jueves,19 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaDigitalizaciónTesla y Musk se libran del fraude bursátil en 3 días con...
Rapidez nunca vista en denuncias similares

Tesla y Musk se libran del fraude bursátil en 3 días con 40 millones y metiendo independientes

Redacción
Tres días después de que la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos acusara a Elon Musk de fraude al anunciar que sacaría a Tesla de cotizar, llegó a un acuerdo con todos los afectados, rapidez nunca vista en denuncias similares, que en países como España duran muchos años. Musk tendrá que renunciar a la presidencia, aunque podrá seguir de CEO. El y Tesla pagarán cada uno 20 millones de dólares de multa, según ha comunicado la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos (SEC).

Tesla, empresa tecnológica que lidera desde California la transición hacia la energía sostenible con coches eléctricos, paneles solares y energías renovables integradas para hogares y negocios, ya no está sola, como tampoco Musk en sus sueños de comercializar viajes a la Luna y Marte, ni de prolongar o eternizar la vida humana y mezclarla con lo digital. Los nuevos modelos eléctricos de fabricantes con capacidad de superar el volumen de producción de esa start up saldrán a la venta en los próximos tres años, pues la actual oferta de coche como el Nissan Leaf o el BMW i3 no son competencia directa por su menor autonomía. El l I-pace de Jaguar, que saldrá a la venta en Europa el próximo mes de abril, y el Audi e-tron, que funciona con batería, sí compiten mejor con el el Model 3 de Tesla, que en 2022 equivaldría a más de dos tercios de la facturación, en tanto los productos de Audi y Jaguar y Volkswagen compiten frente a los modelos de Tesla más caros y de mayor tamaño, el S y X,  Model 3, más económico.  A mayor plazo, de aquí a 2025, Goldman Sach ha elaborado un listado con casi 150 modelos de la competencia que llegarán al mercado.

Sin embargo, ningún otro fabricante de coches o vendedor de productos financieros en los mercados bursátiles ha logrado la rapidez de evitar un pleito por fraude que ha mostrado Tesla este fin de semana. Ante el desplome en bolsa del 13% de su valor este viernes después de que la Comisión de Mercados y Valores demandase por fraude a la compañía y a su consejero delegado, Elon Musk. La causa  fueron los tuits de Musk señalando su intención de privatizar la compañía a 420 dólares por título, lo que hubiera supuesto la mayor compra apalancada más grande de la historia, además de recalcar que contaba con la financiación para llevar esta opulenta operación a cabo.Según la demanda presentada por la agencia que supervisa a las cotizadas a este lado del Atlántico, la realidad fue bien distinta a lo anunciado por Musk a través de Twitter, ya que según determinaron los reguladores, Musk ni siquiera había debatido, y mucho menos confirmado, los términos clave del acuerdo, con ninguna fuente de financiación en potencia". Aquellos tuits de Musk “causaron que el precio de las acciones de Tesla aumentasen un 6% el 7 de agosto y provocaron una significante alteración del mercado”, que luego cayó. La SEC  reconoce ahora ante las demandas de los afectados que Musk sabía que “la operación potencial era incierta y sujeta a numerosas contingencias” y que no había discutido los detalles de la operación, como su precio, con nadie. 

Lo sorprendente es que el acuerdo entre las  partes ha llegado en  menos de tres días, aunque antes de la acusación formal del pasado 27 de septiembre había un acuerdo provisional que fracasó. Ese acuerdo implicaba una suspensión como presidente de Tesla durante dos años y una multa de diez millones de dólares. Elon Musk finalmente decidió no seguir adelante, por lo que horas más tarde llegó la acusación formal. Y ahora, llega el acuerdo final, mucho más severo para Tesla y su CEO.

Elon Musk tendrá que dimitir como presidente de Tesla en los próximos 45 días, no podrá volver a asumir este cargo por lo menos durante los próximos tres años. Eso sí, puede seguir siendo el CEO de la empresa, pero Tesla tiene que elegir dos nuevos directores independientes para la junta. .Pero sobre todo Musk y Tesla (por no actuar correctamente tras las declaraciones de su CEO) tendrán que pagar 20 millones de dólares cada uno, suma que se distribuirá entre los inversores que hayan podido ser perjudicados por los movimientos que hizo Elon Musk al anunciar que consideraba comprar Tesla.Además de todo esto, Tesla deberá contratar un abogado que supervise las comunicaciones públicas de Elon Musk, como su cuenta de Twitter.

El multimillonario ha tenido que aceptar también como condición no admitir ni negar si fue culpable de fraude de valores. Es decir, no puede hacer público si realmente cometió un fraude o no.Además, Tesla nombrará dos consejeros independientes para su consejo de administración y establecerá un “nuevo comité de consejeros independientes y pondrá más controles y procesos para supervisar las comunicaciones de Musk”.

Stephanie Avakina, codirectora de la División de Cumplimiento de SEC, declaró que las medidas anunciadas hoy “están específicamente diseñadas para responder al problema de mala conducta al fortalecer el gobierno corporativo y supervisión de Tesla para proteger a los inversores”.

Lo que supo y no supo anticipar Tesla en 1926
 
Nikola Tesla, el inventor de origen serbocroata que tras trabajar para Edison fundó en 1985 la empresa que llevaba su nombre y apellido para financiar, desarrollar y comercializar una variedad de patentes e invenciones anteriores de Tesla, supo crear y promover numerosas tecnologías, aunque no comportamientos humanos e institucionales como los que han quedado en evidencia este fin de semana. Ya en 1926, cuando rondaba los 60 años, hablaba de tecnología inalámbrica e imaginaba las videollamadas en una entrevista concedida al periodista John B. Kennedy y recordada ahora por Xataka:
"Cuando la tecnología inalámbrica se aplica perfectamente, toda la tierra se convertirá en un enorme cerebro, que de hecho lo es, ya que todas las cosas son partículas de un todo real y rítmico. Podremos comunicarnos entre nosotros instantáneamente, independientemente de la distancia. No sólo esto, sino que a través de la televisión y la telefonía nos veremos y escucharemos unos a otros tan perfectamente como si estuviéramos cara a cara, a pesar de las distancias intermedias de miles de kilómetros; y los instrumentos a través de los cuales podremos hacer esto serán increíblemente simples comparados con nuestro teléfono actual. Un hombre podrá llevar uno en el bolsillo de su chaleco.
Podremos presenciar y escuchar los acontecimientos —la toma de posesión de un presidente, el juego de una serie mundial, los estragos de un terremoto o el terror de una batalla— como si estuviéramos presentes.

(…)Cuando la transmisión inalámbrica de energía se haga comercial, el transporte y la transmisión se revolucionarán. Las películas ya han sido transmitidas por radio a corta distancia. Más adelante la distancia será ilimitada, y por más tarde me refiero a dentro de unos pocos años. Las imágenes se transmiten a través de cables; se telegrafiaron con éxito a través del sistema de puntos hace treinta años. Cuando la transmisión inalámbrica de energía se generalice, estos métodos serán tan toscos como la locomotora de vapor en comparación con el tren eléctrico".

De interés

Artículos Relacionados