miércoles,25 mayo 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioGobernanza económicaConsumidoresUber intenta reconciliarse con el taxi a cambio de un 5%
Bruselas deja en manos de los estados la regulación

Uber intenta reconciliarse con el taxi a cambio de un 5%

Redacción
Una vez que la Unión Europea dejó ayer en manos de los estados la regulación sobre el taxi, Uber y las aplicaciones informáticas de viajes compartidos deberán reconciliarse con el sector. La causante del conflicto pide a los taxistas un 5% de su venta por facilitarles clientes. Pero el intento llega cuando España y los demás países se disponen a anticipar o aplicar una regulación europea que limita al 0,2 o 0,3% las comisiones de las tarjetas de débito y crédito, medio de pago de dicho servicio.

UberTaxi se presentó en Londres en pleno conflicto como un programa piloto para extender el servicio al resto de Europa, donde Uber se ha encontrado con fuertes barreras de penetración de mercado por diferentes regulaciones locales, especialmente en Bélgica, España y Francia. Este nuevo servicio entra en competencia directa, al menos en Europa, con MyTaxi, Hailo y Cabify Taxi. También con otras aplicaciones o apps de viajes compartidos que se extienden entre otros centros neurálgicos por las universidades europeas y que preocupan al taxi y en general al sector del transporte de viajeros, como Blablacar, DJump, Taxipal, Taxify o Hailo. 

La Comisión Europea declaró ayer que no intervendrá en el conflicto entre el sector del taxi y la aplicación informática Uber, pese a que se lo había solicitado el Gobierno español y las intenciones europeas eran inicialmente favorables a la empresa norteamericana."No es algo que está en nuestro horizonte ni que estamos considerando como parte de nuestra reacción a las protestas del miércoles", dijo ayer el portavoz de la comisaria de Agencia Digital, Neeelie Kroes, quien en varias ocasiones se ha mostrado favorable a la innovación e invitó a los taxistas a adaptarse y aceptar la competencia. A su juicio, en el actual clima político, el Ejecutivo comunitario no debe "acumular nuevos poderes".

El portavoz de la comisaria señaló: "Cuando se aprobaron las directivas pertinentes, quedó muy claro que los Estados miembros querían mantener estas cuestiones como parte de sus competencias". "Los Estados miembros que lo pidieron son legalmente competentes para abordarlo". Kroes escribió antes en su blog que la huelga de taxistas contra aplicaciones como Uber "no funcionará" y aconsejó al gremio que se adapte a las nuevas tecnologías. "La tecnología digital está cambiando muchos aspectos de nuestras vidas. No podemos abordar estos retos ignorándolos, haciendo huelga o tratando de prohibir estas innovaciones.

En pleno conflicto con los taxistas, tras la experiencia fallida de Nueva York, origen de la compañía, Uber lanzó UberTAXI en Londres para encontrar una forma de ofrecer el servicio dentro de la regulación europea, permitiendo que se puedan pedir taxis "normales" por medio de la propia aplicación. Esta nueva opción se agrega según los analistas a la cada vez más extensa gama de la startup: UberX,UberBLACK, UberSUV, UberLUX, UberPOP yUberEXEC. 

UberTAXI funcionará exactamente de la misma forma que los demás servicios de la compañía: sin ningún tipo de intercambio de dinero en efectivo entre el cliente y el conductor. Todo se hace por medio de la aplicación previa configuración de una tarjeta de crédito.

Los precios de UberTAXI serán exactamente los mismos que cualquier otro taxi. No se harán cargos extras, aunque se cobrará siete libras por cancelar el servicio, el taxímetro empezará a funcionar cuando el taxi llegue a su destino y hay 5 minutos de cortesía de espera al pasajero. Además, los usuarios de Uber podrán decidir previamente cuánto quieren dejar de propina al cliente. Uber cobrará, siempre, un 5% del total de la carrera al taxista.

De las aplicaciones alternativas , MyTaxi ha hecho mucho trabajo de relaciones públicas con medios de comunicación para hacer énfasis en que su servicio sí cumple regulaciones locales, a diferencia de Uber. Ahora que el argumento se invalida, veremos cómo reaccionan.

UberTAXI lo había intentó en Estados Unidos

El caso en Estados Unidos es presentado por observadores del sector como opuesto a Europa. Tanto el Gobierno como los gremios taxistas no tuvieron problemas con UberPOP o con su servicio deluxe de limosinas, pero al ofrecer UberTAXi en, por ejemplo, New York, se encontraron con protestas y después de un mes tuvieron que retirar el servicio. Seis meses más tarde se volvió a ofrecer el servicio, aunque con varias limitaciones: no se puede pagar por medio de la app al taxista y con una oferta de flota limitada.

Los mismos analistas indican que, debido a las regulaciones locales, es justamente esta la opción de servicio por medio de la cual probablemente Uber realmente pueda acceder al mercado europeo.

 

De interés

Artículos Relacionados