domingo,29 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpiniónDebates¿Son los PGE del crecimiento de la economía, del empleo y del...

¿Son los PGE del crecimiento de la economía, del empleo y del Estado de bienestar?

Redacción
El Gobierno ha anunciado los Presupuestos Generales del Estado para 2016 a cuatro meses de las elecciones generales. Por primera vez desde el inicio de la crisis, los Presupuestos de 2016 presentan un superávit primario del Estado, que resulta de un objetivo de déficit del Estado de un 2,2% del PIB y una previsión de gasto en intereses en contabilidad nacional de 29.150 millones de euros, un 2,55 del PIB. ¿Son estos el resultado de la austeridad? La prensa da su opinión

El Mundo: Unos presupuestos que dependen de que el PP gane y la economía crezca

El proyecto de Presupuestos presentado por Cristóbal Montoro "es, en líneas generales, una propuesta realista que traslada a las cuentas públicas la recuperación económica que ha experimentado nuestro país en los últimos meses". "Los Presupuestos están calculados en base a las previsiones de crecimiento del 3% del PIB, favorecida no sólo por las reformas estructurales llevadas a cabo en la legislatura sino por el viento de cola que le insufla el favorable contexto internacional y la bajada del precio del petróleo. De esta forma, y aquí aparecería la primera de las dudas que genera la propuesta del Gobierno, se trata de unos presupuestos que están hipotecados al mantenimiento de la actual coyuntura macroeconómica, ya que un descenso del crecimiento del PIB daría al traste con ellos". Además, "de nada servirán estos presupuestos si el Gobierno formado tras las próximas elecciones, sea o no del PP, no se siente comprometido con ellos y con las políticas marcadas desde Europa y que han permitido a España superar la recesión económica".

ABC: Presupuestos solidarios y rigurosos

"El esfuerzo que han realizado todos los españoles y las políticas aplicadas por el Gobierno durante estos duros años de crisis están dando sus frutos también a nivel presupuestario, ayudados por un nuevo clima económico. La imprescindible contención del gasto público y las impopulares subidas de impuestos aprobadas en la primera mitad de la legislatura se traducen hoy en rebajas fiscales y una mejora del Estado del bienestar gracias a la efectividad de las reformas adoptadas". "Las cuentas del próximo ejercicio aumentan en gasto social e inciden en la positiva bajada de impuestos, compensando así a la sociedad de parte de los sacrificios hechos en los últimos años". "Todo debe hacerse respetando los parámetros de la sensatez y prudencia presupuestarias, alejándose de los funestos brindis al sol que condujeron a España al borde del abismo. El Gobierno no puede caer en esa tentación a tres meses de las elecciones generales". "Se abre un nuevo ciclo de crecimiento y estabilidad fiscal, que demuestra que la mejor política social es la creación de riqueza y empleo. La recuperación permite bajar los impuestos y afianzar el Estado del bienestar. Un merecido alivio para los ciudadanos".

La Vanguardia: Presupuestos con carácter provisional

El escenario en el que se enmarcan los Presupuestos para 2016 "viene definido por el tercer año consecutivo de crecimiento económico". "En este marco, y pese a la inminencia de las elecciones generales, el Gobierno ha planteado unas cuentas públicas que ofrecen una imagen de rigor al prever una contención del gasto público consolidado". "No hay duda, como dice el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que el saneamiento de las cuentas públicas marca el camino de la excelencia, ha hecho posible la salida de la crisis y permite consolidar el crecimiento y la creación de empleo". En cualquier caso, los Presupuestos, "aunque se aprueben este verano, tienen carácter provisional, en la medida que el nuevo Parlamento que salga de las urnas podrá modificarlos".

El Periódico: Presupuestos de uso electoral

Las cuentas que presentó ayer Cristóbal Montoro "están marcadas por el optimismo sobre la evolución de la economía. La coyuntura favorable permite estimar una mayor recaudación en todos los impuestos, pese a la reciente rebaja del IRPF, y una reducción del gasto en desempleo e intereses de la deuda, porque nos financiamos a un precio más bajo". Este "desahogo" permite aplicar medidas de gasto inmediato, que "favorecen a corto plazo los intereses electorales del Gobierno". "El optimismo exhibido por el Gobierno no se ve reflejado en absoluto en el capítulo de inversiones que apenas crece un 0,95% frente al 8,5% de 2015". Cataluña sigue lejos de lo que le correspondería por población o por PIB.

La Razón: Recompensar el esfuerzo de todos

Ya lo había avanzado el presidente el Gobierno. "Tras las reformas y los ajustes que han propiciado la vuelta al crecimiento y la recuperación económica toca recompensar a los españoles por los esfuerzos realizados. Este es el sentido fundamental del proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado presentado ayer. Unos PGE con un marcado carácter social, con especial atención a la educación, la sanidad y la dependencia". "Pero el compendio de partidas no son cifras lanzadas al albur de cada ministerio. Todo se encuentra orquestado en una acción de gobierno que antes debió ser reformista y ahora pretende incentivar el impulso al empleo y recorrer la senda de la recuperación". "Todo ello con el objetivo de recuperar e incrementar los niveles de ocupación de antes de la crisis y devolver músculo al Estado del Bienestar, principal afectado por la falta de financiación que trajeron los números rojos en la economía española tras el último Gobierno socialista. Frente a aquello, se imponen unos Presupuestos coherentes y rigurosos para un 2016 de clara recuperación económica".

Cinco Días: Montoto cierra el capítulo de la crisis

"El Gobierno que preside Mariano Rajoy ha decidido empezar a lanzar su programa y sus prioridades con vistas a las elecciones generales de finales de año desde los Presupuestos. Una opción tan legítima, y reversible, como la contraria. De hecho, y como anticipo, Montoro lanzó un primer mensaje político para la cita electoral del 27S: Cataluña es la comunidad autónoma más favorecida por el proyecto de ley". Pero más allá de esto, "los Presupuestos de 2016 se han dibujado como algo parecido a un punto de llegada de la política económica efectuada a lo largo de la legislatura". Y se ha hecho en torno a dos ejes conceptuales: el éxito de las medidas de austeridad y la compensación al conjunto de la ciudadanía de los esfuerzos realizados durante los duros años de la crisis". "El aún elevadísimo nivel de desempleo (…), el disparatado nivel de deuda pública o el estado de salud de la Seguridad Social son los problemas más urgentes a resolver y discutir. Y empezar a hacerlo en el debate parlamentario de los Presupuestos de 2016 sería magnífico. El Gobierno ha dado el primer paso y ha retado al líder de la oposición, Pedro Sánchez, a responder". Porque en realidad, Cataluña al margen, "la gran incertidumbre que pesa sobre la economía española" es solo una: "¿pueden los mercados mantener la confianza en España tras las próximas elecciones generales? En manos de los grandes partidos está la respuesta".

Cinco Días. Cristóbal Montoro: Unas cuentas saneadas para consolidar el crecimiento

"Los Presupuestos para 2016 demuestran que la política del Gobierno ha funcionado, ha permitido salir de la recesión económica en un tiempo récord, y que la economía crezca y se recupere muy por encima de la del resto de los países desarrollados". "El objetivo del Gobierno es diseñar un camino de bonanza económica y de creación de empleo, que avance en las rebajas tributarias, compatibles con mejoras en la recaudación a través del aumento de las bases, y que perfeccione el sistema de protección social, explorando nuevas formas para la definición de la separación de fuentes de financiación del presupuesto de la Seguridad Social, compatibles con el escenario de consolidación presupuestaria comprometido con nuestros socios europeos".

El Economista: Aprovechar mejor el superávit

 "El Estado tendrá un balance primario positivo en 2016, que supone un valioso colchón para cimentar la recuperación".

El Mundo, Casimiro García-Abadillo: La debilidad fundamental del Presupuesto

"Los PGE dependen, en gran medida, del resultado de las próximas elecciones".

De interés

Artículos Relacionados