martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaTardaremos otra década en recuperar el empleo destruido por la crisis
Según BBVA

Tardaremos otra década en recuperar el empleo destruido por la crisis

Redacción/EP
Mientras Rajoy da por concluida la crisis, algunos expertos consideran que quedan muchos años todavía para que nos situemos en los niveles previos a la recesión en cuestión de empleo. Así lo cree BBVA, que asegura que España no recuperará esos niveles hasta 2025.

El economista jefe para España del BBVA Research, Miguel Cardoso, ha asegurado este martes que previsiblemente España no recuperará los niveles de empleo previos a la crisis hasta 2025, pese a que el mercado laboral se ha hecho más "sensible" al crecimiento del PIB y que es de esperar creación neta de empleo durante los próximos dos años. Coincide así el BBVA con el informe prospectivo publicado hace un mes por el profesor Gustavo Matías (Economía Aplicada de la UAM) en la revista Consejeros, a partir de series históricas de la EPA y de las cotizaciones a la Seguridad Social. 

Durante la Jornada sobre la economía española ´La salida de la crisis´, organizada por la Asociación de Periodistas de Prensa Económica (APIE), ha señalado que, con datos hasta febrero, la economía española crecerá al menos un 0,4% en el primer trimestre del año.

Con este dato, la entidad financiera mantiene su previsión de crecimiento del PIB del 1% en 2014 y de alrededor de 2% en 2015, pero además cree que hay sesgos al alza que hacen pensar que la economía española podría crecer incluso un 1,5% en el conjunto del año. Sin embargo, en su opinión lo importante no es discutir si la economía crece un 1% o un 1,5%, sino de qué manera puede lograr un crecimiento del 2% sostenible en el tiempo, ya que aún persisten grandes desequilibrios que hay que seguir corrigiendo, empezando por el déficit público.

En este sentido, Cardoso ha señalado que "parece que no se ha cumplido el objetivo de déficit público en 2013", del 6,5% del PIB, sino que éste se situará previsiblemente en el 6,7% del PIB. En todo caso, ha dicho que ello puede suponer que el desequilibrio fiscal está teniendo cada vez menos impacto sobre la actividad económica, algo que, a su juicio, "es para sentirse optimista".

Otro de los retos es generar una mayor competitividad de las empresas, en parte a través de un mantenimiento de la moderación salarial y una mejor regulación. Si bien, también ha apuntado que las empresas españolas son de las que más margen están ganando por lo que sería conveniente reducirlos en algunos sectores.

En este punto, ha dicho que "una reforma de servicios sería muy aconsejable" y que en el caso del sector energético se podría ganar competitividad "con un coste de la energía muy inferior".

El riesgo de deflación es bajo

Además, Cardoso ha señala que, aunque en la economía europea ya no se observan riesgos sistémicos, está presente el riesgo de deflación.

No obstante, Cardoso ha señalado que este riesgo es del 7,5%, que es "un nivel relativamente bajo, aunque alto en términos de serie histórica", y que sólo podrían aumentar las probabilidades de deflación si se da un escenario de restricción monetaria, recesión y caída de las expectativas en la eurozona.

Con todo, el economista jefe para España de BBVA Research ha advertido de que "sería bueno que el BCE, si percibe riesgos de deflación, sea previsor y actúe para descartar estos escenarios". "Es precisa una actitud mucho más proactiva", ha añadido.

Fluye el crédito, no el empleo

En el capítulo de las buenas noticias, Cardoso ha indicado que existen mayores certidumbres en España y, por ello, que hay una previsión de mayor dinamismo de la inversión, que llevará a una traslación de las exportaciones a la demanda interna.

Asimismo, se ve una mejora del crédito, aunque no es probable ver un aumento del ´stock´ de crédito durante los próximos años, porque en el corto plazo se priorizará la amortización de las deudas. Con todo, se está viendo ya un crecimiento del nuevo crédito a empresas y al consumo.

Sin embargo, los datos de empleo bno terminar de fluir, ni siquiera en las grandes empresa cotizadas. Las principales compañías cotizadas españolas (sin incluir a ArcelorMittal) cerraron el ejercicio 2013 con una fuerza laboral de 1,35 millones de personas, un 7,5% menos que un año antes, si bien Telefónica ya no cuenta los trabajadores de su antigua filial de atención al cliente, Atento. En cualquier caso, las políticas de reducción de plantillas siguen siendo una tónica bastante extendida ya que hasta 14 compañías lo hicieron el pasado año. 

Sin tener tampoco en cuenta a Telefónica, la empresa que más recortó su fuerza laboral en 2013 en términos absolutos fue FCC (bajó en 6.391 trabajadores). También destacó Bankia (2.493 empleados menos) y Banco Santander (2.262). Por el contrario, las compañías que más aumentaron su plantilla medida durante 2013 fueron Ferrovial, Inditex (datos de su primer semestre) y Abertis. 


Por géneros, la caída del número de empleados fue más acusada entre las mujeres. El número total de hombres en nómina de los grupos del Ibex 35 a cierre de 2013 era de 787.533, lo que representa el 58,13% del total. En cambio, hace un año el peso de los varones en esas mismas empresas era solo del 56%. Las empresas con mayor presencia de mujeres en su plantilla son Inditex (78% del total), DIA (65,8%) y Banco Santander (55%). En el índice selectivo hay cinco compañías que superan los 100.000 trabajadores: Banco Santander (189.373), ACS (164.750), Telefónica (129.893), Inditex (121.319) y BBVA (112.588). 

 

De interés

Artículos Relacionados