jueves,19 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaSolo se ha destruido el 2,5% del empleo público
Eurostat no incluye la Educación; la EPA sí

Solo se ha destruido el 2,5% del empleo público

Marga Peñafiel
Por cada cien puestos de trabajo perdidos hasta los últimos meses de 2013, el sector público destruyó 2,5 y el 87,5 restante provenían de las empresas privadas. Así lo refleja la Encuesta de Población Activa (EPA), que recuerda que en 2007 había en España 2,93 millones de funcionarios, frente a los 13,58 millones de trabajadores privados. En 2013 la imagen es diferente: 2,79 millones de empleados en la Administración y 10,95 millones en el sector privado.

Lo poco afectado que se ha visto el empleo público se refleja en las comunidades autónomas, donde incluso hay algunas en las que, lejos de recortar puestos, han visto incrementada su oferta, según explica Asempleo. Así, las autonomías en las que han crecido son: Cataluña (+7,6%), Navarra (+6,9%), Murcia (+5,9%), Baleares (+5,4%), Cantabria (+4,6%) y Andalucía (+0,9%) tienen ahora más trabajadores a sueldo que en el tercer trimestre de 2007.

Pese a todo, España se sitúa por debajo de la media de los trabajadores públicos que existen en toda Europa, siempre y cuando prestemos atención a la población total, según constata Eurostat. Si el 2,6% (1,23 millones) de la población española es funcionario (Administración pública, Defensa y Seguridad Social), en la Unión Europea lo hace el 3%. Incluso hay países que superan la media, como Alemania, con 3,5%, o Luxemburgo, con 4,9. La cifra de Eurostat de 2013 es inferior a la de la EPA, pues la oficina europea no incluye personal educativo ni sanitario.

Para evaluar el peso del empleo público es necesario hallar el porcentaje sobre la población activa. Así, los empleados de las Administraciones públicas representan el 13,1% de la fuerza laboral de España (22,65 millones totales y 16,75 ocupados, según la última EPA), según un informe de la OCDE, que significa 2,5 puntos porcentuales más que en Alemania (10,6%) y 2,4 más que Austria (10,7%).

No supone nada raro que estos países, que tienen la austeridad como identidad, sean los que tengan un menos porcentaje. Quienes sorprenden son Gracias y Portugal, con un 7,9% y un 11,5% respectivamente, lo que pone una menor proporción de la fuerza laboral en el sector público.

Además, en España, es mucho más caro pagar los sueldos, a causa de la desventaja en la recaudación tributaria y las magnitudes del déficit o la deuda pública. Según las OCDE, las AAPP españolas pagaban en 2011 la nómina del 13,1% de la población activa, con una recaudación del 35,7% del PIB, un abultado déficit del 9,4% y una deuda del 77%. Mientras, Alemania sufragaba los sueldos del 10,6% de la fuerza laboral, con ingresos superiores (44,6% del PIB) y un déficit del 0,8%, según explica El Economista.

 

De interés

Artículos Relacionados