miércoles,27 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadSiete de cada diez universitarios practican un sedentarismo "alarmante"
´No llevan el coche al comedor porque no pueden´

Siete de cada diez universitarios practican un sedentarismo «alarmante»

ibercampus.info
De casa al campus sentados cómodamente al volante del automóvil, vueltas y vueltas hasta encontrar la plaza más próxima a la puerta de la facultad y, una vez dentro, de cabeza al ascensor ignorando las fastidiosas escaleras. Esto en la práctica se llama vida sedentaria y es la que llevan siete de cada diez alumnos de la Universidad de Vigo quienes, según una tesis doctoral, realizan a diario menos de treinta minutos de actividad física, la cifra mínima recomendada para una vida saludable. Estas cifras, según su autor, son extrapolables al resto de campus españoles.

 

Iván Martínez, profesor de la Facultad Ciencias de la Educación y del Deporte, revela en su tesis la existencia de una "alarmante" tasa de sedentarismo entre los estudiantes, tal y como informa ‘El faro de Vigo’. La cifra sería similar a la que se alcanzaría en otros campus gallegos, donde replicará el estudio, y del resto de España.

"Existen suficientes evidencias científicas de que la inactividad repercute en la salud, pero se trataba de sacar a la luz los hábitos de una población privilegiada, que se supone supersana y superactiva", explica. Los resultados son por ello más sorprendentes, al menos vistos desde fuera. "Los alumnos no llevan el coche al comedor porque no pueden. Es necesario tomar medidas", advierte el investigador.

El estudio se basa en las 772 encuestas realizadas entre alumnos de doce escuelas y facultades. Las respuestas recogidas reflejan una relación "clara y consistente" entre mujeres y rutinas poco saludables. Ellas suponen el 64,4% de estudiantes con síntomas de un estilo de vida sedentario y el 72,3% de los que no alcanzan el nivel mínimo de actividad física.

La media general apenas varía, sin embargo, discriminando entre ámbitos de conocimiento o por el tiempo que el estudiante pasa sentado, aunque sí se ha detectado que los alumnos de la rama humanística y científica presentan mayores tasas de permanencia en estados pasivos de cambio.

Ante la "seria amenaza" que suponen los hábitos detectados entre los universitarios, Martínez recomienda la divulgación del estudio "con carácter de alerta" y que la institución académica tome medidas "de choque".

"Queremos que sea el inicio de algo", explica el investigador, quien propone que se obligue "a un mayor desplazamiento a pie en los campus", con acciones como acotar el acceso de vehículos, alejar las áreas de aparcamiento de la entrada a los edificios, limitar el uso de ascensores y retirar el mobiliario que favorece que los alumnos permanezcan sentados o tumbados.

Fuente: El Faro de Vigo

De interés

Artículos Relacionados