jueves,21 octubre 2021
Espacio euroiberoamericano de diálogo sobre la innovación social, profesional y académica
InicioSociedad, Política y SostenibilidadUn profesor de la UJA sienta los principios para descifrar el sistema...
Un lenguaje de hace más de 5.000 años

Un profesor de la UJA sienta los principios para descifrar el sistema jeroglífico más antiguo de Egipto

ibercampus.info
El próximo mes de febrero la revista más prestigiosa de filología egipcia, Lingua Aegyptia (revista de las Universidades de Göttingen y de Basilea), publicará un artículo titulado "The Oldest Egyptian Writing" del profesor del Área de Historia Antigua de la Universidad de Jaén, Alejandro Jiménez Serrano, en el que sienta los principios para descifrar el sistema jeroglífico más antiguo de Egipto.

 

En 1989, un equipo alemán que trabajaba en la necrópolis real de Abidos descubrió una tumba de un rey prehistórico datada en el 3350 a. C. Entre la gran cantidad de objetos recuperados se encontraban numerosas etiquetas de hueso y algunas cerámicas que poseían los más antiguos jeroglíficos hasta la fecha hallados. Su descubridor, Günter Dreyer, propuso una traducción de la mayoría de los mismos, pero la práctica totalidad de los especialistas criticaron su interpretación.

Con el artículo que ahora publica el Dr. Jiménez Serrano, que en la actualidad dirige una excavación en la necrópolis faraónica de los nobles de Asuán, se sientan las bases de un nuevo sistema que parte de un análisis que considera mucho más simplificado la primitiva escritura jeroglífica. Éste se basaría en la existencia de logogramas y signos fonéticos. Éstos últimos facilitarían la lectura de los primeros. Todo ello significa que la escritura jeroglífica no había desarrollado en ese momento otro grupo de signos característicos en la escritura jeroglífica posterior que son conocidos como determinativos. La ausencia de este tipo de signos es en cierto modo lógica puesto que el número de palabras escritas en jeroglífico en esa época era muy reducido y no habría problemas de homofonía y, por lo tanto, las confusiones serían mínimas.

Al  extenderse el uso de la escritura en la administración durante los cien años siguientes, aumentó el número de palabras que necesitaban ser escritas y, por tanto, se incrementó la posibilidad de que una misma palabra tuviera más significados. Ello fue solucionado con el aumento del número de fonogramas, de logogramas y con la creación de los determinativos. De esta forma, la escritura jeroglífica estaba totalmente desarrollada en torno al 3225 a. C.

Este nuevo sistema de lectura, de los más antiguos signos jeroglíficos, permite a los investigadores traducir las palabras escritas más antiguas del mundo y conocer con mayor profundidad cómo se desarrolló y cimentó la civilización que quinientos años después, con la ayuda del sistema de escritura jeroglífica, pudo construir las famosas pirámides.

De interés

Artículos Relacionados