viernes,15 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioOpinión"Tan necesaria para el desarrollo es la investigación básica (la de las...
Joaquín Chacón, director general de Saft Baterías

«Tan necesaria para el desarrollo es la investigación básica (la de las universidades) como la investigación aplicada (propia de las empresas)»

ibercampus.info
Saft Baterías ha convocado la primera edición de los Premios a la Innovación en el Almacenamiento Energético destinado a estudiantes universitarios de primero y segundo ciclo de toda España. Ibercampus.es ha entrevistado al director general de la compañía para que nos acerque de primera mano a esta iniciativa que acerca la universidad y la empresa a favor de la eficiencia energética.

 

-¿Por qué deciden poner en marcha los Premios a la Innovación en Almacenamiento Energético? ¿Qué objetivos persiguen?

El objetivo de estos Premios es conjugar esfuerzos entre la universidad y la empresa para desarrollar soluciones innovadoras en el terreno de la eficiencia energética, con el fin de dar respuesta a los múltiples requerimientos que surgen cada día en sectores de gran repercusión social como las Energías Renovables, los Vehículos Eléctricos e Híbridos o las Telecomunicaciones. En este aspecto, el almacenamiento energético juega un papel clave, ya que sólo a través de la acumulación de la energía generada, conseguiremos una explotación y aprovechamiento óptimo de nuestros recursos que nos permita avanzar hacia la innovación tecnológica en entornos limpios y sostenibles.

Con esta convocatoria pretendemos incentivar a los estudiantes universitarios a que contribuyan a mejorar la calidad y sostenibilidad del almacenamiento energético, a través de trabajos que contemplen desarrollos que permitan un incremento en la capacidad de acumulación o sistemas poco contaminantes y amigables con el medio ambiente. Nosotros hacemos hincapié en la retención del “talento” como base para desarrollar proyectos de investigación de calidad, de la misma forma que ofrecemos a los universitarios una oportunidad para trabajar en el único Centro Técnico de Baterías Industriales que existe en España.

-¿Quiénes pueden optar a este galardón?

Pueden optar a este Premio todos aquellos universitarios que estén cursando estudios en las facultades de Ciencias Físicas, Ciencias Químicas, Ciencias Ambientales, e Ingenierías, de grado medio o superior, de toda España. Deben presentar trabajos con una extensión máxima de 15 páginas, de manera individual, originales e inéditos, que contengan  ideas innovadoras con un nivel de descripción y desarrollo que demuestre su posible aplicación, incluyendo los siguientes apartados: estado del arte, objeto de la innovación, descripción detallada, justificación, originalidad, viabilidad técnica y estimación económica de la implantación del proyecto.

-Además de la dotación económica, el premio otorga la posibilidad a su ganador de poder trabajar en la compañía. ¿Cree que el vínculo entre la universidad y la empresa es suficiente en la actualidad en nuestro país para obtener soluciones innovadoras que se lleguen a la sociedad?

Aún no es suficiente pero ha mejorado enormemente en los últimos 10 años gracias al apoyo gubernamental con todo tipo de programas de ayuda e incentivación de este tipo de colaboraciones. La internacionalización de nuestros grupos de investigación públicos también ha contribuido a este acercamiento y conocimiento mutuo.

Es necesario hacer un esfuerzo suplementario en la comprensión de objetivos de universidades y empresas, y esto debe venir provocado por la administración central. Y digo comprensión y no integración de objetivos, porque yo soy de los que piensan que los objetivos de ambos grupos deben ser diferentes, porque tan necesaria para el desarrollo sostenible es la investigación básica (que sólo se realiza en las universidades) como la investigación aplicada (más propia de las empresas).

-¿Qué posibilidades ofrece la acumulación en el panorama de las energías renovables?

Hace algunos años se apuntaba, como el mayor problema de las energías renovables, su incapacidad de acumulación, de forma que sólo se podían consumir en el momento en que se generaban. Esta situación ha cambiado notablemente, con la llegada de los acumuladores electroquímicos al sector. De esta forma, el consumo de energía ya no está determinado por factores climatológicos como el viento o el sol, consiguiendo fácilmente el autoabastecimiento en unidades de vivienda u oficinas, por ejemplo, a través de la retención de energía solar durante el día, que posteriormente es acumulada para ser utilizada durante la noche.

El almacenamiento energético también permite la estabilicización del suministro, de forma que se eliminen las fluctuaciones entre la generación y el uso de la energía y la potencia. El futuro de la aplicación del almacenamiento energético en las energías renovables, será un cambio sustencial en el panorama energético, que pasará de la generación unilateral a través de grandes centerales, a la puesta en marcha de redes descentralizadas de energía, de forma que la energía se genere en múltiples puntos (a través de paneles solares instalados en casas particulares, parques fotovoltáicos etc…) y se vaya proveyendo o recogiendo, según las necesidades de cada área. Algo semejante a la red de redes que es internet.

-Se habla constantemente del vehículo eléctrico para el que el tipo de baterías que ustedes fabrican son fundamentales. ¿Podría acercar a nuestros lectores a su funcionamiento?

Actualmente no existe la batería que aporte la autonomía y fiabilidad suficiente como para lanzar al mercado un vehículo completamente eléctrico. Hasta el momento, lo que sí podemos conducir son vehículos híbridos, que cuentan con baterías para el arranque o los momentos de transición, pero que están apoyados por combustibles tradicionales como la gasolina y el diesel. Por eso es importante seguir investigando en este terreno, para encontrar la solución perfecta que ofrezca las condiciones óptimas para la implantación definitiva del coche eléctrico.

Saft Baterías tiene una joint venture con Johnson Controls, empresa especialista en soluciones de sistemas integrados para automóviles, con el fin de convertirse en proveedor líder en Occidente de baterías de vehículos híbridos y eléctricos. Hata el momento, Johnson Controls-Saft provee baterías a  vehículos de Ford, Mercedes y BMW entre otros, así como a flotas de camiones comerciales híbridos. La tecnología que Saft utiliza principalmente en los vehículos eléctricos comerciales es el Litio-ión.

Los grandes retos que se encuentra el sector de la acumulación energética en la automoción, son la cantidad de kilómetros capaces de recorrer de manera eléctrica, es decir, su autonomía; el tamaño de las baterías; y la dificultad de recarga. Un vehículo híbrido de generación actual alcanza unos 5-10 km de recorrido en modo eléctrico, aunque también existen baterías que alcanzam una autonomía de  120-150 km. En cuanto al modo de recarga, los sistemas existentes hasta el momento son la recarga rápida en las llamadas “electrolineras”; o la tradicional recarga nocturna que, aún siendo de una duración muy superior, es más barata y sostenible. Uno de los sistemas más innovadores en este sentido es el sistema EMIC, que hemos puesto en marcha junto con la empresa Ecomotive Innova Consultores, que almacena la energía en varios cartuchos portátiles con baterías de litio-ión que te puedes llevar a casa y recargar con sólo conectarlo a un enchufe convencional, como si se tratara de un teléfono móvil. 

 

De interés

Artículos Relacionados