lunes,6 diciembre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadSin sorpasso ni mayoría, PP gana a costa de PSOE y Cs
UP saca 1,1 millones de votos menos que el 20 D

Sin sorpasso ni mayoría, PP gana a costa de PSOE y Cs

Redacción
Todas las encuestas pronosticaron un sorpasso de Unidos Podemos que no se ha confirmado, al perder la coalición 1,1 millones de votos sobre el 20 D mientras el PP ha sacado 700.000 votos adicionales y mejora su mayoría en el Congreso al pasar de 123 a 137 escaños en las elecciones de este domingo, mientras el PSOE pierde 5, hasta 85, Unidos Podemos repite los 71 diputados que sumaban Podemos e IU, y Ciudadanos baja desde 40 hasta 32 representantes. La mayoria de la prensa pide que Gobierne PP.

Con una participación del 69,84% (prácticamente similar a la del 20-D que se sitúo en el 69,67%) y el 100% de los votos escrutados, el PP consigue la victoria en las elecciones generales celebradas ayer con 137 diputados y el 33,03% de los votos, 14 escaños más que en los anteriores comicios. Según se destaca, Mariano Rajoy mejora considerablemente sus resultados, pero no logra los votos suficientes para asegurarse un gobierno en solitario y seguirá necesitando pactar con otros partidos para poder formar gobierno. En segunda posición se sitúa el PSOE, que con el 22,66% de los votos consigue 85 diputados, superando el temido sorpasso de Unidos Podemos, a pesar de que pierde 5 escaños respecto a las elecciones del pasado diciembre.

Como tercera fuerza política aparece Unidos Podemos, que obtiene el 21,10% de los votos y 71 diputados, y ve frustrado su propósito de adelantar electoralmente al PSOE. Además, el resultado de Unidos Podemos no mejora el que obtuvieron por separado Podemos e Izquierda Unida en las últimas elecciones. Ciudadanos, que sufre un fuerte retroceso, sigue siendo la cuarta fuerza política, con el 13,05% de los votos y 32 escaños, ocho menos que en el pasado diciembre. En cuanto a las formaciones nacionalistas, ERC obtiene los mismos resultados que el 20-D, es decir, 9 diputados, al igual que CDC, que sigue obteniendo 8 diputados. En el País Vasco, el PNV pierde un diputado respecto al 20-D y se queda con 5. También HB-Bildu conserva sus 2 diputados. Coalición Canaria también mantiene el diputado obtenido en las pasadas elecciones.

CONGRESO Elecciones 2016 Elecciones 2015
Votos % escaños votos % escaños
PP 7.906.185 33,03 137 7.236.965 28,71 123
PSOE 5.424.709 22,66 85 5.545.315 22,00 90
Unidos Podemos 5.049.734 21,10 71 *6.139.494 24,36 71
Ciudadanos 3.123.769 13,05 32 3.514.528 13,94 40
ERC 629.294 2,63 9 601.782 2,39 9
CDC 481.839 2,01 8 **567.253 2,25 8
EAJ-PNV 286.215 1,20 5 301.585 1,20 6
EH Bildu 184.092 0,77 2 219.125 0,87 2
CCa 78.080 0,33 1 81.917 0,32 1

*Votos de Podemos + IU-UP **Democràcia i Lliberta

El acuerdo entre partidos, aun imprescindible para gobernar

La situación política, según reflejan los medios, sigue prácticamente igual que antes de las elecciones, es decir, bloqueada, puesto que el partido ganador, aun mejorando claramente sus resultados, sigue necesitando el apoyo de otros partidos para poder formar un gobierno estable. Ni siquiera la suma de escaños del PP con Ciudadanos (169 diputados), alcanzaría la mayoría absoluta (176). Una mayoría que tampoco alcanzaría la suma de escaños entre PP, Ciudadanos, PNV y CC, que sumarían 175, a uno de la mayoría absoluta. En el bloque de la izquierda, la suma de votos del PSOE y de Podemos, 158, también se queda lejos de la mayoría absoluta.

El PP, apuntan algunos analistas, fortalecido tras haber conseguido 14 escaños más que en las pasadas elecciones, podría esperar ahora que un PSOE debilitado, que pierde cinco escaños, se preste a permitir otro gobierno de Mariano Rajoy, bien en solitario, o bien junto a Ciudadanos. También podría contemplarse una "coalición a la alemana" entre PP, PSOE y Ciudadanos, más improbable. Si el PP no puede formar gobierno, el PSOE necesitaría el apoyo de Unidos Podemos y Ciudadanos, o bien de Unidos Podemos y los partidos nacionalistas (ERC, CDC y PNV). En cualquier caso, por bloques ideológicos, el centro-derecha de PP y Ciudadanos logra un millón y medio de votos más que el bloque de izquierda de PSOE-Unidos Podemos, según se subraya.

En sus editoriales, la prensa impresa destaca titulares como PSOE debe permitir gobernar al que tenga los votos (EL PAÍS), Rajoy tiene que ser quien gobierne (EL MUNDO), Sólo la estrategia de los populares ha tenido éxito (ABC), Rajoy debe gobernar (LA RAZÓN ).

El PP gana en los feudos tradicionales del PSOE

Una de las claves que apuntan los diarios a la hora de valorar la victoria del PP en estas elecciones es la de que el denominado "voto útil" se ha decantado claramente por esta formación, sobre todo en algunos territorios dominados tradicionalmente por el PSOE, como Andalucía y Extremadura.

El PP también ha recuperado votos en otros territorios como Galicia, Valencia, Murcia, Madrid y Cataluña. En total, el PP consigue 600.000 votos más que en las pasadas elecciones, mientras el PSOE pierde más de 100.000 votos, la mayoría en sus feudos tradicionales.

Cuantitativamente, no obstante, es Unidos Podemos la coalición que más votos pierde en estas elecciones, más de un millón, si se suman los votos obtenidos por Podemos e Izquierda Unida en las anteriores elecciones. Ciudadanos, en esta línea, también se deja cerca de 400.000 votos en estas elecciones.

El PSOE resiste como segunda fuerza política

Pese a perder cinco escaños y más de 100.000 votos, el PSOE se mantiene como partido hegemónico de la izquierda, conserva su opción de intentar formar un gobierno en coalición con otros partidos, y también la de permitir o no que el PP gobierne. Así las cosas, la gran victoria del PSOE, apuntan los diarios, es haber obtenido 14 escaños más que Unidos Podemos de manera que evita el temido sorpasso. Pese a estas satisfacciones "parciales", los socialistas cosechan los peores resultados de su historia.

Especialmente dolorosas son sus derrotas en Extremadura y Andalucía, donde el liderazgo de Susana Díaz queda tocado. Por el contrario, el PSOE mejora sus resultados en Madrid, donde pasa de ser cuarta fuerza a tercera, con un escaño más. El crítico Eduardo Madina (siete de la candidatura) volverá al Congreso de los Diputados al conseguir el PSOE siete escaños en Madrid.

La alianza Podemos-IU pierde más de un millón de votos

La alianza electoral que sellaron Pablo Iglesias y Alberto Garzón cosechó ayer un fracaso histórico, según resaltan algunos diarios. Las expectativas de sorpasso al PSOE no se cumplieron y la coalición de izquierdas perdió alrededor de 1,2 millones de votos respecto al 20D. En conjunto, Unidos Podemos y sus alianzas territoriales consiguen 71 escaños, solo 2 más que Podemos el 20D sin Izquierda Unida, y los mismos que hubieran obtenido sumando sus resultados por separado.

Por territorios, Unidos Podemos obtiene los mismos resultados que el pasado diciembre en Cataluña y Comunidad Valenciana (12 y 9 escaños respectivamente), pero pierde dos escaños en la Comunidad de Madrid, donde Podemos tenía ocho diputados e IU otros dos, es decir, 10. Ahora se queda con ocho. En Marea, en Galicia, también pierde un escaño.

Ciudadanos se hunde y pierde el pulso del "voto útil"

Los 32 diputados obtenidos por Ciudadanos, que pierde siete respecto al 20-D, supone un claro fracaso para el partido que preside Albert Rivera, que también pierde así su capacidad de influir como socio determinante de gobierno. Los cerca de 400.000 votos que pierde Ciudadanos, los habría ganado el PP, según los primeros análisis, por lo que parece evidente que el denominado "voto útil" al que todos los partidos apelaban, parece haberse decantado en este caso por el PP.

Los votantes más conservadores también podrían haber castigado a Rivera por su alianza con el PSOE en la pasada legislatura para intentar formar gobierno, así como su veto permanente a Mariano Rajoy, objeto preferente de la críticas del líder de Ciudadanos en la campaña electoral.

Las marcas de Podemos ganan en Cataluña y el País Vasco

En Comú Podem volvió a ganar las elecciones en Cataluña, obteniendo 12 diputados, mientras que los partidos independentistas prácticamente repitieron los mismos resultados que el pasado 20-D. ERC obtiene 9 diputados y mantiene su posición de primera fuerza política independentista, por encima de CDC, que conserva 8 diputados, pero obtiene el peor resultado de su historia en número de votos. En este sentido, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, dijo ayer que estos resultados y la nueva victoria del PP en el conjunto de España, permiten mantener la hoja de ruta independentista. Artur Mas destacó, por su parte, que "si hoy ha ganado En Comú Podem y no el independentismo es porque hemos ido separados".

El escándalo de las escuchas que afectaba al ministro del Interior en funciones y candidato número uno del PP en Cataluña, Fernández Díaz, no sólo no afectó a su candidatura, sino que su partido logró sumar un escaño más hasta alcanzar los seis, uno más que en diciembre. Ciudadanos, pese a perder votos en Cataluña, no pierde ninguno de los cinco escaños que tenía en las pasadas elecciones. El PSC, por el contrario, pese a ganar votos pierde un escaño y se queda con siete.

En el País Vasco, Podemos gana las elecciones y consigue sumar un diputado más que en el 20-D: pasa de cinco a seis diputados, con casi un 30% de los votos. El PNV mantiene su porcentaje de voto (24%) pero cede un diputado y se queda en cinco (el intercambio ha tenido lugar en Vizcaya). Los demás partidos resisten sin apenas variaciones: tres el PSE, dos EH- Bildu (que sigue bajando en porcentaje de voto y no llega al 14%) y otros dos el PP.

El PP amplía su mayoría absoluta en el Senado

SENADO Elecciones 2015 Elecciones 2011
escaños escaños
PP 130 124
PSOE 43 47
Unidos Podemos 16 *17
ERC 10 6
CDC 2 **6
EAJ-PNV 5 6
CCa 1 1
AS Gomera 1 1

*Podemos + IU-UP **Democràcia i Llibertat

El Partido Popular no solo mantiene, sino que refuerza su mayoría en el Senado al pasar de los 124 escaños obtenidos en diciembre pasado a los 130 de ayer. El PSOE, por el contrario, pierde cuatro senadores, los mismos que Convergència Democrática de Catalunya. Los populares ganan en todas las Comunidades autónomas excepto en el País Vasco y Cataluña. El PSOE sufre una severa caída en toda España. Además de perder Andalucía y Extremadura el partido de Pedro Sánchez se queda sin representación en Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, Baleares, País Vasco, y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.

Podemos rentabiliza la coalición con Izquierda Unida y con sus marcas territoriales y pasa de seis a 16 senadores. Como cuarta fuerza en el Senado aparece ERC, que pasa de seis a diez senadores; se los arrebata a CDC, que pasa de seis a dos escaños. El PNV pierde un senador, y pasa de seis a cinco, mientras que las dos formaciones canarias revalidan su respectivo escaño. De nuevo, Ciudadanos se queda sin ningún escaño.

Rajoy reclama el "derecho" a gobernar

El presidente del Gobierno en funciones y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, celebró anoche su victoria electoral ante los cientos de simpatizantes populares reunidos en la sede de la madrileña calle Génova, a los que aseguró que su partido seguirá siendo "un instrumento muy importante" para España. "Reclamamos el derecho a gobernar y ser útiles a los españoles. Este partido se merece un respeto", señaló en un breve discurso que pronunció acompañado de su mujer y de la plana mayor de su partido. "España tiene un instrumento importante que jamás le va a fallar a España y a los españoles, es el Partido Popular", proclamó.

Entre vítores y gritos de "¡presidente, presidente!", "yo soy español, español, español" o el eslogan madridista "¿cómo no te voy a querer?" y también el reivindicativo "¡sí se puede, sí se puede!", Rajoy comenzó diciendo que se trataba del discurso más difícil de los que había pronunciado en su vida. "Habéis ganado las elecciones porque habéis tenido fe en la victoria y la habéis perseguido", señaló dirigiéndose a los militantes populares. "En España han ganado los demócratas y la libertad y los derechos de la gente, eso es lo que ha ganado", concluyó antes de prometer que su equipo "va a estar a la altura de las circunstancias para que a España le vaya mejor".

 

Sánchez dice "no estar satisfecho" y culpa a Iglesias del crecimiento del PP

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, aseguró anoche que a pesar de que los socialistas siguen siendo la primera fuerza de la izquierda, "no está satisfecho" con el resultado electoral, y culpó al líder de Podemos, Pablo Iglesias, de haber permitido al PP aumentar su número de escaños. "Espero que Iglesias reflexione sobre estos resultados. Tuvo la posibilidad de votar a un gobierno progresista y poner fin al gobierno de Rajoy, pero la intransigencia y el interés personal por encima del interés general han permitido mejorar los resultados del PP", señaló en una comparecencia ante los medios de comunicación celebrada en la sede nacional del PSOE.

Sánchez destacó que "a pesar de las dificultades extraordinarias" a las que ha hecho frente el PSOE durante la campaña, y los "augurios que le anunciaban un fuerte retroceso", los socialistas han vuelto "a reafirmar su condición de partido hegemónico de la izquierda". Después de asegurar que "es el único partido con un solo proyecto para España", se mostró orgulloso de que el PSOE siga siendo una "referencia para millones de españoles".

Tras revelar que había telefoneado a Mariano Rajoy para felicitarle por el triunfo del PP en las urnas, Sánchez señaló que los ciudadanos con su voto han ejercido su "condición de dueños de su destino" y han "abierto camino a la normalización de la vida institucional". En su opinión, el resultado electoral permite que el PSOE, como partido del "progreso" y las "reformas", mantenga sus compromisos de acabar con el paro, luchar contra la corrupción, construir una Europa social, regenerar las instituciones y reformar la Constitución.

Iglesias: "Los resultados no son satisfactorios. Es el momento de reflexionar"

El candidato de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, no ocultó anoche su decepción por el descenso de votos que arrojan las urnas para la coalición que lidera. "Los resultados no son satisfactorios", reconoció, aunque reafirmó que la alianza entre Podemos e Izquierda Unida "va a continuar" porque, según dijo, "la confluencia se ha revelado como el camino correcto desde la responsabilidad del Estado". "Teníamos unas expectativas diferentes", insistió, a la vez que mostró preocupación por la "pérdida de apoyos del bloque progresista".

Acompañado del líder de IU, Alberto Garzón, y de la cúpula de Podemos, Iglesias se lamentó por el "ascenso del bloque conservador" y afirmó que ahora llega un "momento de reflexionar y de que prime el diálogo". "Estamos para asumir la responsabilidad, pero creo que nos queda mucho futuro en este país", señaló en un tono más serio y contenido de lo habitual.

Rivera emplaza a PP y a PSOE a negociar sin "sillones" por delante

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, emplazó anoche a los dirigentes del PP y del PSOE a sentarse a partir de hoy en torno a una mesa para negociar el próximo gobierno, sin poner por delante de los intereses del país "ningún sillón". En una breve comparecencia ante los medios de comunicación reconoció que su formación aspiraba a conseguir más de los 32 escaños logrados ayer en las urnas, pero se mostró convencido de que el centro político "ha venido para quedarse" y de que el voto a Ciudadanos será "útil" para regenerar España y afrontar un cambio "a mejor", como ha defendido durante toda la campaña.

Ante la evidencia del perjuicio que la ley electoral ha causado a su partido en términos comparativos respecto al 20-D, Rivera aseguró que su primer compromiso será garantizar que en las siguientes elecciones todos los votos valgan lo mismo. "Esta ley hace ciudadanos de primera y de segunda. Y en esta legislatura devolveremos la igualdad a los españoles", afirmó. Pese al descenso en número de votos y escaños, considera que más de tres millones de españoles que han confiado en Ciudadanos "han dicho que quieren un cambio, pero a mejor" y que "no quieren sectarismo".

El 26-J en la prensa

Las elecciones generales acaparan la actualidad informativa de los diarios nacionales, con portadas valorativas a toda página y amplísimas cobertura en el interior. Así, EL PAÍS abre su portada titulando: "El PP se refuerza y el bloque de izquierdas pierde terreno". "Los conservadores añaden 14 escaños pese a los escándalos y los socialistas registran el peor resultado de su historia. Podemos defrauda las expectativas y no logra el sorpasso", añade el diario en subtítulos. EL MUNDO afirma que "España premia a Rajoy" "Los españoles", añade, "dan otra oportunidad a Rajoy". En esta línea, ABC titula: "España quiere que gobierne Rajoy y vota estabilidad". También coincide LA RAZÓN: "Triunfo de Rajoy. El PP, el único partido que sube"; "Rajoy triunfa, Iglesias fracasa".

En los diarios editados en Cataluña, EL PERIÓDICO lleva a su portada el siguiente titular: "Rajoy gana, Sánchez decide: Rajoy crece pero necesita al PSOE para gobernar". Por su parte, LA VANGUARDIA señala "Vence el PP, resiste el PSOE". "Rajoy gana fuerza y Podemos no logra el sorpasso al PSOE". Finalmente, en cuanto a los diarios económicos, CINCO DÍAS titula: "El PP amplía su mayoría y el PSOE resiste"; "Los resultados electorales refuerzan por sorpresa a los grandes partidos". Según EL ECONOMISTA, "Las dudas económicas impulsan al PP frente a PSOE y Podemos"; "El Brexit refuerza al PP y hunde las expectativas electorales de Podemos".

De interés

Artículos Relacionados