domingo,17 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadTrabajo y Transición Ecológica, carteras exigidas por Podemos y que dificultan su...
Sánchez promete para su investidura un 5% del PIB educativo

Trabajo y Transición Ecológica, carteras exigidas por Podemos y que dificultan su Gobierno con PSOE

Actualizada 24-7-2019 / Redacción
Además de garantizar por ley un 5% del PIB en gasto público para educación sin concretar las fuentes de impuestos o recursos, Pedro Sánchez ofreció en su discurso de investidura el proyecto de una "segunda transformación" similar a la de la Transición, mediante una decena de pactos de Estado, tres reformas constitucionales y 25 nuevas leyes o reformas de la legislación existente, la mayoría iniciadas y varadas por el adelanto electoral. Podemos exige sin lograr Trabajo y Transición Ecológica.

Frente a los 170 votos en contra registrados este martes, Sánchez necesitará el jueves para ser investido que a los 124 votos favorables (123 socialistas y el diputado del partido regionalista cántabro, PRC) se sumen al menos otros 47  otros favorables procedentes de las 52 abstenciones registradas en la primera votación. 

Otra opción, menos probable hasta la tarde del miércoles en que se dificultaba de nuevo la coalición PSOE-Podemos, es que se abstengan en segunda votación PP y/o Ciudadanos. Los 66 parlamentarios socialistas que permitieron la investidura de Rajoy emplazaron días atrás al PP a hacer lo mismo ahora para que "España tenga un Gobierno", pero la respuesta del PP fue recordar a los 14 diputados entonces fieles a Sánhez que no siguieron la disciplina de la entonces dirección del PSOE y votaron en contra del Gobierno de Rajoy con su “no es no”, que ahora se vuelve contra Sánchez.

Los socialistas divulgaron este miércoles las peticiones de Unidas Podemos y la oferta que trasladaron a la formación de Pablo Iglesias horas después de que Pedro Sánchez trasladase al líder de UP “su última palabra”. El PSOE ofreció una Vicepresidencia social y tres ministerios: Vivienda y Economía Social; Sanidad, Asuntos Sociales y Consumo; e Igualdad. La formación morada responde que “con las ofertas que nos están haciendo no es posible desarrollar políticas sociales” pero insiste en apostar por un Gobierno de coalición. Fuentes de la dirección de UP aseguran a infoLibre que Iglesias considera irrenunciables Transición Ecológica y Trabajo

"Humillante"  sigue pareciendo la última oferta del presidente en funciones, que incluía una vicepresidencia sin contenidos, según Unidas Podemos, y varias carteras sin peso. Sería, dicen,  "una vicepresidencia simbólica sin competencias y carteras que no permiten desarrollar las políticas del programa, como por ejemplo: subir el SMI a 1.200 euros; permisos de paternidad y maternidad igualitarios e intransferibles; escuelas de 0 a 3 años; desarrollar políticas de igualdad; bajar las tasas universitarias y potenciar la investigación; bajar la factura de la luz y medidas contra la emergencia climática; impuesto a la banca para recuperar el rescate…".

Quiere Unidas Podemos carteras que absorban competencias como las de Educación, Sanidad o Trabajo, Transición Energética e Igualdad, para invertir en la creación de empleo, inversiones "verdes" para frenar el cambio climático e impulsar la Transición Ecológica, e inversiones "moradas" para avanzar en la igualdad de género, reducir la brecha salarial y elevar la tasa de empleo con propuestas como la ampliación de los permisos de paternidad y maternidad a 24 semanas o la cobertura para la Educación Infantil de 0 a 3 años; y las inversiones para impulsar el proceso de cambio técnico y de digitalización que garantice el acceso a la tecnología de todas las personas.Además, competencias de Trabajo para intervenir en el mercado laboral: derogación de la Reforma Laboral; subida del Salario Mínimo Interprofesional hasta 1200€; redactar y aprobar una Ley de Suficiencia de Ingresos, que garantizaría una cuantía por adulto de 600€ al mes; y poder reducir la jornada laboral ordinaria a 34 horas semanales.De Hacienda, Unidas Podemos quiere competencias para poder actuar en "justicia fiscal" para una reforma tributaria progresiva, que propone un impuesto a la banca con un recargo del 10% en el Impuesto de Sociedades, reducción del IVA a productos de primera necesidad o un nuevo impuesto a las grandes fortunas.

Los de Iglesias plantearon sus mayores peticiones en una Vicepresidencia de Derechos Sociales y Medioambientales, que coordinara seis ministerios dentro de las áreas de su competencia para abarcar las política que reclamaban: derechos sociales y economía de los cuidados; Trabajo Autónomos y Seguridad Social; Igualdad; Transición Energética, Medioambiente y derechos de los animales; Justicia Fiscal y Lucha contra el fraude; y Ciencia, Innovación, Universidades y Economía Digital. 

Esa propuesta se articularía en una vicepresidencia y cinco ministerios que dependerían de la misma, según el planteamiento de Unidas Podemos: Ministerio de Derechos Sociales, Igualdad y Economía de los Cuidados; Ministerio de Trabajo, Seguridad Social y Lucha contra la Precariedad; Ministerio de Transición Energética, Medioambiente y Derechos de los Animales; Ministerio de Justicia Fiscal y Lucha contra el Fraude y Ministerio de Ciencia, Innovación, Universidades y Economía Digital.

Promesas para la investidura 

En educación Pedro Sánchez prometió invertir durante su discurso de investidura el 5% del PIB, ocho décimas de punto más que en la actualidad (cerca de los 10.000 millones de euros, y convertir a España en el primer país de la UE que reconoce este derecho “a lo largo de toda la vida”, con sistemas formativos que aún no existen para “reiniciarse” en cualquier momento. Asimismo, apostó por la formación profesional FP al ofrecerse a crear a 80 nuevas titulaciones asociadas a la transformación digital.

El candidato del PSOE, Pedro Sánchez, intentó obtener en el Congreso de los Diputados los apoyos para ser elegido presidente del Gobierno mientras PSOE y Unidas Podemos negocian un gobierno de coalición sin Pablo Iglesias. En su discurso de invesidura, de casi dos horas, sin mencionar el desafío independentista en Cataluña, Sánchez ha pedido la abstención de PP y Ciudadanos, además de reclamar a Iglesias avanzar hacia un acuerdo "de izquierdas".

Entre sus medidas concretas, ha propuesto una reforma de la Constitución para evitar el bloqueo político en las investiduras; subir el salario mínimo más allá de los actuales 900 euros; un nuevo Estatuto del Trabajador; reformar las pensiones; una ley estatal de vivienda para frenar las subidas excesivas de los alquileres; derogar la 'ley mordaza'; regular la eutanasia; modificar la tipificación de los delitos sexuales; destinar el 5% del PIB a educación; y un ingreso mínimo vital para luchar contra la pobreza infantil.

Posteriormente, en el turno de la tarde, los líderes del Partido Popular, Pablo Casado; Ciudadanos, Albert Rivera; Unidas Podemos, Pablo Iglesias; y Vox, Santiago Abascal, han respondido a su intervención. Los dos primeros han ratificado que no se abstendrán, mientras que Vox ha confirmado su voto en contra de la investidura. En cuanto a Pablo Iglesias, Sánchez y él han cruzado reproches, en un cara a cara que ha puesto de manifiesto que aún está lejos el acuerdo entre ambos partidos para formar el primer Gobierno en coalición en España. 

Entre las valoraciones de observadores políticos cualificados del debate caben destacar estas dos: El duro enfrentamiento entre Sánchez e Iglesias complica el acuerdo para la investidura a unas horas de la votación (el diario.es), y Sánchez e Iglesias intercambian duros reproches y enfrían la opción de un Gobierno de coalición (infolibre.es)

Normas anunciadas

Entre las normas anunciadas por Sánchez, la mayoría muy genéricamente, incluyó una veintena de marcado carácter social, con el que superar los seis desafíos del país, entre ellos el de la emergencia climática, la desigualdad social y de género o la revolución digital.

Aunque pidió la abstención a PP y Ciudadanos para lograr un gobierno estable sin necesidad de coalición con Unidas Podemos, Sánchez hizo un guiño a estos asegurando que “nadie va a parar el Madrid Central” impulsado por Manuela Carmena, como pretende hacer PP y Cs, con el beneplácito de Vox, sino que extenderá las restricciones a los vehículos más contaminantes en las ciudades de más de 50.000 habitantes.

Asimismo, se comprometió a impulsar la rehabilitación energética, la fiscalidad verde, una ley de cambio climático o de plásticos de un solo uso, entre otras medidas ecológicas que podrían ser compartidas por Podemos, como la promesas destinadas a mejorar el acceso a la vivienda. Si bien, en este terreno, no hizo ninguna promesa concreta sobre la limitación del precio del alquiler, sólo afirmó que, si es elegido, adoptará medidas para “frenar las subidas abusivas” y fomentar los arrendamientos asequibles.

En materia de igualdad, en referencia a Vox, pidió “repudiar” a quienes banalicen la violencia sobre la mujer, ofreció una ley de igualdad en el empleo, una ley de “familias, en plural”, para “dar respuesta a las numerosas o monoparentales”, una norma contra la discriminación del colectivo LGTBI y la inacabada reforma de los delitos sexuales, que establece que el consentimiento expreso de la mujer sea clave para determinar si ha habido o no violación.

Asimismo, pidió apoyo para aprobar leyes contra la violencia infantil, la libertad de conciencia o el bienestar animal, así como recuperar la inacabada ley de eutanasia.

En la primera jornada del debate de investidura PP y Ciudadanos anuncieron que votarian en contra y Unidas Podemos mostró disgusto con la marcha de las negociaciones para el gobiernod e coalición, reanudadas despues de que Sánchez anunciara hace una semana que rompía las negociaciones con Podemos. Afronta así también como Rajoy su investidura, lejos ahora de la impresión inicial tras las elecciones de que el PSOE de Sánchez gana las elecciones y podrá gobernar sin apoyo nacionalista y con el de C´s o UP. “Con Rivera,no”, “no pasarán”, “sí se puede”, “no es no”, “viva España y viva el socialismo” fueron algunos de los lemas coreados por los varios miles de militantes concentrados ante la sede del PSOE la noche electoral. “Lo he escuchado”, respondió sonriente Sánchez al primer grito, aunque añadiendo que él no pondrá “cordones sanitarios: la única condición es respetar la Constitución”.

Mariano Rajoy logró ser investido presidente del Gobierno tras 10 meses en funciones el sábado 29 de octubre de 2016 para tener que pactar con un Gobierno en minoría. El candidato del PP salió  elegido con la abstención de 68 de los 85 diputados socialistas, todos los diputados del PSOE excepto los 15 entonces fieles al "no es no" de un Pedro Sánchez forzado a dimitir con ese mnotivo. El resultado fue

170 votos a favor, 111 en contra y las 68 abstenciones de los diputados  sanchistas Margarita Robles, Susana Sumelzo,

Odón Elorza, Rocio de Frutos, Zaida Cantera, Meritxell batet, Joan Ruiz, Merce Perea, Manuel Cruz, José Zaragoza, Lidia Guinart, Marc Lamuá, Pere Joan, Sofía Hernanz, y Luz Martin

De interés

Artículos Relacionados