sábado,29 enero 2022
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadUn estudio constata la discriminación de la mujer en las universidades españolas
Ocupa puestos inferiores

Un estudio constata la discriminación de la mujer en las universidades españolas

ibercampus.info
La Constitución Española señala que todos los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda haber discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra circunstancia personal o social. Sin embargo, en la práctica, el objetivo de la igualdad de género se cumple con mucha dificultad y el mundo académico tampoco es una excepción. Con el objetivo de ahondar en esta realidad en el ámbito universitario, Alberto Vaquero, profesor de Economía Aplicada de la Universidade de Vigo, ha llevado a cabo una investigación a la vista de la cual en la universidad "existe una importante discriminación jerárquica o vertical que relega a las mujeres a los puestos inferiores en la escala docente e investigadora".

 

Según Vaquero, el cuidado y la atención a la familia todavía es un condicinante para las mujeres en su carrera profesional, lo que hace preciso, “seguir apostando por medidas que concilien la vida familiar y laboral”.

La investigación del profesor Vaquero revela que el 57 por ciento del alumnado universitario matriculado son mujeres y constata la progresiva desaparición del estereotipo de que las mujeres eligen carreras de letras y los hombres de ciencias. Sin embargo, a medida que se sube en el escalafón académico la presencia femenina comienza también a descender.

En los estudios de doctorado se constata el primer descenso, aunque la presencia femenina sigue siendo ligeramente superior. En lo tocante al personal docente e investigador las cifras acrecientan las diferencias. Sólo el 36 por ciento son mujeres, correspondiéndose un 41 por ciento con titulares universitarias y un porcentaje menor, relativa al 14 por ciento, de catedráticas universitarias.

Por lo tanto, en las categorías académicas superiores las representación de las mujeres es inferior a la de los hombres y, además, el crecimiento es lento", indica Vaquero.

El investigador ourensano constata también que se produce un modelo que llama "de tijera". Esto es, "al principio de la carrera académica y de la investigación se encuentran más mujeres que hombres pero según vamos ascendiendo en las categorías académicas e investigadoras se produce la situación contraria", explica Vaquero.

Otro de los indicadores del estudio es el relativo a la presencia de mujeres en los puestos dirigentes de las universidades españolas. En este caso, la desigualdad distributiva se vuelve a incrementar dado que sólo hay tres rectoras y dos gerentes en un total de 48 universidades públicas españolas.

Las conclusiones finales del estudio de Vaquero se orientan hacia una reducción de las diferencias de género detectadas en la enseñanza superior. La mayoría de ellas pasan por "apostar por una discriminación positiva hacia las mujeres, ya que no resulta factible dejar que la deficiente representatividad se corrija por sí misma. Por lo que considera que la universidad del siglo XXI debe considerar la igualdad como uno de sus objetivos prioritarios de los próximos años.

De interés

Artículos Relacionados