecuba.wordpress.com/2014/12/17/editorial-un-nuevo-capitulo-en-la-historia-cuba-y-estados-unidos-restablecen-relaciones-diplomaticas/

La confluencia entre el interés de los gobiernos latinoamericanos por la participación de Cuba en la construcción de un nuevo futuro en la región, el peso de actores no gubernamentales como empresas, la iglesia católica, los contactos de persona a persona y el componente de población hispana en Estados Unidos, influyeron para que se generara el actual panorama de reconciliación y restablecimiento de relaciones entre los dos países después de más de cincuenta años de aislamiento y bloqueo. La primera prueba de fuego de este nuevo escenario, se verá en la séptima Cumbre de las Américas a realizarse los próximos 10 y 11 de abril en Panamá, en donde se espera que los presidentes de Cuba y Estados Unidos se reúnan.

Uno de los atractivos más importantes de esta nueva etapa de las relaciones de Estados Unidos con América Latina, y especialmente con Cuba, son las repercusiones que tienen en materia económica tanto para las compañías estadounidenses como para la economía cubana y de los otros países que invierten y mantienen relaciones comerciales a pesar del bloqueo que se mantiene en vigor. Las empresas de ambos países se han reunido para evaluar el impacto y las posibilidades de inversión, especialmente en el área de servicios, para lo cual organizaciones como Airbnb, Netflix, American Express y Mastercard ya se encuentran operando en la isla. El sector del turismo es el principal y uno de los más importantes para la inversión en la que pueden participar empresas extranjeras, además de los sectores de infraestructura, telecomunicaciones, industria farmacéutica y agricultura, según se observó en la conferencia de Oportunidades en Cuba realizada la semana pasada en la ciudad de Nueva York.

Aunque el gobierno cubano ve con buenos ojos la futura relación económica bilateral, también deja en claro que el trato a los empresarios estadounidenses no será preferencial sino que “disfrutará del mismo tratamiento que el ofrecido a los del resto del mundo que hoy mantienen vínculos con la isla” aseguró Rodrigo Malmierca, ministro de Comercio Exterior e Inversión Extranjera de Cuba, quien participará esta semana en Panamá en un foro de negocios organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Gobierno de Panamá en el marco de la Cumbre de las Américas.

Expertos cubanos y estadounidenses aseguran que, si bien el comercio con Cuba sería importante para los dos países, no habría especial trascendencia en la gran bolsa comercial que mantiene Estados Unidos con el mundo, es decir, se mantendría una relación asimétrica de dependencia de Cuba hacia EE.UU, como lo asegura John H. Coastworth, rector de la Universidad de Columbia. De acuerdo con Coastworth, “EE.UU. será más importante para Cuba que Cuba para los EE.UU.” debido a que “hay una asimetría en la relación entre los dos países que será tan importante como lo fue antes de 1959”. Así mismo, asegura que la entrada de empresas estadounidenses a Cuba no generará fricciones o competencias por sectores claves a los que ya existen y se encuentran haciendo negocios en la isla, como es el caso de compañías de China, Venezuela, Brasil, México e incluso España, para quien Cuba resulta siendo una prioridad en materia económica al ser uno de los grandes inversionistas en el sector turismo.

Por otro lado, uno de los sectores con mayor participación en Cuba es el de la agricultura, sobre el cual hay grandes empresas interesadas en abrir negocios en la isla, así lo asegura Michael Bustamante, candidato a PhD en Historia Latinoamericana y Caribeña de la Universidad de Yale. Para Bustamante, la inquietud principal sería el tipo de negocios que se realizarían es dicho sector, los productos que podrían producir los cubanos y las relaciones que podrían establecerse en ese aspecto.

A pesar del descontento latinoamericano provocado por las sanciones de Estados Unidos a funcionarios del gobierno venezolano, se espera que el escenario de diálogo y negociación que plantea la Cumbre de las Américas a realizarse esta semana en Panamá, muestre avances y entendimiento entre Estados Unidos y Cuba y todo el concierto de países de la región, con el ánimo de mejorar y construir relaciones duraderas a pesar de las diferencias políticas que se viven en las Américas.

De interés

Artículos Relacionados