martes,26 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadTrump niega que Rusia le ayudara a ganar las elecciones y sigue...
Toyota con apoyo de Japón le desafían con los coches aztecas

Trump niega que Rusia le ayudara a ganar las elecciones y sigue proteccionista frente a México

Redacción
Hasta 17 agencias de inteligencia de EEUU han reafirmaron que Rusia llevó a cabo ciberataques, dentro de una estrategia mucho más amplia, para tratar de interferir en las elecciones de noviembre, por lo que el Congreso prepara sanciones incluso con el voto de repblicanos.Trump se reunió este viernes con los servicios de Inteligencia, tras aceptar el ciberataque negando que le beneficiará. Mientras, Toyota con apoyo de Japón desafía sus amenazas proteccionistas de sanciones y seguirá en México.

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, admitió tras negarlo inicialmente el ciberataque ruso revelado por los servicios de espionaje norteamericanos para interferir en las elecciones del pasado mes de noviembre, aunque dijo que son "una caza de brujas política" que busca deteriorar su presidencia. Las declaraciones de Trump en una entrevista publicada en The New York Times se producían poco antes de reunirse con los responsables de la CIA, el FBI y la Agencia de Seguridad Nacional, que le informaron de que el presidente ruso, Vladímir Putin, ordenó una campaña para "socavar la fe pública en el proceso democrático de EE UU, denigrar a Hillary Clinton y dañar sus posibilidades". Tras ese encuentro, el líder republicano prometió un plan contra los ciberataques, pero volvió a negar que estos hayan tenido consecuencias en su victoria electoral.

Las 17 agencias involucradas en la investigación han ratificado la pista rusa sin vacilación, pero Trump cree que hay una politización de estos órganos. A su juicio, la investigación es una reacción a la pérdida de las elecciones por parte de Clinton, aunque el espionaje estadounidense ya señaló a Moscú el pasado octubre, un mes antes de los comicios. El presidente electo se refirió en la entrevista con The New York Timesal robo de datos personales de funcionarios por parte de China en 2015 y denunció que no se le haya prestado la misma atención. "China, hace relativamente poco, hackeó20 millones de nombres del Gobierno", recalcó. "¿Cómo es que nadie ni siquiera habla de eso? Esto es una caza de brujas política", enfatizó.

Previamente, los jefes de varios de los principales servicios de inteligencia de EEUU comparecieron en una audiencia en el Comité de Servicios Armados del Senado para abordar esos ciberataques. El director de la Inteligencia Nacional, James Clapper, subrayó que tienen claro "con mayor firmeza" que en octubre, cuando divulgaron las primeras conclusiones, que Rusia quiso interferir en las elecciones no sólo con ciberataques, sino con una estrategia "multifacética" que incluyó también propaganda, desinformación y noticias falsas.

Mientras, el exsenador Dan Coats ha sido elegido para convertirse en el próximo titular de la Dirección Nacional de Inteligencia en la Administración de Donald Trump, según fuentes del equipo de transición.

Por otro lado, Toyota, que tiene en ello el apoyo del gobierno de Japón, publicó una nota de prensa, después de las últimas amenazas proteccionistas de Trump, en la que recuerda que durante seis décadas fue una “fábrica cultural” en EE UU, por la aportación de sus coches al desarrollo social del país. También asegura que la expansión en México no provocará una reducción de la producción ni del empleo en EE UU, donde opera 10 plantas manufactureras y da trabajo a 136.000 personas. La inversión directa en el país por parte de la compañía asciende a 21.900 millones.

El desafío de Toyota y Japón responde a que el presidente electo de EEUU, Donald Trump, amenazó a través de Twitter a Toyota con imponer aranceles aduaneros si el fabricante japonés construye una nueva planta en México, tras amenazar también a General Motors por vender en Estados Unidos coches que fabrica en México y de lograr que Ford Motor renunciara a expandir su producción en el país latinoamericano, según El País. 

EEUU es fundamental en su batalla con Volkswagen y General Motors por la supremacía global del negocio de la automoción, al ser de los más rentables, aunque para ello necesita potenciar la producción en México, como están haciendo otros fabricantes (México es por ello el principal exportador de automóviles de EEUU), también amenazados por Trump. La construcción del nuevo complejo en México lo anunció Toyota en abril de 2015 y tendrá capacidad para fabricar 200.000 unidades al año. Le llevará a invertir 1.000 millones.

El vicepresidente de EEUU, Joe Biden, recomendó  a Trump que "madure" y se comporte como "un adulto".

Mientras, grupos de activistas ultiman los detalles para la celebración del Día de Acción del Inmigrante, que llevará marchas y vigilias a las principales ciudades de EEUU el próximo 14 de enero, días antes de la ceremonia de investidura de Donald Trump como presidente.

De interés

Artículos Relacionados