jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónSer y sabernos nosotros mismos. Aquí y ahora

Ser y sabernos nosotros mismos. Aquí y ahora

El Envés
Nada extraño ni ajeno nos puede acontecer fuera de lo que nos pertenece desde largo tiempo... aunque no lo supiéramos.

Tenemos que despertar al hecho de que todo está conectado a todo lo demás.

Nuestra seguridad y bienestar ya no pueden ser asuntos individuales. 

Si "ellos" no están seguros, no hay forma de que "nosotros" podamos estar seguros.

Cuidar la seguridad de otras personas es cuidar nuestra propia seguridad.

Cuidar de su bienestar es cuidar nuestro propio bienestar.

La mente de la discriminación y la separación es la base de toda violencia y odio

Estas palabras del Maestro Thich Nhat Hanh, pueden ayudarnos a comprender nuestro aquí y nuestro yo,

nuestra tarea diaria, vital y compartida. Nada extraño ni ajeno nos puede acontecer fuera de lo que nos pertenece desde largo tiempo… aunque no lo supiéramos. El fallecimiento por accidente de mi querida e inolvidable esposa, Valle, después de 53 años juntos… ni estaba previsto ni se le esperaba. Pasado el llanto y desarrollando el duelo como experiencia inefable, de la que no se puede ni fablar… es algo real aunque nadie lo esperaba. Pero esa es la realidad aquí y ahora. Mañana no existe, es una hipótesis. Ayer… ya pasó, aunque deje sus cicatrices que procuro "duchar" cada día, en el silencio y en la ducha, con el fisio que me atiende, con familiares y amigos, escribiendo, caminando, ayudando en todo cuanto puedo, respirando y dejándome querer por los hijos  y amigos de largo recorrido que me atienden, visitan y procuran lo mejor en mi situación actual: viviendo solo en una casa nueva pero en la que tengo libros, recuerdos,música, invito a amigos, compartimos muchas cosas ….y tengo mi tertulia semanal con amigos y conocidos de mi edad o parecida y procuro compartir saberes, escuchar, acoger. comprender mientras nos tomamos un café, en una terraza cercana.

 La vida sigue pero "necesita", en cierto modo, la participación cada vez más consciente de nosotros… Por eso, abramos caminos y espacios a la esperanza, a lo que nos suceda aquí, ahora y… si llegamos a mañana pues que nos pille ligeros de equipaje, como querían Machado y tantos otros amigos y maestros.

Nadie sabe de lo que es capaz hasta que se pone a hacerlo… porque "toca"….

¿Quién nos pidió permiso para nacer y en tales o cuales circunstancias? Pues aceptémoslo, demos gracias a la vida, abrámonos al encuentro o al "reencuentro", celebremos cada momento de nuestro vivir… siempre, siempre "compartido", aunque parezca que vivo sólo día y noche. Nooo. Eso es una apariencia… la realidad es más honda: despertar para ver salir el sol desde esta terraza, o la luna cuando se tercia, regar las plantas, "HACER SILENCIO", sonreír, y si resbalas y puedes te levantas, si no pides ayuda yo, personalmente, llevo siempre la pulsera de Teleasistencia. Nunca pasa "nada" y, si pasa, ¿qué importa y si importa… ¿qué pasa?

Un fuerte abrazo y ya sabéis en donde poder reencontrarme, pues somos "robadores de momentos", no ladrones.

Profesor Fajardo, rdm

 

De interés

Artículos Relacionados