lunes,18 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadUn español sobrevive al tiroteo
Terror en el campus

Un español sobrevive al tiroteo

AFP
El autor de la matanza en el campus de Virginia, Cho Seung Hui, dejó una carta en su habitación dirigida a los "niños ricos, "libertinos" y "tramposos charlatanes" de su Universidad asegurándoles que ellos "le obligaron a hacerlo". Entre los alumnos supervivientes al tiroteo del pasado lunes se encuentra un español, Nicolás Delgado de Robles, un tenista de 21 años que presenció la masacre y, ahora, relata su particular pesadilla.

Las personas que le conocieron aseguran ahora que Cho era una persona solitaria, obsesionada con la violencia y que había mostrado signos de estar pertubado en varias ocasiones.

Así lo relata una profesora que había percibido este tono pertubado en la algunos ejercicios literarios, por lo que había alertado a la Universidad, la cual aconsejó al joven asistencia psicológica.

Por su parte, Ian MacFarlane, ex compañero del acusado, publica en un blog que no le sorprende la identidad del autor ya que según su experiencia, Cho "encaja con el perfil de un francotirador".

Un español, sobrevive

"Está confirmado que tenemos 31 muertos en la residencia Norris, incluido el atacante (…) Hay dos muertos confirmados del tiroteo en la residencia estudiantil Ambler Johnston".

Así resumía ante la prensa el presidente de la Universidad, Charles Steiger, una tragedia que también ha vivido en persona Nicolás Delgado de Robles, un madrileño de 21 años, becado en la institución norteamericana. El joven relata en Elmundo.es cómo vivió el trágico suceso: "Durante una hora cerraron nuestro edificio. Mientras, podíamos ver todo lo que sucedía a través de la televisión y las ventanas, pero nos hicieron retirarnos de ellas porque podía ser peligroso. (…) Ninguno podíamos creer lo que estábamos viviendo, y nos encontrábamos muy asustados, ya que podíamos escuchar los disparos desde el dificio".          

Los hechos

El atacante, que aparentemente actuó solo, se disparó a sí mismo, según la policía del campus, que no especificó de quién se trataba ni las razones detrás de este ataque."No hemos confirmado la identidad del agresor debido a que no llevaba identificación", señaló Steiger.Ubicación del campus universitario.

El drama recuerda al de Columbine (Colorado), que afectó profundamente al país cuando dos liceales asesinaron a 12 compañeros y a un profesor antes de suicidarse, el 20 de abril de 1999. De todas formas, no supera un ataque en 1927, cuando un hombre hizo explotar una escuela de Michigan (norte), matando a 38 niños y siete maestros.

Steiger explicó en conferencia de prensa que dos personas murieron en el primer ataque, en la residencia estudiantil Ambler Johnston a las 7 de la mañana locales, y 31 personas -incluyendo el atacante- durante el segundo incidente, dos horas después en un edificio de salones de clase. La Policía precisó que era posible -pero todavía no seguro- que los dos dramas estén vinculados.

"Estamos trabajando intensamente para determinar si estos dos incidentes están relacionados", aseguro el jefe de la Policía del campus, Wendell Flinchum. Por su parte el FBI declaró que nada indicaba que el tiroteo se tratara de un acto terrorista. "Nada indica que esto sea un acto terrorista. Sin embargo, toda hipótesis será objeto de una investigación", declaró Richard Kolko, portavoz de la policía federal estadounidense.

CNN: Tragedia monumental

El presidente estadounidense George W. Bush dijo que Estados Unidos está "horrorizado y entristecido" por el mortífero ataque. "Se trata del peor tiroteo en un campus en la historia de nuestro país", subrayó la presidenta demócrata de la Cámara de Representantes estadounidense, Nancy Pelosi. Los hospitales de la región habían informado de al menos 21 heridos.

Algunos fueron alcanzados por disparos, otros resultaron heridos al saltar por las ventanas intentando huir, ya que las puertas habrían sido encadenadas por el atacante. Estos testigos aseguraron que escucharon decenas de disparos y que se había registrado "un caos monumental", mientras "muchos estudiantes corrían por todas partes, como locos".

Tras el tiroteo, la cólera se adueñó de la Universidad Virginia Tech, y estudiantes y padres acusaban a la dirección del centro educativo de no alertar a tiempo de la presencia del asesino en el campus, algo que hubiera evitado el segundo ataque y la pérdida de tantas vidas. "Hubo una pausa de más de dos horas (entre los dos tiroteos). No hay excusas para eso, para esa falta de información", acusó Erin Mabry, de 25 años.

La policía fue advertida sobre un primer tiroteo a las 7h15 locales en el que dos personas murieron en la residencia estudiantil Ambler Johnston. Los alumnos recibieron a las 9h26 locales un Vigilia por los muertoscorreo electrónico que les informaba sobre el tiroteo, sin darles siquiera instrucciones sobre si debían permanecer o dejar el campus.  La universidad de Virginia Tech cuenta con 26.000 estudiantes que realizan cursos de todo tipo, pero básicamente científicos. El campus fue cerrado y se pidió a los profesores y empleados que volvieran a su casa. La universidad tiene previsto reabrir el martes para una ceremonia de duelo. Los cursos fueron suspendidos hasta el miércoles.

(Fotos: AP)

 

De interés

Artículos Relacionados