sábado,23 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioInnovación y AcademiaUn 10% más de presupuesto a políticas activas de empleo
Presentados también al Congreso los presupuestos de la SS

Un 10% más de presupuesto a políticas activas de empleo

Redacción
El presupuesto de la Secretaría de Estado de Empleo para 2016 asciende a 26.375,6 millones de euros. La dotación para políticas activas de empleo es de 5.242 millones de euros, lo que supone un incremento de más del 10%, e incluye un plan de formación para jóvenes. El Presupuesto de la Seguridad Social para 2016, presentado este miércoles en el Congreso de Diputados, señala en su literatura que garantiza el crecimiento de las pensiones y la estabilidad del Sistema, si el PP volviera a ganar.

El secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, dijo al comparecer en el Congreso de los Diputados, que sus presupuestos tienen dos objetivos prioritarios: apoyar la creación de empleo, mediante políticas activas renovadas, y continuar protegiendo a los desempleados sin recursos, mientras pasan por políticas de activación de empleo.

"Son unos presupuestos, ha subrayado, adaptados a la realidad, que permitan mantener unas condiciones óptimas de financiación para destinar más recursos económicos a gasto social y, en definitiva, que contribuyan a consolidar la recuperación".

Juan Pablo Riesgo ha destacado que el presupuesto contempla una partida de 129 millones de euros para un novedoso Programa de Atención a Desempleados de Larga Duración de entre 30 y 55 años.

Tras analizar el contexto económico y laboral en el que  se van a ejecutar los presupuestos el responsable de Empleo ha resaltado que las previsiones apuntan "que la recuperación de la economía española siga siendo intensiva en creación de empleo, en un entorno de moderación de los costes laborales y de flexibilidad en el mercado de trabajo".

Principales líneas del presupuesto

La Secretaría de Estado de Empleo va a disponer de 26.375,64 millones de euros en el próximo ejercicio. La mayor parte del presupuesto corresponde al Servicio Público de Empleo Estatal, con 25.175 millones de euros.

A ello se añaden los 30 millones que gestiona la Dirección General del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la RSE para apoyar políticas de emprendimiento.

Para el Fondo de Garantía Salarial el presupuesto contempla una dotación de 1.087 millones de euros (un 2,2% más que en el presupuesto inicial de 2015), con el fin de atender las necesidades derivadas del importante crecimiento que han experimentado en estos años los trabajadores afectados por procesos de reestructuración de empresas.

Para las medidas laborales que gestiona la Dirección General de Empleo, el Presupuesto es de 47 millones de euros. En el ámbito de la prevención de riesgos laborales el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo va a contar con 24,9 millones de euros.

Políticas Activas de Empleo

Juan Pablo Riesgo ha hecho hincapié en el presupuesto destinado a políticas de activación, que asciende a 5.242 millones de euros, 479 millones de euros más que en el año 2015, un 10,03%, que se distribuyen de la siguiente manera:

  • 1.404 millones de euros para acciones y medidas de fomento de empleo,
  • 2.203 millones de euros para actuaciones de formación profesional para el empleo
  • y 1.635 millones de euros para bonificaciones destinadas a fomentar el empleo estable.

Para el secretario de Estado los presupuestos para políticas de activación hacen un esfuerzo sustancial este año en materia de orientación. Así, la dotación para estas actuaciones se incrementa en 164 millones, un 65%, alcanzando los 415 millones.

Atención a Parados de Larga Duración

De la cantidad destinada para políticas de activación  el Presupuesto para contempla una nueva partida de 129 millones de euros para financiar un novedoso Programa de Atención a Desempleados de Larga Duración de entre 30 y 55 años, que se iniciará en 2016 y finalizará en 2018.

La regulación del nuevo Programa será completada en el marco del diálogo social y de la Conferencia Sectorial de Empleo y asuntos Laborales con las CCAA y deberá ser recogida en la Orden de distribución de fondos del año 2016 y en el Plan Anual de Empleo de 2016.Dicho Programa tendrá una duración de dos años, desde mediados de 2016 a mediados de 2018, con una financiación global de 516 millones de euros, del que podrían beneficiarse 1.264.000 personas.

"Con este plan, según ha afirmado Riesgo, se prevé proteger a un colectivo que no se beneficia de las ventajas a la contratación del Sistema nacional de Garantía Juvenil, ni del subsidio para mayores de 55 años".

Formación profesional para el empleo

Los recursos destinados a formación para el empleo alcanzan los 2.203 millones de euros, 120 millones más que el presupuesto anterior, lo que supone un 5,8%.

A la formación para desempleados se destinan 841 millones de euros, un 11,9% más que en 2015 incluyendo la financiación de un programa específico de formación para jóvenes que será cofinanciado por la Iniciativa de Empleo Juvenil.

A  formación para ocupados se destinan 610 millones, 5 más que en 2015, para bonificaciones a empresas que hagan formación a sus trabajadores.Para planes de empresas y sectores se añaden 387 millones y otros 261 para formación en alternancia con el empleo.

Bonificaciones a la contratación

En bonificaciones a la contratación la partida destinada asciende a 1.635 millones de euros, un 9% más que en el año 2015 para favorecer el empleo estable.

Para incentivar la contratación en colectivos con mayor dificultad en el acceso o permanencia en el empleo se dedica una partida de 301 millones de euros, un 15,7% más que en el presupuesto de 2015.  Entre estos colectivos se encuentran personas con discapacidad, en situación de exclusión social, con responsabilidades familiares o víctimas del terrorismo o violencia de género.

Al Programa de Recualificación Profesional  (PREPARA) se destinan 219 millones de euros para personas que agotan su protección por desempleo y no disponen de otros recursos.

Para modernizar los Servicios Públicos de Empleo, se asignan 100 millones de euros que se sumarán a la aportación de las CCAA. Entre esos servicios figura el Portal único de Empleo o la nueva Cartera Común de Servicios.

Para financiar las Políticas Activas de Empleo el Estado va a aportar 2.723,41 millones de euros, que se añaden a los 1.904,64 millones que se esperan recaudar por cuotas de formación y a los 483 millones que pondrá el Fondo Social Europeo.

Protección por desempleo

A prestaciones por desempleo se van a destinar 19.522 millones de euros, lo que supone una disminución del 23% respecto a la dotación inicial de 2015. El porcentaje de disminución del crédito para prestaciones por desempleo es del 9%, en línea con la reducción anual del desempleo que actualmente desciende a un ritmo del 8,5%.

Se incrementa la financiación para la Renta Activa de Inserción en 23 millones de euros, un 3,7% alcanzando los 670 millones de euros.Para las ayudas de acompañamiento del Programa de Activación para el Empleo se dedican 350 millones de euros. Este programa vino a reforzar las políticas de protección social para conseguir la inserción laboral de las personas con más dificultades de encontrar un empleo.

Para financiar las prestaciones por desempleo se prevén unos ingresos por cuotas de 18.411 millones de euros, un 6% más que en 2015. Lo que se completa con los 1.111 millones de euros que aportará el Estado para esta finalidad. Por Cese de Actividad de los trabajadores Autónomos se destinarán 17,4 millones de euros del presupuesto del SEPE.

El presupuesto del FOGASA crece no solo los recursos destinados a prestaciones sino también los gastos de personas.Se va a financiar con 493,5 millones de euros de recaudación de cuotas y con 382 millones de euros que aportará el Estado.

Economía Social

La Dirección General del Trabajo Autónomo de la Economía Social y de la RSE aporta 24,7 millones de euros para ayudas al trabajo autónomo y al empleo en cooperativas.

A ello se une una dotación de 3,4 millones de euros para apoyar actuaciones de difusión y promoción de estas fórmulas de actividad por parte de diferentes Instituciones.

Y se incluye 1 millón de euros para subvencionar proyectos de Asociaciones e Instituciones, en el marco del Sistema de Garantía Juvenil.

En el ámbito de la administración de las relaciones laborales, se incluyen 47 millones de euros para apoyar a trabajadores afectados por procesos de reestructuración de empresas, ya sea para ayudas extraordinarias (5 millones), ya para ayudas previas a la jubilación (40 millones), ayudas que corresponden a compromisos ya adquiridos. Se contribuye también a financiar la Fundación Servicio Interconfederal de Mediación y Arbitraje, con algo más de 1 millón de euros.

Más bonificación a contratos fijos discontinuos

Los presupuestos contemplan la ampliación a febrero de la bonificación a la cotización a la Seguridad Social de los trabajadores con contratos fijos discontinuos, dando así cumplimiento al anuncio realizado en mayo por la ministra Fátima Báñez.

Las empresas de turismo, comercio y hostelería que generen actividad productiva en los meses de febrero, marzo y noviembre de cada año y que inicien y/o mantengan en alta durante esos meses la ocupación de los trabajadores con contratos de carácter fijo discontinuo, tendrán una bonificación del 50% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por contingencias comunes, así como por los conceptos de recaudación conjunta de Desempleo, Fogasa y Formación Profesional de dichos trabajadores. Se prevé que esta medida pueda beneficiar a 2.500 trabajadores y a 1.000 empresas.

Presupuestos de la Seguridad Social

El conjunto de Pensiones (tanto contributivas como no) aumentan respecto al Presupuesto pasado un 2,82%, hasta los 121.232,57 millones de euros.  En concreto, la partida destinada a Pensiones contributivas avanza un 2,83% al alcanzar los 118.941,72 millones. Este crecimiento se explica tanto por el incremento del colectivo de pensionistas, como la mayor cuantía media de las pensiones (entre 2011-2015, la pensión media ha superado en más de 6 puntos la variación del IPC),  y el efecto de la revalorización. El Presupuesto asegura la actualización de todas las pensiones el 0,25%.

"Son unos Presupuestos que persiguen el doble objetivo de garantizar la mejor cobertura posible al ciudadano, llegando a más personas con prestaciones de mejor calidad, sin olvidar la pervivencia del Sistema", ha señalado Tomás Burgos.

En esta línea, ha explicado que "la Seguridad Social está en una fase de estabilidad que hay que mantener". El número de pensiones contributivas continúa aumentado (a un ritmo del 1% anual en agosto), y también la nómina mensual para abonarlas (2,8% anual), si bien en ambos casos se trata del crecimiento porcentual más reducido de la serie histórica. A ello se une que la tasa anual de incremento de la pensión media lleva seis meses de este año estable en el 1,8%.

"El Sistema representa el 10,4% del PIB, dos décimas de reducción respecto al Presupuesto anterior, lo cual es un indicador relevante de sostenibilidad y una muestra más de que las medidas dirigidas a mejorar la sostenibilidad empiezan a dar sus frutos", detalló Burgos. En 2014 las pensiones llegaron a representar el 10,7% del PIB.

Además de la garantía de la revalorización, las Cuentas del próximo ejercicio aseguran por cuarto año que es el Estado el que asume los complementos a mínimos, descargando así a la Seguridad Social de cargas impropias. En concreto, la aportación del Estado asciende a 13.160 millones de euros, que se reparten entre pensiones no contributivas (2.455 millones); prestaciones de protección familiar (1.533 millones); atención a la dependencia (1.373 millones) y la financiación de los complementos a mínimos (7.410 millones).

El Presupuesto constata que cada vez menos pensiones requieren garantía de mínimos: la proporción de las altas que lo precisan está descendiendo desde el  21,82% (2012) hasta el 20,61% (junio 2015). El aumento de la pensión media en términos reales lo explica. 

Austeridad en los gastos internos

Al igual que el pasado año se mantienen los criterios de austeridad con efectos de ajuste sobre Gastos corrientes, con una disminución del 5,33%, y unos niveles responsables de inversión que establecen criterios muy exigentes a los proyectos nuevos.

Los gastos de Personal crecen de forma moderada (1,51%). Igual que en el Presupuesto pasado se mantiene la tasa de reposición en sectores prioritarios, como es el caso de los cuerpos de funcionarios dedicados a la lucha contra el fraude. El gasto en Inversiones se eleva un 7,08%, porcentaje razonable que garantiza la presencia del Sistema en todo el territorio nacional.

"La Seguridad Social sigue extremando las medidas de racionalización, sin merma de la calidad del servicio prestado, e incluso asumiendo nuevas acciones y competencias", resumió el secretario de Estado.

Un año más transferencias corrientes, que se traducen en prestaciones, constituyen la partida más importante del Presupuesto (94,20% del total). Aumentan un 3,2%.

Ingresos reforzados

La partida de los Ingresos no financieros aumenta un 5,39% en relación al Presupuesto de 2015. La senda iniciada de la recuperación contribuye a la mayor aportación de las cuotas sociales que permitirán financiar el 83,19% del Presupuesto frente al 80,70% del año anterior. Las cotizaciones supondrán 117.242,58 millones de euros en 2016, lo que significa un aumento del 6,75% sobre el Presupuesto de 2015.

En 2016 se espera una evolución aún más favorable que en 2015 del empleo.  Además se incrementan un 1% las bases máximas de cotización y las bases mínimas de autónomos y se intensifican las políticas de control y se adoptan novedades importantes en materia de gestión recaudatoria.  Cabe recordar que el Gobierno ha abierto la puerta a un necesario debate sobre la financiación de determinadas prestaciones (D.A sexagésima quinta del Proyecto de Ley de PGE para 2016).

El desglose de los ingresos por cotizaciones muestra que si se tiene en cuenta solo a empresas y trabajadores ocupados el aumento de recaudación por esta vía crece el 8,28% sobre el Presupuesto del año pasado. La previsión de descenso del número de desempleados hace que los ingresos por cuotas de este grupo se reduzcan un 13,26%.

Las aportaciones del Estado se incrementan ligeramente hasta los 13.160 millones, consolidando la definitiva separación de las fuentes de financiación pues ya no hay obligaciones anteriores pendientes. El mantenimiento de esta dotación, que acredita el compromiso del Gobierno con las políticas de protección mediante ese refuerzo del Estado a la financiación del ámbito no contributivo, es clave para garantizar la solvencia del Sistema a medio y largo plazo.  

Balance de afiliados y recaudación

La Seguridad Social cuenta hoy con 17.315.188 ocupados, 568.085 más que el pasado año.  Desde el punto más bajo de afiliación -febrero 2013- se han recuperado 1.164.441 trabajadores al Sistema, más de un tercio de los que la crisis hizo desaparecer.

"La clave de bóveda del sistema está en que hoy el crecimiento de la afiliación a la Seguridad Social es 3,5 veces superior al crecimiento del número de pensiones",  algo muy difícil de encontrar en la serie estadística, ha resaltado Burgos.

La progresión del número de afiliados acompaña al aumento de la recaudación líquida, esto es, los recursos reales que entran en el Sistema. Hasta agosto, se han ingresado 71.416,5 millones de euros; 1.855,04 millones de euros más que el año pasado por estas fechas, y 3.178,78 más que en el mismo periodo de 2013.

De interés

Artículos Relacionados