sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadS&P rebaja la calificación crediticia de la deuda de Cataluña

S&P rebaja la calificación crediticia de la deuda de Cataluña

Redacción
La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor´s (S&P) rebajó ayer un escalón la calificación crediticia asignada a la deuda de Cataluña de BB a BB-, manteniéndola en el grado de bono basura y con perspectiva negativa, por la "tensión política" creciente entre la Generalitat y el Estado tras las elecciones del 27-S. En una nota, […]
La agencia de calificación de riesgos Standard & Poor´s (S&P) rebajó ayer un escalón la calificación crediticia asignada a la deuda de Cataluña de BB a BB-, manteniéndola en el grado de bono basura y con perspectiva negativa, por la "tensión política" creciente entre la Generalitat y el Estado tras las elecciones del 27-S. En una nota, la agencia apunta que dichas tensiones entre ambos ejecutivos pueden "interferir" en la renovación del acuerdo que permita a Cataluña seguir pagando su deuda.

S&P otorga perspectiva negativa a la calificación crediticia de Cataluña porque prevé que este clima entre ambas administraciones puede comportar que no se firmen los "acuerdos necesarios" para cubrir los vencimientos de deuda de la Generalitat, y advierte de que, si las peores previsiones se confirmaran, podría rebajar aún más la nota de Cataluña. La agencia "no espera" que se produzca una declaración unilateral de independencia en los próximos meses, pero considera que existe el riesgo de que "la buena coordinación" de los dos gobiernos se vea comprometida.

En el terreno político, la agencia S&P considera que "la falta de mayoría de votos" en las elecciones "debilita" a las formaciones independentistas a la hora de obtener un mandato para la secesión. Además, recuerda que el Gobierno central expresó su "intención" de usar "todos los medios legales" para "prevenir" una declaración unilateral de independencia, lo que le podría llevar "en última instancia suspender la autonomía de Cataluña".

Por el contrario, S&P ha elevado de BBB a BBB+ con perspectiva estable las calificaciones de Madrid, Canarias y Galicia, como consecuencia de la mejora hace una semana del rating de España. Asimismo, la agencia confirmó la calificación BBB con perspectiva estable de Extremadura y Aragón y ha mejorado de estable a positiva la perspectivo del rating BBB de Andalucía.

El plan económico que negocian Junts pel Sí y la CUP inquieta al empresariado catalán

Las condiciones que Junts pel Sí (JxS) y la CUP negocian para facilitar la investidura como presidente de la Generalitat de Artur Mas han provocado inquietud en las cúpulas de las patronales catalanas, según reflejan EL PAÍS y ABC. El primero de los diarios señala que los empresarios ya veían con recelo las negociaciones con el partido de izquierda anticapitalista, pero que las "alarmas" se encendieron la tarde del jueves cuando la CUP explicó sus condiciones para alcanzar un acuerdo, entre las que figuran revertir o frenar hasta diez privatizaciones y romper de forma unilateral con el Estado.

EL PAÍS añade que la cúpula empresarial ve casi imposible cualquier alternativa a un acuerdo entre JxS y la CUP, por lo que ahora fían la solución al encaje de Cataluña en España al resultado de las elecciones del 20 de diciembre

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, llamó ayer a la reflexión a los políticos catalanes, especialmente a Artur Mas, a quien instó a no someterse a una "minoría" antisistema, en referencia a la CUP, que promueve la abierta desobediencia a las leyes. En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta dijo que resulta "llamativo" que se pretenda imponer el programa electoral de un partido que "ha tenido 300.000 votos" y de un "proceso" que ha sido rechazado por la "inmensa mayoría" de los ciudadanos catalanes en unas elecciones democráticas.

Sáenz de Santamaría recordó que nadie está por encima de la ley y que no someterse a este principio tiene consecuencias para todo el mundo, sea quien sea. Al respecto, alertó a Mas que "si no quiere contagiarse" de los que propugnan la ilegalidad y de un partido antisistema, que está en las antípodas del ideario tradicional de Convergència, que no se someta a las condiciones de la CUP. La vicepresidenta no descartó que se tengan que volver a celebrar elecciones en Cataluña.

Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, explicó ayer que las exigencias que plantea la CUP para apoyar al futuro presidente de la Generalitat no caben en el marco de convivencia.

Entretanto, el cabeza de lista de JxS, Raül Romeva, afirmó que hay un "altísimo grado de coincidencia" con el planteamiento de la CUP. Recalcó que si se ponen de acuerdo en "el qué, el cómo y el cuándo, el quién es menos importante". Por su parte, Jordi Turull, de CDC, señaló que hay "mucho margen para el acuerdo", aunque insistió en que la figura del acual presidente de la Generalitat es irrenunciable.

EL PERIÓDICO apunta que "CDC ve negociable el plan de mínimos de la CUP". Fuentes convergentes, citadas por el diario, creen que "la inconcreción del partido de izquierdas facilita un pacto". Por su parte, EL PAÍS resalta que "la CUP aparca la prioridad de luchar contra la corrupción".

El cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, se mostró ayer partidario de que el Parlament, una vez constituido, empiece a "desobedecer" sentencias del Tribunal Constitucional y la denominada ley Wert antes de la investidura del presidente, puesto que, dijo, "dispone ya del mandato" para hacerlo.

Desde Unió, Josep Antoni Duran Lleida, afirmó ayer que las condiciones de la CUP para negociar con JxS evidencian que "la inestabilidad ha llegado y el espectáculo ya ha empezado". La portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados, consideró que las nuevas condiciones traen "una situación de parálisis" institucional y resaltó que el presidente en funciones se encuentra en una situación de debilidad". Por su parte, Inés Arrimadas, de Ciudadanos, confió en que JxS no asuma los gestos de ruptura que reclama la CUP, a quien recordó que tras el 27-S dijo que no se podía declarar la independencia de forma unilateral

El PP  denúncia malas prácticas de alcaldes radicales 

El PP presentó ayer en Cádiz un documento en el que repasa la gestión de las Corporaciones municipales surgidas en torno a Podemos, plataformas populares y Mareas a las que los socialistas respaldaron. Bajo el título Las malas prácticas de los alcaldes extremistas, el documento alude en sus páginas al desprestigio que sufren las instituciones a través de su gestión y acciones. También alude a déficit democrático y a enchufismo, así como ataques a símbolos nacionales. Los populares centran sus críticas en las alcaldesas de Madrid, Manuela Carmena, y Barcelona, Ada Colau.

Paralelamente, el PSOE ha emprendido la campaña Gobernando con hechos, a través de una página web, en la que pone de manifiesto las políticas más llamativas llevadas a cabo por sus alcaldes y presidentes autonómicos.

Ante esta situación, EL PAÍS destaca que "PP y PSOE utilizan la gestión municipal como arma del 20-D".

Por otro lado, el PSOE ha recuperado para esta precampaña electoral el logo del puño y la rosa con el que el partido se presentó en 1977 a las primeras elecciones generales de la democracia. "El PSOE empieza a vivir su mejor tiempo, con el proyecto y el liderazgo actualizado con los principios de siempre, que simbolizan el puño y la rosa", proclamó la portavoz electoral, María González Veracruz.

De interés

Artículos Relacionados